Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Jugadores

Celso Borges engrasando la maquinaria

No lo ha tenido nada fácil Clarence Seedorf desde su llegada al banquillo de Riazor. Y es que la tarea que se le encomendó al técnico holandés no era nada sencilla. El Deportivo se encontraba en una crisis de identidad supina, con remotas opciones de permanencia en La Liga Santander, pero con la esperanza de poder cambiar la errática dinámica que le hacía ocupar los puestos de descenso y lograr batallar con un Levante que parecía ser el cuarto equipo metido en la pugna.

Sin embargo la reciente racha del conjunto levantinista, desde que Paco López se hiciese cargo de las riendas del equipo, ha complicado sobremanera el objetivo de Seedorf y de toda la afición coruñesa. Mientras el neerlandés encontraba su sistema y las piezas que más le convenía, el Dépor estaba fiando todo su juego a la entrega y la inercia de un equipo más descosido por los errores propios que aciertos del rival. El juego no era del todo bueno, pero los resultados no parecían reflejar lo que al final el equipo trataba de merecer sobre el césped, y es que nadie estaba atinado.

Adrián López ha tomado las riendas del ataque en los últimos partidos del Deportivo.

Sin embargo todo fue obteniendo una clarividencia personificada en dos nombres propios. Por un lado Adrián López se erigió como pieza clave desde sus caídas a los costados de Riazor, siendo el primer encargado de generar desequilibrios en la zona de tres cuartos y logrando activar a un apagado Lucas Pérez para recuperarlo justo a tiempo para la causa. El estado de forma reciente del asturiano así lo viene a evidenciar; 4 goles en los últimos tres encuentros, todos ellos de una importancia vital para logar dos victorias clave cuatro meses después. Ayudando tanto desde posiciones interiores en la punta del ataque junto al gallego como sobre todo partiendo desde el carril zurdo en un rol de delantero interior. Ha aportado verticalidad y a su vez calidad en los últimos metros en una temporada que ha sido muy irregular, como la de todo su equipo, por lo que ser capaz de reactivarlo en el tramo más importante de la temporada será clave para Clarence.

Con Celso Borges el Deportivo gana enteros tanto en la parcela defensiva como, principalmente, en la ofensiva.

Pero no todo ha llegado de la mano del de Teverga, la mayor participación con balón de un jugador que venía siendo importante las últimas temporadas en el conjunto blanquiazul ha sido el que ha supuesto la revolución en el juego de los coruñeses. Celso Borges se ha convertido en la prolongación de su técnico sobre el terreno de juego, siendo también uno de los principales motivos del buen momento del asturiano. Con el tico pisando el césped, el Deportivo ha ganado en equilibrio, tanto a la hora de ordenarse en repliegue como evitando pérdidas innecesarias en el centro del campo, algo que les había penalizado mucho esta temporada. Con su pausa y control dirigiendo la medular gallega, el Dépor tiene ahora una capacidad mayor para ser poseedor del balón sin tantos prejuicios, llevando en muchos tramos de los encuentros la voz cantante. Precisamente era lo que necesitaban en Riazor, confiar en que podían dominar más el juego y así poder acompañar esta faceta a la entrega y convicción con la que ya jugaban. Es cierto que la elección del entorno con el que rodear al costarricense no es nada sencilla, pues nombres como Emre Çolak o el propio Florin Andone están quedando fuera del once habitualmente, pero con Borges acompañado por Mosquera, están dotando de una consistencia en la medular que favorece el despegue de las piezas encargadas de dar alas a este Deportivo, como son Adrián y Lucas.

El Levante no les está poniendo las cosas nada fáciles, y la zona de descenso, que ya se ha cobrado una víctima, parece la menos disputada de los últimos años. Aun así el cambio reciente, tanto en el juego como en los resultados, del Deportivo de La Coruña es evidente, aunque Seedorf necesitará continuar con esta dinámica para tener alguna opción de lograr el objetivo por el que desembarcó en tierras gallegas.

¿Algo que añadir?