La hora de Denis Suárez

“Celtiña” de toda la vida, el centrocampista Denis Suárez dio sus primeras patadas a un balón de fútbol a sus 4 años, edad en la que empezó a jugar vistiendo los colores del Porriño Industrial, cerca de su tierra natal, Salceda de Caselas, provincia de Pontevedra. Años más tarde, debido al gran potencial futbolístico que deslumbraban sus botas, tuvo la oportunidad de dejar la ciudad que le vio nacer y cumplir uno de sus sueños, poder vestir la camiseta del club de su corazón, el Real Club Celta de Vigo. Allí estuvo hasta sus 17 años, donde antes de acabar su etapa como juvenil, hizo las maletas y puso rumbo a Manchester, donde jugó en el Equipo Reserva dos temporadas. En 2013, el gallego tuvo un verano muy movido, ya que su calidad y su puesto en el equipo no concordaban mientras le llovían ofertas de varios clubes de la Primera División Española. Se acabó decantando por el Barcelona, donde el club azulgrana le ofreció un contrato por dos temporadas en el Filial y, a partir de entonces, tendría ficha en el Primer Equipo. Lo que no esperaba Denis, era que, tras el descenso de categoría del Barça ‘B’, pasaría dos temporadas de “Erasmus futbolístico”, cedido en dos equipos de la Liga, como fueron Sevilla y Villarreal , donde el jugador cuajó dos magníficas campañas jugando en ambas más de 30 partidos. Entonces, el pasado verano, Luis Enrique quiso contar con el de Salceda de Caselas. Cabe remarcar que el Barça tuvo que efectuar una opción de recompra cuando el jugador militaba en las filas del Villarreal, puesto que entonces formaba parte del conjunto amarillo en propiedad.

La pasada temporada para Denis Suárez no fue en absoluto un año satisfactorio para el centrocampista culé, ni a nivel colectivo ni a nivel individual. En lo primero, todos somos conscientes del mal año vivido en “Can Barça”, donde el Real Madrid pasó por encima logrando un doblete y dejando mejores sensaciones que el conjunto azulgrana. Para Denis fue un año muy complicado. A priori las expectativas marcadas sobre él eran altas, puesto que había completado dos temporadas de gran nivel en equipos partícipes en competición europea, y el perfil futbolístico que ofrece el jugador es un perfil que hacía años que no se veía en la Ciudad Condal y que muchos aficionados creían que podía ser el relevo perfecto de Andrés Iniesta por similitud de características. El año fue avanzando y Denis no acabó de tener minutos y continuidad sobre el campo. Ni las lesiones de Iniesta, ni la poca continuidad de Rakitic en el segundo tramo de temporada, ni tampoco la lesión de Rafinha hicieron que el centrocampista tuviera minutos y continuidad con la camiseta azulgrana. Y oportunidades no faltaron. El jugador tuvo muy poca participación en el sistema de Luis Enrique, siendo partícipe solamente en la mitad de partidos ligueros, en los cuales en la mayoría empezó desde la banquillo o acabó en él. Denis Suárez fue claramente superado por André Gomes en cuanto a los minutos de juego.

Fue un año turbio y complicado, que podría haber hecho que el centrocampista azulgrana se replanteara su situación en el club y viera con buenos ojos su salida, puesto que ofertas nunca le han faltado. Pero no, se queda. El mismo Denis desde Polonia, donde disputó el Europeo Sub21 con la Selección Española, confirmó al 100% que se quedaba en el club azulgrana. Denis ha hablado con Ernesto Valverde y éste le ha convencido. El centrocampista español encara la temporada con ganas ya que cree que este puede ser su año de explosión vistiendo la camiseta azulgrana. Sabe que tiene la confianza del vestuario, de la junta directiva y del entrenador. Es por eso que, junto a Gerard Deulofeu, Denis acortó sus vacaciones para unirse a la expedición del Barcelona dirección Estados Unidos, donde ha disputado muchos minutos de calidad y ha gustado mucho; una de las sensaciones de la pretemporada culé. El “6” del Barça, es un jugador único en el equipo, tanto por lo futbolístico como con todo lo que le rodea.

El ‘6’ culé. Ese interior derecho tan especial en el juego del Barcelona.

Está muy integrado en la plantilla, en la que siempre se ha rodeado de los jugadores españoles como Busquets, Piqué o Paco Alcácer desde que llegó, e incluso se ha llegado a decir que mantiene una muy buena relación con la dupla ofensiva Messi-Suárez. En cuanto a lo que el balón se refiere; las conducciones, el cambio de ritmo y la visión periférica del centrocampista gallego pueden ofrecer muchas variantes y variables para el Barça de Valverde de la temporada 2017/2018, pudiendo jugar tanto enganchado a la línea de cal, partiendo desde la izquierda, o bien desde su posición natural como es la de interior izquierdo, donde se siente más cómodo y donde ha dejado sus minutos de más calidad. Denis Suárez es la alternativa ideal a Andrés Iniesta, y puede ayudar al manchego a dosificarse y llegar de la mejor manera posible al tramo final de temporada. En manos de Valverde está aprovechar el crecimiento del gallego como futbolista.

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Alvaro dice:

    Denis no descendió con el Barça B, tuvieron una gran temporada.

    1. Dani Souto dice:

      Lo que queríamos decir es que tras el descenso del Barça ‘b’ tuvo que volver a pasar una temporada más fuera del equipo tras su paso por Sevilla.

      Nos expresamos mal en esa frase. Fallo nuestro, ¡gracias por el aviso! ^^

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *