El Celta de Unzué

La era Berizzo ha llegado a su fin. Después de 3 años a los mandos del club, la directiva celeste decidió no aceptar las condiciones que ponía Berizzo para su continuidad y, por lo tanto, éste abandonó la disciplina del club. Juan Carlos Unzué es su sucesor. El navarro llega a Vigo para suplir a un hombre que realizó un trabajo memorable en el conjunto celtiña. Es tarea difícil llegar a este Celta después del paso del ‘Toto’ Berizzo, y es que las exigencias hoy en día ya son mayores que cuando Unzué estuvo como segundo de Luis Enrique en el banquillo gallego. Ya son dos años seguidos a las puertas de tres finales (2 de Copa del Rey y una de Europa League) y el club gallego ya se marca como meta intentar volver a Europa, aséntandose en esa zona de la clasificación e ir subiendo escalón a escalón sus actuaciones en la Copa del Rey.

Hay matices que Berizzo dejó implantados y que parece que Unzué los mantendrá, como por ejemplo la transformación de Wass a interior o el acercamiento de Iago Aspas a la banda derecha, pero, ¿qué cambios habrá respecto a lo que proponía el ‘Toto’? Del 4-1-2-3 al 4-3-3: Si el técnico argentino en su último año apostó por un 4-1-2-3 siendo Radoja el pivote defensivo, esta temporada el nuevo técnico celeste ya avanzó que la formación será un 4-3-3, algo parecido a lo que planteó Luis Enrique este año en Barcelona, con pequeñas variaciones, como una mayor cohesión en tareas defensivas, entro otras cosas. En el medio del campo, por lo visto en los amistosos disputados hasta el momento, se prevé que un jugador -el técnico aún no dio pistas- juegue un poco más retrasado que los dos interiores. También realizará cambios del sistema de marcaje, una de las señas de identidad del Celta de Berizzo. Unzué informó en una de sus primeras ruedas de prensa que el marcaje al hombre no será utilizado este año para defender la portería celeste. El navarro apostará por un marcaje en zona. Esto tiene sus ventajas, como la de que los jugadores se mantengan mejor físicamente a lo largo de los encuentros. Con Berizzo era habitual ver a Jonny -lateral izquierdo- detrás de su jugador en la teórica posición de pivote defensivo. El técnico argentino pedía que cada jugador persiguiese a su marca por todo el campo, lo que suponía un gran desgaste. Pero también tiene sus contras. En el amistoso del sábado pasado, por ejemplo, vimos a un Celta muy pasivo en defensa. Cada jugador celeste dejaba amplio espacio respecto a su marca, lo que generaba mayores espacios. Esto les dio a los ingleses más tiempo para pensar la jugada o librarse del defensor vigués. Además con Berizzo era habitual ver a su equipo robar en el medio del campo y armar rápido la contra cogiendo a la defensa rival descolocada. En el triangular disputado ante Racing de Ferrol y Sporting de Gijón, e incluso en el propio amistoso frente al Brentford, fueron muy pocas, me atrevería a decir ninguna, las veces en las que el Celta presionó al rival en campo rival ocasionando así el robo del balón y la posibilidad de contragolpe.

En lo referente a los movimientos del mercado de verano en Casa Celta se han dado hasta el momento hasta 8 salidas: Álvaro Lemos (Lens), Borja Fernández (Reus), Carles Planas (Girona) , Señé (Cultural Leonesa), Levy Madinda (Asteras Trípoli) y Bongonda (Trabzonspor). Por otra parte, Giuseppe Rossi concluía cesión y ni el jugador ni el club decidieron que continuase. La otra salida de mayor importancia es la de Fabián Orellana. Después del incidente con Berizzo que le obligó a salir cedido al Valencia en enero, ya no se veía con buenos ojos al chileno, tanto en la afición, como en parte de la directiva. El club valenciano estaba obligado a ejercer la opción de compra tal y como estipulaba el contrato si conseguían la salvación. Ahora, con la llegada de Marcelino al banquillo de Mestalla, el ex celeste ya fue comunicado que el nuevo entrenador no cuenta con él y el club che ya le está buscando un nuevo club.

En el apartado de llegadas, hasta el momento solo tres son las incorporaciones celestes: Jozabed, Lobotka y Maxi Gómez. A Jozabed ya pudimos verlo la temporada pasada. El andaluz es un jugador con una calidad exquisita, que cuenta con una capacidad de visión del juego asombrosa, además de muy buen golpeo del balón. Un jugador que se desenvuelve como la seda jugando entre líneas. El año pasado era el jugador número 12 de Berizzo, pero este año se prevé que tenga más minutos y continuidad y se convierta en un jugador importante en la plantilla viguesa. El joven eslovaco, Stanislav Lobotka, fue una de las sensaciones en la Eurocopa sub-21 disputada el pasado mes de junio. Muchos le comparan con Luka Modric, por su inteligencia a la hora de leer el juego, su gran visión de juego y su magnífica colocación en el terreno de juego. El eslovaco, por las pistas que dio Unzué en los amistosos, alternará la posición de pivote defensivo con la de interior. Maxi Gómez será probablemente, de las tres nuevas incorporaciones, el que menos minutos dispute. El uruguayo, ex de Defensor, llega para reforzar la posición de nueve y hacerle competencia a hombres como John Guidetti o Iago Aspas -Unzué avanzó que dependiendo de la situación podrá jugar ahí, pese a que su posición va a seguir siendo la de extremo derecho-. El uruguayo aportará poderío en el juego aéreo, y es que el sueco Guidetti, pese a su estatura, no es un gran cabeceador, y el conjunto celeste necesitaba de un perfil así, que aporte alternativas nuevas. El club celeste aún está a la espera de un jugador para reforzar la banda derecha.

A día de hoy ésta sería la posible alineación del conjunto celeste de Unzué:

LINEUP111501952561788

 

UN ARTÍCULO DE ANTÓN CAMPOS (@AntonCamposR en Twitter)

6 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Pau dice:

    Hola, gracias por el artículo. Una pregunta: ¿Qué tal ha sido la pretemporada de David Costas? Es un jugador que en Oviedo gustó mucho durante su cesión. ¿Se sabe si va a salir cedido otra vez? Decían que Unzue tenía mucho interés en verle. Muchas gracias!

    1. Dani Souto dice:

      Nos comenta el autor del artículo que no está teniendo muchos minutos tampoco en pretemporada, aunque sus actuaciones siempre son buenas. Todos hablan muy bien de lo que hizo en Oviedo pero en la situación actual del equipo no parece que tenga otro rol que ser el quinto central.. La sensación es que el tema está algo parado, no saben si saldrá cedido o no, quizás el jugador prefiera quedarse a competir por un puesto.

      Un saludo! ^^

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *