Entrevista a José David López (II)

En El Enganche te podemos leer en textos web así como escuchar en formato podcast. Además de participaciones en radio en programas como Play Fútbol de la Cadena Ser o en Teledeporte, donde comentas partidos y asistes como tertuliano. ¿Alguna de esas facetas te gusta especialmente sobre las demás o te gusta dominar por igual todos los registros?

Voy por partes. El Enganche es como mi hijo. La web innovadora (nuevas narrativas, uso de ilustraciones y vídeo cuando nadie lo hacía), fue pionera cuando dio el salto hace unos años con su nueva inversión, pero aunque a todos se nos llena la boca para solicitar un periodismo de calidad y diferente, cuando de verdad surgen proyectos que necesitan el amparo bajo mínimas ayudas para subsistir, se quedan solos y nadie ayuda ni en forma de suscripción. El periodismo web en España es deficitario salvo que encuentre suscriptores o patrocinadores y, en esto último, corre el peligro de hacerle perder su independencia y libertad como tantas veces hemos criticado de medios generalistas históricos. Es decir, no podemos caer en el mismo error de siempre, pero nunca tomamos las medidas reales para hacerlo desde la sociedad. Todos piden un cambio y, cuando llega, se le da la espalda porque la innovación asusta y porque que otros tengan las ideas y busquen sus metas, a muchos les sienta mal. No gusta porque, a fin de al cabo, el periodismo es un juego de competición extrema y diaria. Dicho eso, ElEnganche como web está en pausa pese a que se puede ver gratis todo el contenido que generamos en su dia cuando era de pago. Pero ese intento constante por ser diferencial y por marcar un estilo especial, caló entre quienes sí tienen confianza en los que damos todo por nuestra vocación. De ahí surgió la llamada de SpainMediaRadio para que me uniera a su proyecto de podcast avalados por Google y con tremendo crecimiento. Les encantaba la idea de El Enganche y me pidieron que lo trasladara a radio. Eso hice y ahora, tengo mi propio programa de radio-podcast en la emisora podcast más creciente del país. Un orgullo.

Y como nunca paré, ya venía siendo la voz del fútbol internacional en TVE, lo que me hace tremendamente feliz, porque cuando yo era pequeñito y me compré aquella parabólica motorizada para ver todo el fútbol del mundo, mi meta era aglutinar conocimientos para, un día, comentar partidos de fútbol internacional en la televisión. Lo hice en Movistar hace unos años y ya llevo tres temporadas con la que ahora empezamos, en TVE-Teledeporte. FACup, Coppa Italia, analista internacional en sus programas de los partidos de selección española o programas de fútbol, así como el Mundial de Clubes, que fue una experiencia increíblemente positiva por lo que representa comentar la victoria del Real Madrid en TVE1 y en un torneo que sí simboliza un poco la parte más ‘friki’ de mí, pues ese torneo lo veía desde siempre cuando en España ni lo emitían y nadie le prestaba atención.

Estas labores, junto con comentarista de la Cadena SER en partidos internacionales y diversas entrevistas televisivas que desarrollo para canales de todo el mundo, puede ser lo que muchos tomen como mi labor periodística, pero no es así. Hace unos años, ESPN se puso en contacto conmigo para su programa estelar sobre historias de fútbol por el mundo. Querían un ideólogo que ayudara a generar historias que necesiten a alguien que las conozca y que ayude a profundizar en ellas. Y así, hicimos Destino Futbol, programas de culto, brutales, únicos, con mis amigos, los hermanos Ainstein. Aprendí muchísimo de ellos. Tanto, que después la vida me llevó mucho por esa línea y, desde entonces, aunque ya no para esa cadena, desarrollo colecciones de reportajes de fútbol con historias únicas. Reportajes que, por ser siempre para televisiones extranjeras, aquí no se ven, pero que tienen una línea de trato, respeto y culto, parecida a Informe Robinson. Hice, por ejemplo, muchos reportajes de SoyFutbol, donde inicié un proyecto desde cero, con mi staff, con oficina que hasta me tocó elegir y con el nombre del programa puesto por mí. Producto que simboliza mi mejor trabajo y que se ha visto en todo América por MoviStar México y que se ve en diversos canales de todo el mundo. Actualmente estoy trabajando también para otros canales y estoy cerca de cerrar un nuevo trato para una colección aún más brillante que las anteriores… Así que, aunque quizás desde España muchos no lo sepan, ésta es mi principal labor, seguir contando historias de fútbol por el mundo para demostrar que el fútbol es una excusa para contar historias de vida. Y aunque cuando era pequeño no era lo que imaginaba hacer y mi sueño era más comentar, resulta que esto es aún mucho más grande, que la meta estaba más arriba aún y que verdaderamente ésto es lo que más me gusta hacer.

En el periodismo actual se pondera mucho la diversidad de contenidos. En El Enganche también ofrecíais contenido audiovisual de gran calidad pero a través de pago, no como habitualmente otros medios lo ofrecen hoy en día a través de Youtube. ¿Crees que puede triunfar el método de suscripción, teniendo la audiencia esa opción gratuita, por bueno que sea el producto ofrecido?

En ElEnganche dimos un paso adelante en el periodismo web, tanto, que fue pionero en España. Nadie hacía reportajes LongForm, nadie hacía reportajes donde lo que primaba era DigitalFirst y nadie hacía reportajes donde el CrossMedia marcaba la pauta. Una mezcla de nuevas narrativas a las que añadimos ilustraciones, gráficos y más detalles visuales que hoy empiezan a verse en otros medios. Por entonces, hace 3 años, era novedoso. Nosotros trabajamos mucho la base de este proyecto, fuimos a USA a conocer cómo avanzaban las webs más punteras y cómo era su labor y, cuando vieron nuestro producto antes de salir, nos dijeron que su valor real era de 15€ al mes de suscripción. Nosotros lo pusimos a 5€ (tenías dos números completamente nuevos cada 15 días). Como tener una revista completísima, cada 15 días. Y, no contentos con esas innovaciones, nos vaciamos buscando el mejor contenido. Más allá de grandes historias, muchas de ellas nunca contadas, logramos Video-entrevistar a grandes iconos como Johan Cruyff (un año antes de morir), Zanetti (cuando era nombrado presidente del Inter), Le Tissier, Valderrama, De Gea, Luis suárez y, sobre todo, tengo cariño especial a Ronaldinho. Me costó muchísimos meses de persecución y trabajo, conseguir ir a México y que nos atendiera en su casa. Pasé el día entero con él. Una entrevista. Un reportaje único. Y más, porque aunque estaba en México, ningún medio logró entrevistarle y fuimos nosotros, en El Enganche, en una web extranjera, una web, con lo que eso significa porque está debajo de grandes medios, prensa, radio, televisión… lo logró. El golpe está en que, pese a dar contenido diferencial, al usuario se le llena la boca reclamando contenido de calidad pero, a la hora de la verdad, es mentira, no se defiende, no se apoya y se dejó que muriera. Un proyecto así necesita el apoyo de suscriptores porque la publicidad solo busca clicks, y no se tienen clicks con contenido de calidad. Hay millones de clicks en una noticia de Cristiano Ronaldo tomando el sol con Rihanna y no hay prácticamente nada si haces una video-entrevista exclusiva, en vídeo, en persona y con tratamiento de calidad, a alguien como Ronaldinho. Parece increíble, pero es así y la gestión de la publicidad en internet solo se mueve por clicks, con lo que no se puede sostener un medio así. Cuando solicitas impulso de suscriptores, no llega. Los usuarios, como pasa con muchas cosas en la vida, dicen querer una cosa, pero luego consumen y quieren otra. Duele, pero es así. Y si las webs no tienen suscriptores, siempre generarán contenido de pésimo valor porque es lo que se consume y les mantiene. Por tanto, si ahora YouTube ofrece contenido gratis, es extraordinario y me encanta este nuevo formato. Yo lo que añoro es que exista de verdad contenido diferencial, que es un 1% de todo lo existente. De nuevo, se desaprovecha un formato perfecto para mostrar nuestro periodismo, porque si se hace algo de calidad, no tiene tantos seguidores y actividad como otros vídeos más comerciales, amarillistas… Quiero cambiar eso, pero sin inversores o patrocinadores, es imposible, porque generar contenido de calidad en vídeo y con una estructura profesional en torno a ello, cuesta miles de euros al mes. Por eso, creo que YouTube es genial y sigo a muchos periodistas (que no youtubers, que es un término injusto con los que sí hacen periodismo del bueno), pero sin profesionalización, será otro formato, como prensa, webs… que se desprovecha.

Hoy en día el público está más cerca que nunca de los medios y sus productores a través de las redes sociales. ¿También pensáis en El Enganche en generar contenido directamente en colaboración con vuestros lectores/oyentes?

Me encantaría. Si algo bueno tiene El Enganche es que tanto en nuestra web como ahora en nuestra vida de radio-podcast, es mantener un estilo, un formato siempre aliado de lo diferencial, de un toque creativo y que sí aboga por ir un paso más allá. Eso, hay quien lo valora mucho, y es delicioso ver cómo se conserva sea cual sea el medio o pese a los años. Nos encantaría aún más, tener más cerca a los nuestros.

Para finalizar, ¿nos puedes contar alguna anécdota o curiosidad vivida ejerciendo como periodista?

¡Ufff! Anécdotas y curiosidades, miles. Recuerdo cuando estaba empezando en esta profesión. Yo trabajé muchos años como redactor jefe de fútbol internacional en Goal.com y cubrí dos Eurocopas, la de 2008 y la de 2012. Hay que extrapolarse a la realidad de España antes de aquél 2008. Nos clasificamos en la repesca para aquél torneo y nadie apostaba por nosotros, esa era la verdad. Sin embargo, me planté en Austria y Suiza con mi compañero Francisco Ortí (hermano y mano derecha mía) y cubrimos aquella Eurocopa con las limitaciones de una web de aquella época, pero aprendimos mucho. De cómo es la vida dentro de un evento, de cómo son los periodistas (mil cosas buenas y unas malas también), de cómo pelear por cada entrevista (cuando eres web, te pisotean, más en aquella época) y de cómo es este mundo. Tendría muchas cosas que, mejor, por el bien de muchos, no contaré… (risas) Pero lo mejor que me pasó fue entrevistar a Ronaldinho en su casa de Querétaro cuando nadie, ningún medio mexicano, lo había logrado entrevistar en ese curso. Tras un año de negociar, de ser pesado con su entorno y de molestar mil y una veces, logré que me invitara a su casa y pasé una tarde completa con él. Nada más entrar a su casa, su hermano me recibió y me mostró cómo estaban jugando al Volley-Playa en su casa (tiene una playita para ello). ¡Brutal! Hablé durante horas con él, tomamos algo, había música de fondo, estaba su familia allí y fue un día inolvidable. Y aunque yo no soy hincha del Barcelona, sí aluciné cuando lo vi jugar porque es de mi generación, por lo que tenerlo delante y tomarte una tarde completa con él para disfrutar y no solo hablar del fútbol, es insuperable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *