Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Jugadores

Parejo bajo la dirección de Marcelino

Dani Parejo se ha ganado por su trayectoria y rendimiento en los últimos años el derecho a ser considerado uno de los centrocampistas más dominantes del fútbol español. Y eso es decir mucho, dado el perfil que ha desarrollado nuestro fútbol recientemente en esa franja del campo, tanto a nivel nacional como internacional. Auténticas leyendas ya de este deporte como Xavi Hernández, Xabi Alonso, Andrés Iniesta o David Silva entre otros, que han marcado el estilo a imitar por estética y efectividad tanto en España como fuera de ella. Jugadores que, al coincidir con Parejo, han tapado parcialmente su rendimiento hasta el punto de reducir sus posibilidades para llegar a un club con opciones de ganar los títulos importantes o incluso para alcanzar el debut con la Selección Española. Porque, por calidad pura, lectura táctica, competitividad y personalidad, habría sido un habitual en las convocatorias en prácticamente cualquier selección del mundo.

Parejo tiene el perfil del centrocampista español que dominó el fútbol.

No le ha sido fácil a Dani durante su carrera llegar a tener esta consideración. Hasta establecerse como capitán y líder del Valencia CF (habiendo sido cuestionado incluso siendo capitán predominantemente por asuntos extradeportivos), ha vivido una carrera irregular en cuanto a rendimiento, sobre todo en sus primeros capítulos. Tras su aparición en el Real Madrid Castilla, conocimos a un centrocampista con capacidad para el pase, la circulación y la llegada al área muy potentes. Enseguida se le quiso ver crecer como para llegar al primer nivel, pero este desarrollo le costó más al madrileño. Una presumible falta de consistencia mental y madurez hacía que sus mejores partidos se distanciaran en el tiempo y que, aunque seguía dando pinceladas de gran nivel, le faltaba esa continuidad tan necesaria como para establecerse y quedarse en la élite. Sus características permanecieron intactas, pero dejó a deber en cuanto a regularidad. Probablemente por eso Parejo no ha llegado a ser todo lo bueno que podría haber sido con otro desempeño profesional. Ahora, con Marcelino García Toral, estamos viendo al Parejo más maduro. Al verdadero líder del Valencia CF.

El técnico asturiano le sentó fenomenal al equipo che. Un equipo que venía adoleciendo los mismos problemas que su capitán, aquel que mejor reflejaba esta problemática: falta de regularidad y un ineficaz control emocional para sobreponerse a las adversidades que le lastra temporada tras temporada en un contexto de exigencia muy alta. Marcelino ha conseguido en este marco dar una estabilidad tanto emocional como táctica que ha colocado al Valencia en algunos tramos de la temporada como uno de los mejores conjuntos del campeonato y con un punto de regularidad superior a lo que acostumbra el equipo.

Marcelino ha colocado a Parejo en su contexto ideal. Y se está notando.

Parejo es el centro de todo. Con el 4-4-2 tan habitual y tan marcado del entrenador, el «10» ha encontrado un soporte táctico sobre el que crecer, que potencia sus virtudes y le da las herramientas que necesita para ser el centrocampista que domine la situación. Defensivamente, le coloca en una doble línea de cuatro que se junta para reducir los espacios y que permite reducir su esfuerzo defensivo, algo aún más amortiguado dada la pareja de baile que le coloca Marcelino; Geoffrey Kondogbia a su izquierda, que aporta la potencia física tanto en espacio amplio como en corto. Ofensivamente, Parejo se convierte en el epicentro del sistema, siendo clave en salida y en circulación de pelota. Su capacidad de pase se ve exponenciada y potenciada por la gama de opciones que tiene por delante. Carlos Soler para la continuación y el avance, Rodrigo Moreno para el juego entrelíneas y la descarga de cara, Gonçalo Guedes para la amplitud y la ruptura y Simone Zaza para el juego directo. Para que un buen pase sea decisivo necesita de la actividad del receptor, y el Valencia actual le da muchas oportunidades a Parejo. García Toral le está permitiendo centrarse en el fútbol y le brinda un contexto para que disfrute sobre el césped. Así, el Valencia puede también disfrutar y aprovechar a su auténtico líder.

2 COMENTARIOS

¿Algo que añadir?