Girona es de Primera

el

En poco menos de un mes arranca la nueva temporada de La Liga y los equipos ya empiezan a acelerar con nuevas incorporaciones y salidas. Uno de los clubes que más se está moviendo en este mercado estival es el Girona, recién ascendido a la máxima categoría del fútbol español y debutante en la misma.

Precisamente por esto, el club gerundense es uno de los que más cambios está realizando en su plantilla. Un equipo en construcción y con las ideas no del todo claras, pero con la ilusión de quien se estrena en Primera División. Una de las mejores ligas del mundo.

Tras varias campañas luchando por el ascenso sin éxito, este año se ha logrado el ansiado objetivo. Algo que parecía imposible para una afición que a final de temporada siempre se quedaba con la miel en los labios.

Este hecho ha empujado a la empresa City Football Group -propiedad de clubes como Manchester City, New York City o Melbourne City- a comprar la entidad catalana. Dicha relación beneficiaría a ambas partes, puesto que aquellos jugadores que pertenezcan al Manchester City y necesiten minutos, tendrán la posibilidad de jugar cedidos en el conjunto albirrojo para foguearse y, al mismo tiempo, ayudar al Girona a mantenerse en Primera División.

El equipo dirigido por Pablo Machín ya cuenta con varios jugadores procedentes del conjunto citizen: Pablo Maffeo, -quien jugará su tercera temporada en Montilivi- Douglas Luiz o Marlos Moreno entre otros, ya se encuentran bajo las ordenes del técnico Castellano-leonés.

Además, Quique Cárcel, director deportivo del club, está trabajando a destajo en el apartado de fichajes. Hasta la fecha son 6 las incorporaciones que ha realizado el conjunto presidido por Delfí Geli. Jugadores de la talla de Bernardo Espinosa y Christian Stuani (Middlesbrough) y viejos rockeros como Gorka Iraizoz (Athletic Club) sumados a las llegadas de José Aurelio Suárez (Barcelona B),  Farid Boulaya (Bastia) y Carles Planas (Celta de Vigo). A todo esto, añadirle el interés del club en Bojan Krkic, Aleix García o Carlos Clerc entre otros.

Todas estas incorporaciones -y las que aún están por llegar- se unen a un bloque sólido que la pasada temporada consiguió ser el equipo más regular de la categoría tras el Levante. Con un 3-5-2 en el que la medular apoyaba tanto en defensa como en ataque, con dos carrileros muy profundos y tres centrocampistas específicos jugando por dentro y surtiendo de balones a una delantera que hacía muchos goles. Su jugador potencial fue Portu, llevando la batuta en el centro del campo y dando un paso adelante en su carrera profesional.

Un proyecto que también cuenta con la inestimable colaboración del filial gerundense, el CF Peralada, que milita en Segunda División ‘B’ y que cuenta con numerosas promesas que pronto podrían dar el salto al primer equipo.

Muchos frentes abiertos por resolver y la incertidumbre de no saber si la cosa saldrá bien o mal, pero lo que es seguro, es que el Girona es equipo de Primera División.

 

 

 

 

2 Comentarios Agrega el tuyo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *