Morales lidera al Levante en su vuelta a Primera División

el

La espera ha merecido la pena. La Liga está de vuelta y con ella los grandes partidos de siempre con los mejores equipos posibles. Un derbi siempre es un gran partido y esta vez no iba a ser menos. Ya en la primera jornada de Liga hemos podido presenciar uno de ellos.

Levante UD y Villarreal CF se veían las caras por primera vez esta temporada en el Ciutat de València, feudo del conjunto granota. Ambos equipos tenían la necesidad de empezar con buen pie, unos -Levante- por necesidad de sumar desde la primera jornada para conseguir la salvación cuanto antes y otros -Villarreal- para despejar las dudas de una mala pretemporada.

 

El Levante consiguió una valiosa victoria en el día de ayer tras derrotar por 1-0 al Villarreal en el derbi de la Comunitat Valenciana. El equipo groguet cayó por la mínima en los últimos minutos de partido cuando el arbitro entendió que Rukavina había derribado a Morales en su propia área. Este último transformaba la rigurosa pena máxima en el minuto 88´de encuentro, con poco margen de reacción para el club castellonense.

Morales fue el absoluto protagonista.

Precisamente Morales fue un dolor de cabeza para la defensa amarilla, sobretodo para el propio Rukavina que no pudo pararlo durante el transcurso del partido. El capitán levantinista fue el jugador más incisivo en ataque por parte del Levante encarando en todo momento y demostrando que el 1 contra 1 es su habilidad más destacada. Cuando Morales no encontraba recurso aparecía Toño García por fuera, otro de los jugadores que más problemas creó en el día de ayer al submarino amarillo. Los centros laterales desde la banda izquierda se sucedían con asiduidad sumados a las peligrosas internadas del propio Morales por dentro causando estragos al conjunto de Escribá.

Los chicos de Muñiz dejaron muy buenas sensaciones en su estreno liguero, no solo por esa banda izquierda que tan buena pinta tiene, también por la ilusión que genera el centro del campo formado por Campaña-Lerma-Bardhi, algo que en los últimos años se echaba en falta el conjunto granota. El macedonio Bardhi -uno de los fichajes- fue otra de las agradables sorpresas, dejó numerosos detalles de calidad y buen juego, síntomas de que una vez adaptado y con confianza puede explotar de manera definitiva. Además, el equipo dejó la portería a cero y apenas permitió que el Villarreal creara peligro, algo que Muñiz siempre ha calificado de importante y principal para que todo lo demás pueda funcionar.

La permanencia debe pasar por el Ciutat de València.

Algo que también es primordial e imprescindible es sumar siempre que el equipo juegue en casa. El Ciutat de València tiene que convertirse en un fortín o al menos en un viaje poco agradable para los rivales.

En el día de ayer todo salió a pedir de boca, pero en Orriols tienen que seguir trabajando a destajo para que estas buenas sensaciones no se disipen la semana que viene ante su próximo rival, el Deportivo de la Coruña, de nuevo en el Ciutat de València.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *