Entrevista | Rodrigo Fáez | 1ª Parte

Rodrigo Fáez (Gijón, Asturias. 1982)

Rodrigo FaezRodrigo Fáez es un joven periodista asturiano que, mientras se licenciaba en comunicación audiovisual en la Universidad Pontificia de Salamanca, empezó en el mundo del periodismo en los micrófonos de Radio Salamanca narrando diferentes partidos para después dar el salto a la Cadena SER en Gijón una vez finalizó sus estudios. Posteriormente pasó por Punto Radio para acabar fichando por Gol Televisión allá por 2009. Hoy es presentador en esta misma cadena, además de cubrir principalmente al Real Madrid a pie de campo y diversos eventos internacionalmente para BeIN Sports, trabajos que podemos ver desarrollados en su exitoso canal de Youtube con cerca de 70.000 suscriptores. Un periodista moderno, adaptado a los tiempos que corren y que compagina tanto el periodismo más tradicional con la vanguardia en generación de contenido. Por ello creíamos hablar con él sobre esta faceta y muchas otras, pudiendo darnos un punto de vista diferente al que nos dio José David López en la entrevista previa que nos concedió. Dos perfiles de periodista diferentes pero igual de interesantes. Conocemos hoy, un poquito más, a Rodrigo Fáez:

P: Cita uno o dos futbolistas que fueran tu ídolo de la infancia

R: Ablanedo II y Juanele. Ambos jugadores del Sporting, que es mi equipo. Son dos jugadores que me marcaron. Juanele porque yo me desempeñaba como mediapunta de joven y por el interés que siempre tuve en ser portero -a pesar de ello- Ablanedo era un ejemplo.

P: Cita ahora algún periodista que tomes como referencia por su trabajo

R: Para mí, Paco González en el deporte es el número uno. Por su humildad, su capacidad y sus características, un genio de la radio. Fuera del deporte me quedaría con Iñaki Gabilondo. Creo que es lo más coherente que vi en las ondas. Un tipo que no está muy marcado políticamente en su discurso y que fue siempre alguien muy limpio en el desempeño de su profesión como periodista.

P: ¿Cuál crees que fue el punto de inflexión en tu carrera como periodista?

R: Primero por un lado fue el salto que dí de la carrera a la Cadena Ser en Gijón fue vital, porque ahí me dí cuenta de lo que suponía seguir a un equipo profesional como es el Sporting. Por otro lado está el paso que dí desde Gijón a Madrid, un paso muy importante en mi carrera ya que ahí fue cuando más tuve que currármelo y más vueltas le tuve que dar a todo. Todo era mucho más complicado pues en Punto Radio éramos la última cadena a nivel nacional y teníamos que buscarnos mucho la vida para luchar frente a auténticos gigantes de los medios.

P: ¿Jugaste al fútbol en algún club? Si es así, como se suele decir, ¿tenías madera?

R: Jugué de niño y adolescente en clubes gijoneses, pero sin llegar nunca a dar un paso profesional. Acabé mi carrera en el Asunción, a pesar de que yo iba a otro instituto, pero donde más jugué fue en el Estudiantes de Somió, un lugar donde se practica fútbol 100% y muy norteño -su campo está prácticamente al borde de un acantilado con el Mar Cantábrico de fondo, por lo que el fuerte viento es un habitual en sus partidos como local-. Es un momento en el que puse mucha dedicación, además me lo pasé muy bien y marqué una gran cantidad de goles pues me desempeñaba como delantero centro. Una gran etapa.

P: ¿Eres más de fútbol moderno o vintage?

R: A pesar de que no sea lo más normal o popular, yo soy más de fútbol moderno. Creo que es mucho mejor porque vemos cómo el futbolista va mejorando día a día, siendo mucho más completos que antes, con el caso de la evolución de los porteros como ejemplo fehaciente. A pesar de ello en lo estético me quedo con lo vintage. La ropa y las equipaciones eran mucho mejores antes, más icónicas. Por lo demás en el mundo del deporte todo lo relacionado con el rendimiento es mucho mejor ahora, y dentro de tres años mejor que hoy. En el deporte siempre a la vanguardia.

P: Nombra un partido que tengas grabado en la retina y por qué

R: Seguramente el Betis 0-3 Sporting en el que suben los guajes de Abelardo a Primera División. No tanto por el partido en sí sino por todo lo que conllevaba, el triunfo de la cantera, la superación, la épica que le aportó además ese postrero gol del Lugo en Girona… Creo que fue lo más emocionante que viví y que seguramente viva. Por otro lado me quedaría también con la segunda Champions de Guardiola, la del Barça en Wembley. No por el propio Barcelona, sino por el hecho de ver a un asturiano ganar la Champions, que era una espinita que tenía clavada personalmente. Que lo hiciera Villa me dio una inmensa alegría, pero nunca podrá llegar a lo que supuso ese partido del Sporting en el Villamarín.

P: ¿Hay algún segundo deporte que sigas atentamente al margen del fútbol?

R: Sobre todo el tenis. Cuando el fútbol me deja algo de tiempo me gusta disfrutar de un buen partido de tenis, probablemente sea el deporte que más sigo al margen del que me dedico profesionalmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *