Lo que fue y lo que nunca será

“Neymar se queda al 200%”. Aún resuenan las palabras del vicepresidente deportivo Jordi Mestre. Neymar se va. Se resuelve el culebrón del verano. Pero, ¿Quién y qué ha sido Neymar? ¿Por qué se marcha del Barcelona? Un mar de preguntas que trataré de responder a continuación.

Neymar Jr. llegó del Santos brasileño por un precio que se desconocía -así como diferentes primas que incluía el contrato. Entre Barcelona y Real Madrid, el delantero se decantó por los catalanes. Llegaba a un Barça que lo había ganado todo años atrás, para jugar al lado de una generación de futbolistas irrepetible: Messi, Xavi, Iniesta, Busquets… A su lado creció -futbolísticamente hablando- reforzando su toma de decisión, cuándo encarar, cuando jugar en corto, cuando aparecer entre líneas o quedarse en banda, leyendo los movimientos de Jordi Alba y de Messi… Un sinfín de ejemplos que le catapultaron a su mejor rendimiento la temporada 2014/15, cuando el Barça ganó el triplete.

Su habilidad, regate -a veces muy criticado- y verticalidad hacían de Neymar un jugador de crecimiento infinito. Todos apuntaban que sería el heredero al trono de Messi. Pero, como ya dijo Cruyff tras su fichaje “Dos capitanes en un mismo barco a veces trae problemas”. Y el tiempo le dio la razón al holandés. Neymar no ha querido seguir a la sombra de Messi, pero este punto lo comentaremos más adelante.

Lionel Messi, Luis Suárez y Neymar Júnior -conocidos popularmente como la MSN- han sido una de las mejores delanteras de la historia del fútbol. El trio atacante suramericano combinaba todo lo necesario para formar parte de los mejores. El desequilibrio del brasileño, la creación del argentino y la definición del uruguayo. La ‘MSN’ pulverizó todos los registros goleadores. Juntos, tras 110 partidos, consiguieron la victoria en el 76% de los encuentros, anotando un gol cada 39 minutos -de un total de 228- y una asistencia cada 72 (fuente: @2010MisterChip). Sin embargo, se deshace un ataque que tenía todo para dominar el mundo durante muchos. La MSN fue la ‘culpable’ del cambio de estilo del Barça. Luis Enrique apostó por un juego más vertical, por un estilo de juego más directo que el de antaño. De esta forma, era el equipo quien jugaba para conectar con los delanteros y no para los mediocentros, como en la época de Guardiola y Vilanova.

Neymar pocas veces recibió el foco de atención. Messi, uno de los mejores de la historia, siempre ha estado por encima del brasileño en cuanto a expectación se refiere. El brasileño, con 25 años, se ve capacitado de comandar un proyecto importante. Ya no es ese jugador con un potencial enorme, es una realidad. Su impaciencia y ambición son los detonantes que le han hecho abandonar Barcelona en busca de un equipo competitivo donde sea la estrella. Y lo cierto es que Neymar podrá rendir allí donde vaya, dentro de lo que cabe y probablemente en París, mejor que en el Camp Nou. La pareja Neymar-Messi se ha complementado, pero puede que no a la perfección. El brasileño tuvo sus picos de rendimiento cuando Leo no estuvo, además de salvar al equipo durante un tramo del curso pasado -la famosa remontada ante el mismo PSG. Caso extrapolable al Neymar de Brasil: líder, creador y goleador. En el Barça siempre ha tenido que estar más enganchado a la banda a causa de los movimientos de Messi, pese a que Valverde trató durante los pocos partidos que pudo disfrutar de ambos jugadores, de que participasen con mayor asiduidad en el juego interior.

Neymar y Messi

Su paso al Paris Saint-Germain no tiene porque ser un paso atrás considerable en su carrera deportiva. Si bien se pueden dividir sus objetivos a corto y medio-largo plazo. Neymar se marcha a una liga que ha crecido mucho en los últimos años, la Ligue 1. Sin embargo, no deja de estar un peldaño por debajo de La Liga y la Premier League. Allí nunca tendrá más audiencia que en España por razones obvias, un Clásico siempre tendrá más repercusión mediática que cualquier partido de la liga francesa. Aunque no por eso sea menos competitiva, ya que los parisinos no fueron capaces de llevarse el último trofeo doméstico. A grandes rasgos, el objetivo principal del PSG será llevarse la Champions League, y con Neymar como estrella del equipo, el club parisino entra dentro del selecto grupos candidatos a la misma. Lejos de la Barcelona de Messi, Neymar será más candidato al Balón de Oro.

Más pierde el Barça que gana el PSG. Neymar nunca será la pieza más importante del Barça. El club catalán sufrirá la pérdida de una de la mayores bazas de presente, pero sobretodo de futuro. Desaparece la pieza que iba a ser el relevo funcional de Messi. Y es que el Barcelona debe empezar a renovarse en clave de futuro debido a la edad de sus jugadores más jugadores: Iniesta, Messi, Piqué, Busquets… Como está haciendo de forma contundente y acertada el Real Madrid.

Sin embargo, más allá del potencial económico del club, hay partes positivas. Constatando que la pérdida del brasileño es sensible, existen algunos factores positivos. Tal y como se ha mencionado anteriormente, el Barça gana la capacidad de poder volver a jugar para los centrocampistas -pudiendo incluir a Messi entre ellos. Y por ende, la posibilidad de variar el 4-3-3 en el ataque posicional. Todo depende del sustituto y de las características de éste. Han sonado varios nombres. Por un lado, la vertiente que supone seguir con el mismo modelo de juego, incorporando a jugadores como Hazard -para trazar la misma diagonal que el brasileño- o Dembélé -más enganchado en banda, pero no por ello con menos desequilibrio. Por otro lado, buscar un jugador con buena capacidad de asociación, que pueda jugar entre líneas -perfil que responde al nombre de Philippe Coutinho. Dybala y Griezmann son otros de los nombres que mejorarían la capacidad asociativa interior del equipo. ¿Hay que buscar un jugador que se adapte al sistema o adaptar el sistema al nuevo jugador? De esta pregunta puede salir la respuesta al jugador que fiche el Barcelona para sustituir al astro brasileño.

Neymar Jr. ya no es jugador del Barcelona y ahora el club azulgrana deberá encajar de la mejor forma posible esta sensible baja. Y el PSG, preparado para luchar por la Champions League tras la estrepitosa eliminación la temporada pasada. Au revoir Neymar, cierra al salir.

 

5 Comentarios Agrega el tuyo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *