Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Equipos

La liberación de Jurado

Quique Sánchez Flores gestó una sólida estructura defensiva para el Espanyol a través de un 4-4-2. En ataque posicional, la formación era la misma, lo que obligaba a mantener a Jurado en banda. Aunque solo fuese sobre el dibujo, disfrutaba de cierta libertad, siempre regulada y condicionada por los movimientos -tanto verticales como horizontales- de Gerard Moreno en la parcela ofensiva.

Jurado como mediapunta y Leo Baptistao desplazado a la banda

Sin embargo, en el partido ante el Celta, Quique ha cambiado la estructuración del equipo -aunque se deba principalmente a motivos de presión- y con ello la posición de uno de los jugadores con más calidad del equipo, Jurado. Unzué, desde su llegada a Vigo, ha trabajado mucho la salida de presión. Lobotka ha sido el encargado de establecerse entre centrales, pero tenía cerca la marca de Jurado. Éste, en defensa, actuaba prácticamente como marca individual y provocó inseguridad en el joven centrocampista eslovaco, que perdió algunos balones al inicio del partido. Dicho factor también propició el cambio hacia la zona de interior en la segunda parte y la entrada de ‘Tucu’ Hernández. Jonny también desempeñó un papel más conservador en la segunda mitad, con la intención de tener un hombre más en salida de presión. Con Pione Sisto anulado -así como Maxi Gómez, tras un gran partido de David López- Emre Mor terminó siendo el jugador más desequilibrante del Celta.

En defensa, el Espanyol formó un 4-3-3 y Leo Baptistao quedó sacrificado en banda. También lo hizo en ataque. Aunque a priori tendría menos relevancia que jugando por dentro, Baptistao aportó desequilibrio y velocidad y fue uno de los hombres más determinantes en cuanto a la proyección vertical se refiere. Pero hay un nombre que da sentido a todos estos movimientos, el de Sergi Darder. La capacidad, no solo de sostener al equipo, sino también de moverlo y distribuir balones de banda a banda. Su figura posibilita que Jurado pueda jugar más adelantado. Darder mejora cualitativamente los ataques del Espanyol, les da sentido, algo que es más difícil de ver en compañeros como Javi Fuego o Diop.

Sergi Darder será una figura muy importante en este Espanyol

Y resulta tan capital la figura de Darder que puede incluso llegar a dar la posibilidad de jugar con un 4-2-3-1 puro. Con Leo Baptistao y Gerard Moreno en punta, uno se encargaba de fijar a los centrales, mientras que el otro bajaba a recibir. Con Darder, Jurado puede establecerse como mediapunta natural. Pese a que obligue a mandar a Leo Baptistao a la banda -no ha sido un mal resultado- el Espanyol gana un hombre desequilibrante a la espalda de Gerard Moreno. Con una conducción y una habilidad técnica exquisita, capaz de dar ese último pase y de repartir el juego a las bandas, tanto al brasileño como a Piatti.

El Espanyol amenazó y dificultó la salida de presión del Celta de Vigo. Un proyecto que se está iniciando y que trata de sacar el balón jugado desde atrás. Quique arriesgó, pero debía hacerlo. Un mal inicio de campaña obligaba al Espanyol a sacar los tres puntos y más si cabe en vistas al calendario más próximo, Villarreal y Real Madrid. Una actuación inmensa de Darder fue la causa directamente proporcional del buen partido de Jurado. Y no puramente por el trabajo de presión. Quique puede haber encontrado el sitio perfecto para Jurado. Relegado solamente a un segundo plano por unos desequilibrantes últimos minutos de un gran Emre Mor jugando en banda natural, Jurado ha sido y será alguien importante. Algo mucho más útil que un ‘interior de banda’, dando la posibilidad de fijar una marca central en defensa y desenvolverse con total libertad en ataque. La libertad de Jurado le dará alas al Espanyol.

1 COMENTARIO

¿Algo que añadir?