El plan de Zidane

El Real Madrid de Zinedine Zidane se ha consolidado como uno de los conjuntos más camaleónicos del momento. Gracias a la enorme variedad de jugadores que hay en su plantilla, los pupilos del técnico francés cuentan con un sinfín de opciones de cara a un mismo partido. Pero fueron los laterales -Carvajal y Marcelo- los que tomaron mayor protagonismo en los ataques estáticos del conjunto merengue. De ellos nacían muchas de las opciones reales de gol, convirtiéndose en auténticos extremos. Es el plan de Zinedine Zidane.

Para empezar, cabe resaltar la falta de laterales dominantes en la actualidad. En un panorama en donde solo Dani Alves se mantiene en un modelo de jugador que ya no existe, y que nos deja un vacío muy grande, -Lahm, Maicon, Zanetti..- Carvajal y Marcelo se han confirmado como la mejor pareja en el actual momento, ante la decadencia en esta demarcación, ellos se erigen de forma incontestable. Pero, ¿por qué son tan sumamente capitales estas dos piezas? ¿Qué función tienen en este Real Madrid?

Para empezar, nos encontramos en un panorama a nivel mundial en el que la figura del lateral tiende a ser más ofensiva. Cada vez son más los casos de extremos que se reconvierten en laterales de uso ofensivo. Pero, a la par, solo unos elegidos tienen la capacidad de incidir de verdad en el juego de su equipo. No solo ser dos piezas relegadas a la línea de cal, sino de combinar y tener un mayor grado de libertad en una posición tan importante. Carvajal y Marcelo lo son. Ambos muy diferentes. El brasileño es un torbellino, un jugador irracional que actúa por instintos, mientras que el español es un lateral más ortodoxo  y reúne unas características que son idóneas para el estilo de juego del Real Madrid.

La llegada de la BBC al Real Madrid reabría la posibilidad de trazar un fútbol, quizás, más rudimentario, pero igual de efectivo. Ya con Zidane, el Real Madrid ha utilizado en muchos partidos el poder de sus laterales. Dejando toda la banda para ellos solos, los delanteros del Madrid iban dentro del área en busca de una opción de remate, con Kroos y Modric cerca del balcón del área. Así pues, el carril se encontraba totalmente despejado, y la BBC -más Morata- se unían dentro del área en busca de un balón. Con tres rematadores potenciales juntados en un espacio muy reducido, los laterales se convirtieron en una primera opción para el conjunto de Zidane. Desde las internadas en zonas centrales de Marcelo, lo que habría la opción de combinaciones y desestabilizaban a la defensa rival, hasta la profundidad de Carvajal -o incluso del mismo brasileño, aunque con menor frecuencia- para surtir de balones a los delanteros. En este sentido, el Real Madrid resolvió muchos partidos utilizando esta sencilla fórmula.

De hecho, los laterales perdían peso específico cuando se juntaban Isco, Asensio o Lucas Vázquez. Éste último, al ser un extremo más puro. El llamado “Plan B” reunía unas características muy diferentes al equipo de gala de Zidane. La prioridad era que el balón circulara con velocidad, de un lado para otro, desarticulando, en medida, el peso de los laterales en el juego real del conjunto. Pero eso se convertía en una buena opción, ya que ahí resultaban más dañinos, en un contexto en donde quedaban camuflados por el juego vistoso de sus medio campistas, ellos podían aguardar su momento. Y en el área ya estaba Morata preparado para rematar en cuantos menos toques fuesen necesarios.

Esta campaña han firmado a uno de los proyectos de lateral más ilusionantes del momento: Theo Hernández. El jugador, que jugó cedido en el Alavés, resultó clave para el conjunto de Mendizorrotza cuajando una enorme temporada, con el premio como guinda de disputar la  final de la Copa del Rey. El joven jugador demostró aunar potencia y velocidad, además de tener una gran capacidad para el desequilibrio. Este fichaje continúa con la actual línea de potenciar una zona que, para muchos equipos, está quedando mermada por falta de calidad y notoriedad de sus laterales.

En el Top 15 de la Liga de centros rematados realizados por los laterales (en %), encontramos a Marcelo -6ª posición-, Carvajal -15ª posición- y a la nueva incorporación, Theo Hernández -3ª posición-. Esto deja entrever la intención de seguir en la misma línea de la pasada temporada. El lateral como primera opción de creación ofensiva. Aunque, viendo el perfil de los fichajes de los últimos tiempos, es más probable que esta temporada veamos a un Madrid más asociativo y que actúe más por dentro que en los últimos años. Pero siempre quedará ese recurso tan obsoleto en muchos sistemas. Siempre quedarán los laterales.

Un comentario Agrega el tuyo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *