Vitolo Machín para meter el hombro

Para hacer un equipo campeón o, al menos, uno que pueda colocarse entre los máximos favoritos a alcanzar un determinado objetivo, se necesitan varios mimbres y muchas circunstancias barnizadas por un buen trabajo y un contexto favorable. En lo que se refiere a los jugadores, podríamos dividirlos en dos grupos. Uno, esos jugadores únicos que dan el salto de calidad y marcan la diferencia para la victoria final, tanto en defensa como en ataque. Otros, aquellos que dan soporte a los mejores, esos facilitadores que les acercan el arma para que puedan disparar. Vitolo puede ser un eslabón importante de este segundo grupo para Diego Pablo Simeone.

Esperamos de Vitolo que sea un facilitador de los planes de Diego Simeone

Porque, además, el proyecto del Cholo en el Atleti se fundamenta especialmente en este tipo de jugador. Guerreros comprometidos con la idea, dispuestos a seguir las pautas de su entrenador por más que les obligue a una concentración y capacidad de sacrificio permanentes, y convencidos de que haciéndolo podrán llegar a la meta. A buen seguro que el técnico sabrá aprovechar las virtudes de su nuevo jugador para darle aún más sentido a su proyecto.

Podemos imaginar sin dificultad al canario como volante del habitual 4-4-2 del entrenador argentino, pudiendo ocupar ambas bandas. Generando amplitud tanto a lo ancho como en vertical, pudiendo aportar tanto pausa para dar tiempo a sus compañeros como profundidad para darles espacio. También podrá ser en ataque un punto de apoyo para mantener la posesión arriba, y un punto de partida sobre el que iniciar el cambio de ritmo. A partir de estas premisas y, con continuidad, podrá dar estructura y coherencia al grupo, un plus de estabilidad para poder ser más regulares en la competitividad.

El canario podrá ser un aliado de nivel para Griezmann o Diego Costa

Vitolo no es un jugador de primer orden mundial, pero sí podrá aupar a los del equipo, llámense Griezmann, Saúl o Costa, dándoles soporte para que puedan sacar más brillo a sus virtudes. Tampoco será un goleador habitual -11 goles en Liga en sus dos últimas temporadas en el Sevilla FC-, pero sí podrá generar juego ofensivo como para engordar las estadísticas de Antoine o Diego. Y, por supuesto, Simeone contará con un bastión defensivo, un jugador con capacidad de esfuerzo para presionar, tapar la banda o incluso perseguir al rival. Todo para acercarse lo máximo posible al ADN atlético. Algo esencial para triunfar de rojiblanco. Al menos, con el Cholo en el banquillo.

Un comentario Agrega el tuyo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *