Del balonmano al fútbol

el

Francia

El 14 de julio de 2018 se disputará la final del Mundial entre dos equipos europeos. Por un lado, la Francia de Didier Deschamps disputará su segunda final consecutiva tras la de la Eurocopa que organizó en territorio galo en 2016. El equipo francés, con bastantes cambios respecto la última final, jugará con una de las selecciones más jóvenes del mundial y con una fiabilidad grupal que le ha llevado a superar por el camino a selecciones como Argentina, Uruguay o Bélgica. 

En el otro lado está, por primera vez en su historia, la Croacia de Zlatko Dali?, que después de derrotar a Inglaterra se coló en la final del Mundial de Rusia. El equipo de Modric, Rakitic, Periši?, Mandžuki?, Rebi?… está a un paso de conseguir esa ansiada estrella en la camiseta que les lleve a ser recordados no solo por sus aficionados, sino por todos aquellos que han visto cómo esta selección ha ido superando adversidades hasta llegar a la final. 

La Croacia de Zlatko Dali? 

El entrenador del combinado croata no mintió en sus declaraciones cuando dijo al principio del Mundial que su intención era traer la copa a casa. Pasado un mes de aquello, Croacia disputará su primera final y vamos a analizar cómo se comporta el equipo en defensa con los dos sistemas que ha empleado el entrenador a lo largo del mundial: 4-2-3-1 ó 4-1-4-1.

El principal comportamiento del equipo en fase defensiva radica en el posicionamiento. A la hora de defender suele pasar a un dibujo de 4-4-2 con las líneas bien formadas y no muy separadas entre ellas. Tanto para el 4-2-3-1 como para el 4-1-4-1 cuando el equipo no tiene el balón se comporta así.

1º Imagen
Del 4-2-3-1 al 4-4-2. Partido contra Nigeria.
2ºImagen
Del 4-1-4-1 al 4-4-2. Partido contra Argentina.

Comportamientos defensivos de Croacia 

Tanto para el 4-2-3-1 como para el 4-1-4-1 la selección de Croacia asocia una serie de automatismos defensivos comunes que luego suele variar según qué tipo de esquema emplea.  

  • Líneas escalonadas en la presión en bloque medio orientando al rival a jugar hacia fuera o hacia atrás. 

La principal idea es presionar al rival en un bloque medio. El equipo adopta una posición en el centro del campo y va adelantando líneas para presionar al rival pasando a una presión alta o reculando cuando son superados a un bloque bajo donde suelen evitar progresar al rival cortando el juego. Es el quinto equipo del Mundial con más faltas cometidas en el campeonato. 

6º Imagen
Bloque alto en presión tras orientar al rival a jugar hacía atrás. Partido contra Argentina.
7ºImagen
Bloque alto en presión tras orientar al rival a jugar hacía atrás. Partido contra Argentina. 
  • Comportamiento ante situación en carril lateral ante acción ofensiva del rival. 

Aquí hay dos variantes según qué tipo de esquema emplea Croacia. Con el 4-2-3-1 suelen ser los pivotes, Rakitic-Modric, quienes suelen ayudar en tareas defensivas permitiendo que el central pase a vigilancias para crear superioridad numérica.

8º Imagen
Partido contra Nigeria. Superioridad numérica defensiva con pivote.

En cambio con el 4-1-4-1 el comportamiento es diferente. Aquí la responsabilidad recae en Brozovic, que juega como pivote por delante de la defensa permitiendo a esta mantenerse junta y no abrirse ante el juego rival. Con esto lo que se permite es que la última línea defensiva esté limpia de rivales y no sea la que tenga que trabajar en las situaciones que pudieran desencadenar en salir del sitio para crear espacios. 

9º Imagen

10º Imagen
Ayuda en situación de fase defensiva en los carriles laterales.
  • Agresividad en las acciones defensivas, saliendo del sitio jugadores ante sus marcas. 

Este tipo de acciones se pueden ver sobre todo en los laterales, en especial Vrsalkjo, que suele acosar mucho a su par para que no reciba cómodo. Pero no solo es el jugador del Atlético de Madrid, la totalidad del equipo suele comportarse así.

11º Imagen
Acoso al rival y posibles receptores en fase defensiva.

Puntos débiles de Croacia 

  • La línea defensiva no suele acompañar en la presión, manteniendo la distancia con el resto del equipo.

12ºImagen
13º Imagen

Esto se traduce en un equipo largo y partido, permitiendo que el juego directo+rechace suela caer siempre del lado del rival al estar el bloque tan adelantado. Contra Inglaterra se vio cómo el equipo sufría en ese tipo de situaciones de juego directo. 

  • Inferioridad numérica en el centro ante la presión alta. 

Como se vio contra Inglaterra y contra Argentina, esa presión alta del equipo con la defensa estática partía al equipo en dos, creando una zona del campo sin presencia de jugadores de Croacia, tan solo Brozovic con superioridad numérica del rival para jugar por dentro.

14º Imagen
Inferioridad numérica de Croacia ante presión alta.
15º Imagen
Rechace en juego directo. Zona intermedia con inferioridad numérica.
16º Imagen
Espacio por dentro en presión alta de Croacia. Partido contra Argentina.
17º Imagen
Espacio por dentro en presión alta de Croacia. Partido contra Inglaterra.
  • El comportamiento de los laterales. Defensa muy abierta ante juego del rival. 

Este comportamiento se ha dado mucho en los dos laterales durante todo el campeonato. Tanto Vrsaljko como Strinic suelen estar muy abiertos en la línea defensiva para acosar a su marca en cuanto reciba el balón para no darle tiempo. El problema viene cuando el rival, como Inglaterra, te creaba superioridad por dentro y obligaba a un central a salir, creándose un espacio muy grande por el carril central en dirección a la portería.

En la Croacia de Zlatko Dalic nos encontramos a un bloque sólido, con unos conceptos defensivos muy trabajados y que trata de incomodar al rival tanto en campo propio como ajeno buscando siempre la mejor opción para luego trenzar un ataque exitoso. Muchas veces su planteamiento hace que se divida el equipo, por lo que será una de las atenciones más importantes en una final en la que Francia y su poderío en transiciones tratará de aprovechar. Por ello nos surgen las dudas con una Croacia que está ante su gran oportunidad; ¿podrá parar las transiciones de Francia? ¿Irá arriba a presionar con las consecuencias en caso de partirse? En Luzhniki saldremos de dudas.

Un análisis de Nacho Moyá (@Nachomoya_m en Twitter)

 

 

Un comentario Agrega el tuyo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *