Análisis táctico | El Clásico

Introducción

Al coronarse campeón del mundo en Abu Dabi, el Real Madrid concluyó el mejor año de su historia como club en cuanto a títulos se refiere. Ya podían afrontar el siguiente reto con total concentración: recibir, nada más y nada menos, que al máximo rival. El Barcelona visitaría la capital española el 23 de diciembre, para jugar el último partido de ambos en 2017.

Un Barça que llegaba al clásico repleto de resultados positivos, jugadores en momentos espectaculares como ter Stegen, Alba, Busquets o Paulinho, además de las bajas importantes de Umtiti y Paco Alcácer, transiciones lentas para optar por el control de sus partidos, y un tal Messi que le da sentido a todos los planes de Valverde. Siendo líderes indiscutibles en el campeonato liguero, el equipo parece invencible sobre el papel. Pero la realidad es que estamos ante una de las plantillas más cortas en talento del conjunto culé en años.

Por su parte, los locales llegaron con más dominio que resultados. Da la sensación de que el equipo controla el juego, pero queda muy expuesto atrás, y ante la falta de gol de Cristiano y Benzema, el equipo no consigue cerrar los partidos. Aun así, la plantilla del Real Madrid es, sin lugar a duda, la más completa del mundo.

XI Titular y Banquillos

Ahora que el momento de ambos equipos fue resumido brevemente, estos fueron los 22 titulares y los del banquillo.

El Clasico Analisis Tactico - Google Docs - Google Chrome 1_4_2018 6_22_08 AM

Ambos equipos salieron con una especie de 4-4-2 con un rombo en el medio del campo. Por parte del Barça, Paulinho fue la mayor novedad en el once, aunque ya venía siendo titular los últimos meses, tras la baja de Dembélé. Por parte del Real Madrid, la variante de Kovacic por Isco supuso un marcaje al hombre del croata sobre Messi. La gran diferencia entre las dos plantillas era más que evidente al ver ambos banquillos.

Football tactics and formations - ShareMyTactics.com - Google Chrome 1_4_2018 6_34_18 AM

Mientras Zidane pudo contar con jugadores como Bale, Asensio, Isco, Lucas Vázquez, o Nacho como revulsivos, a Valverde le toca saber involucrar a jugadores como Aleix Vidal, André Gomes, Lucas Digne y compañía.

Puntos Tácticos

Ya que en esta sección de Balón en Profundidad nos enfocamos puramente en el análisis táctico, no en el resultado final, los puntos que elaboramos son bastante específicos: los acontecimientos, las jugadas y las decisiones que más nos llamaron la atención y que tuvieron más relevancia en el partido desde el punto de vista táctico.

Primero, hablaremos del bloque alto del Real Madrid en el primer tiempo, aplicando un marcaje al hombre para prohibir al FCB salir jugando. Luego, de la manera en que el equipo de Valverde se ajustó al planteamiento rival, creando una ventaja de una situación adversa. También analizaremos el bloque medio del Real Madrid en el primer tiempo. Por último, veremos la importancia de Sergio Busquets en el triunfo culé. Mas específicamente, su participación en los goles del conjunto visitante.

Bloque Alto del Real Madrid y la Propuesta del Barcelona para Contrarrestarlo

Para comenzar, el bloque alto del Real Madrid tuvo como objetivo principal prohibir al Barça salir jugando. Aplicando un marcaje al hombre en todo el campo contrario, el RM buscó ahogar las posesiones del Barcelona, hasta que estos se vieran obligados a jugar en largo. El primer tramo del partido fue dominado por este planteamiento inicial, que condicionó el partido más que cualquier otro aspecto. El Real Madrid se veía protagonista y dominador, mientras el cuadro culé era incapaz de contrarrestar la propuesta de los locales. Sin embargo, lo que empezó como una jugada condicionada por el rival (pase largo de ter Stegen a Paulinho) terminó siendo una estrategia de posesión para los blaugranas.

El siguiente análisis táctico en vídeo explica al detalle el planteamiento inicial de Zidane en el bloque alto, y cómo el Barcelona lentamente fue encontrando una solución poco esperada y bastante improvisada.

Tal y como muestra el vídeo, el bloque alto del Real Madrid fue bastante directo y agresivo. Con un marcaje al hombre bastante avanzado en el campo, el equipo de Zidane logró imponer su idea temprano en el partido. Con el objetivo de prohibir al Barcelona jugar en corto y construir la jugada desde atrás, el cuadro merengue creó constantes situaciones ventajosas en defensa- principalmente, marcajes al hombre, buscar tapar posibles relaciones por dentro, y disuasiones para orientar las posesiones del Barcelona tanto en largo como a sus laterales. Cualquier pase a Jordi Alba o Sergi Roberto fueron elegidos por Zidane como los acontecimientos que iniciaron instantes de presiones activas por parte de Marcelo y Dani Carvajal. Dichas presiones incluyen una aceleración ante un posible pase, o un pase, al deseado falso hombre libre, seguido por una desaceleración para evitar ser superado y cubrir la zona cerca del poseedor del esférico. Sin importar qué tan alto tuvieran que ir a presionar los laterales del Madrid, cada pase a los laterales culés fue seguido por presiones de sus pares.

Todas estas ventajas defensivas obligaron al Barcelona a jugar en largo. Al principio, solo empezó como una jugada condicionada por el planteamiento rival. Luego, al pasar de los minutos, el Barcelona se fue familiarizando con el pase largo de ter Stegen a Paulinho (o en ocasiones a Suárez). Tanto fue así que se convirtió en la estrategia principal del equipo en posesión -durante el primer tiempo- para saltarse las líneas altas de presión blanca. El propósito de esto, como explica el vídeo, fue buscar una de dos situaciones tras superar las líneas altas de presión: transiciones directas hacia el arco de Navas, o circular la pelota para darle fluidez a sus posesiones. Ante el éxito del Barcelona para adaptarse a lo que pedía la situación del partido, el Real Madrid fue retrasando metros. Habiendo dicho esto, la estrategia del bloque alto blanco condicionó el partido inmensamente. Fue, de largo, el planteamiento que más afectó la forma en la que se jugó el primer tiempo.

Bloque Medio del Real Madrid con Marcaje al Hombre

El bloque medio del RM tuvo como estrategia principal obligar al Barcelona a retroceder, al no permitirles progresar en el campo. Planearon lograrlo con marcajes al hombre, similares a los de su bloque alto.

En sí, las maneras de crear ventajas defensivas fueron de gran similitud a las aplicadas en el campo del Barcelona. Buscaban tapar relaciones por dentro, realizar presiones multidireccionales, marcar al hombre -más compacto en el mediocampo-, obligar al Barcelona a retroceder e iniciar presiones activas ante pases del Barcelona a sus laterales. En esta ocasión, el Real Madrid logró conseguir su estrategia de bloque medio de manera exitosa (obligar al FCB a retroceder, o no permitirles progresar).

Primer Tiempo

El Real Madrid fue claro dominador del primer tiempo en cuanto a planteamientos se refiere. Su bloque alto y bloque medio resultaron de extrema dificultad para el juego culé. Sin embargo, estos lograron acoplarse a lo que pidió el juego, algo que habla muy bien de Valverde. También fue crucial el hecho de no conceder goles, ya que esto le permitió llegar vivos y con opciones de competir en el segundo tiempo -una constante en los planteamientos del Txingurri-. Lo más destacable del primer tiempo para los visitantes fue la actuación del brasileño Paulinho. Con su capacidad para pivotear, ganar por arriba, y llegar desde la segunda línea fue quien más peligro causo al Real Madrid.

El primer tiempo acabó 0-0.

Participación de Busquets en los Primeros Dos Goles del Barcelona

Como es habitual, Busquets fue clave para el equilibrio de los visitantes. Sus actuaciones silenciosas pasan desapercibidas por aquellos que simplemente observan el balón durante todo el encuentro. Sin embargo, su partido fue poco silencioso en el clásico, ya que tuvo participación (directa o indirecta) en los 3 goles blaugranas. Tal y como muestra el título, en esta sección analizaremos su participación directa en los dos primeros goles, ya que en el tercero hay poco que analizar (dio el penúltimo pase de la jugada, un simple pase al espacio para que Messi asista a Aleix Vidal).

En el primer gol resiste la presión alta y multidireccional del Real Madrid, para luego romper líneas con un pase a Rakitic. El club blanco no ejerció la misma estrategia de bloque alto en el segundo tiempo, cosa que liberó las posesiones de los visitantes. Los de Zidane hicieron coberturas defensivas muy pobres, al igual que se posicionaron de una forma bastante estrecha defensivamente. El Barcelona aprovechó estas situaciones para reconocer brillantemente cuándo había que frenar el juego o transicionar rápido hacia el arco de Navas.

En el segundo gol Busquets comienza la jugada tras robar limpiamente desde atrás a Casemiro cuando éste le sacaba varios metros de distancia. Su capacidad de recuperación fue vital para que los blaugranas se metieran de nuevo en el partido. Tal y como muestra el video, ante un Madrid roto defensivamente, el Barcelona optó por pases directos. En ese ámbito, Messi fue el encargado de dar los pases al espacio.

Segundo Tiempo y Conclusión

La segunda mitad tuvo poco que ver con la primera. Mientras el Real Madrid fue el claro dominador y quien impuso su estilo de juego y planteamiento en los primeros 45 minutos, fue el Barcelona el que se impuso con su juego en el segundo tiempo. Al no ejercer la presión alta con marcaje al hombre, se le facilitó al Barcelona salir con pelota dominada. En ese contexto, Piqué, Iniesta y sobre todo Busquets fueron absolutamente vitales. Luego Messi, a su propio paso, fue quien se encargó de otorgarle oportunidades de gol a sus compañeros.

Quizás lo que le ha permitido competir al Barcelona respecto al año pasado es la capacidad de adaptación que tiene Valverde -algo que le faltaba a Luis Enrique en muchas ocasiones-. Durante el encuentro vimos un Barcelona ajeno a lo que venía mostrando este año, donde habían optado por un juego posicional lento, controlado, con un Alba muy atacante y una defensa sólida y compacta. Salvo por el apartado defensivo, el Barcelona se vio completamente distinto, con transiciones directas, más balones largos de lo habitual, y menos proyecciones de Alba. Puntos que hablan del gran mérito que tiene Valverde en este Barcelona.

En conclusión, el Real Madrid fue dominador en un tiempo y el Barcelona en el otro. La gran diferencia estuvo en culminar las jugadas, algo que el conjunto merengue no logró hacer.

Sin embargo, más allá del resultado final, los bloques medios y altos del Real Madrid, junto a la participación de Sergio Busquets, fueron lo más destacable desde mi punto de vista táctico. Los bloques del Real Madrid condicionaron el juego a su favor en la primera mitad, mientras las acciones aisladas de Busquets conllevaron a un Barcelona demoledor en los segundos 45 minutos.

Un comentario Agrega el tuyo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *