Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Equipos

¡Un gol en 27 toques!

No alcanzó la cantidad de toques que consiguió el Real Madrid en el gol de Casemiro (0-2) en la primera fecha contra el Deportivo La Coruña, pero el tercer gol de Messi frente al Espanyol reflejó algo claro en la intención de Valverde con el conjunto culé, recuperar y potenciar el mediocampo. Darle la importancia que merece. La jugada fue una mezcla de las virtudes del Barcelona: retroceder e iniciar desde el fondo, paciencia, la verticalidad de Busquets y Rakitic, la movilidad por dentro de los tres atacantes y el apoyo de los laterales. A continuación analizaremos la secuencia de la extensa jugada que finalizó de manera maravillosa.

  • Retroceder

Todo nace con un pase atrás de Umtiti a Piqué después de un rechace del Espanyol, en donde la primera intención es progresar enseguida para volver a generar una ocasión de peligro; pero el rival cierra junto y en orden, dificultando el poder avanzar líneas. Entonces, se decide retroceder a la altura de Ter Stegen para atraer y desordenar el parado táctico del conjunto perico.

B2

  • Salida limpia desde atrás.

El Barcelona mostró una versión bastante paciente con el balón. El inicio para progresar se consiguió con el balón en los pies de Ter Stegen. Los centrales abiertos y Busquets, como mediocentro, bajó a recibir. La típica salida lavolpiana. Este movimiento de piezas no lo consiguió controlar el Espanyol, que concedió libertad al conjunto culé en la circulación.

B3

  • Verticalidad

Deulofeu realizó una diagonal de afuera hacia adentro, hasta el círculo central, donde se ubicó en la espalda del mediocampo rival. Busquets lo observó y realizó un pase vertical, que consiguió superar la débil presión del Espanyol. El extremo catalán recibió y tocó de espaldas rápidamente a Luis Suárez. Y así el Barcelona consiguió instarse en campo contrario rápidamente.

B4

La paciencia se convirtió en clave para lograr desequilibrar y desordenar al rival. Después de unos toques, Iniesta consiguió a Rakitic libre, quien observó rápidamente a Messi a la espalda del mediocampo rival y realizó un pase vertical.

B5

  • Apoyo lateral

Alba y Semedo estuvieron pendientes en todo momento y apoyaron en la jugada cuando los centrales no conseguían espacio para progresar. Después del pase vertical de Rakitic, Messi y Suárez realizaron una jugada colectiva, que terminó con un pase del uruguayo a Jordi Alba, quien consiguió conectar con un Messi libre de marca. Y el argentino no falló. Marcó un gol después de 27 toques en aproximadamente 70 segundos.

B6

Una jugada maravillosa en lo colectivo y asociativo que conjuga muchas de las señas que quiere explotar Ernesto Valverde en esta nueva etapa en el Barcelona. Muchos conceptos y automatismos asimilados en un corto espacio temporal para acabar consiguiendo el premio más difícil en el fútbol: el gol. Un gol de bella factura.

 

ARTÍCULO ESCRITO POR HOVANNES MARSUIAN (@HMarsuian_ en Twitter)

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *