Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Análisis táctico Mundial Rusia 2018

Francia a por su segunda estrella

Croacia

Didier Deschamps se hizo cargo de la selección francesa en el año 2012 después de que los galos quedasen eliminados en los cuartos de final de la Eurocopa de 2012 que ganó España. Desde entonces el crecimiento de la selección ha sido exponencial y algunas de las decisiones que tomó el entrenador han hecho que el combinado galo llegase a dos finales consecutivas: la Eurocopa de 2016 y el presente Mundial de Rusia.

Ocho cambios con respecto a la última final y una generación de futbolistas franceses que son importantes en grandes equipos europeos siendo tan jóvenes. Francia es una de las selecciones con una media de edad baja en comparación con las otras participantes. Las ilusiones y el talento de los jóvenes unido al trabajo del entrenador han hecho posible la evolución de esta selección francesa.

La Francia de Didier Deschamps

Analizamos la selección de Didier Deschamps con dos aspectos claves del equipo: el comportamiento ofensivo, en especial centrándonos en el trío atacante Pogba-Matuidi-Griezmann. 

Comportamiento ofensivo en campo rival 

La aparición de Matuidi-Pogba en el once inicial francés suscitó muchas críticas, pero el entrenador francés tenía claro cómo iba a ser su equipo. A parte de ser una selección muy física y con una gran disposición defensiva, lo cierto es que también saben comportarse con el balón, y ahí entra el trivote del centro del campo más el líder de la selección, Antoine Griezmann.

1º
Disposición ofensiva de Francia en ataque.

La idea siempre es ocupar los tres carriles de ataque, pero sin restar espacios a los compañeros. Francia emplea los laterales para el ataque, además de Mbappé, por lo que la ocupación de espacios es primordial para no crear densidades en zonas activas del balón. Es por ello que siempre tanto Pogba como Matuidi en esta fase del juego parten más de una posición estática viendo cómo pueden ayudar a generar espacios.

2º
3º

Paul Pogba no se caracteriza por ser un creador, pero sí un jugador con grandes lecturas. Sin embargo, su año en el United ha dejado muchas dudas en torno a su figura. El joven jugador francés está haciendo un gran papel en el Mundial y no solo por esa conducción en las transiciones ofensivas, sino porque sabe leer qué necesita su equipo para conseguir espacios.

4º

Antoine Griezmann siempre es partícipe de las acciones ofensivas ya se de una manera activa o pasiva, todo en función de si su equipo necesita darle más continuidad al ataque para encontrar los espacios o esperando a que la jugada llegue a su zona de influencia. Es por ello que Francia siempre intenta ocupar los tres carriles del ataque en su fase ofensiva o en su transición ofensiva. Para ello es importante que los tres jugadores, Pogba-Matuidi-Griezmann, estén siempre atentos a la acción y sepan qué hacer en función del contexto.

5º
6º

El comportamiento pasa por dos momentos: si el ataque es vertical y rápido entra en juego ocupar bien los espacios, en especial los tres carriles para hacer el ataque amplio y generar espacios para finalizar.

7º

En cambio, si Francia no encuentra esa verticalidad que le caracteriza y pasa a un ataque más posicional buscando crear alguna ventaja o desorden en el equipo, aquí el comportamiento cambia. El equipo pasa a ocupar los carriles próximos al balón para generar densidades en la zona y encontrar en otras a jugadores libres. A esta actitud además se le añade que en caso de pérdida sea una medida para acumular gente en la transición defensiva.

8º

Todo este comportamiento viene reflejado para que Francia cuando finalice las jugadas sea con acumulación de jugadores en el carril central o bien permitir que su jugador más desequilibrante, Mbappé, pueda tener espacios para correr y finalizar las jugadas.

9º

Puntos débiles 

Una de las principales armas ofensivas de la Francia de Deschamps es atacar con los laterales y sus transiciones ofensivas, pero toda decisión conlleva su riesgo, y aquí Francia tiene uno que puede catalogarse como punto débil. Cuando el equipo adelanta líneas y acumula jugadores en campo rival para atacar hay momentos en donde el equipo se queda solo con dos jugadores detrás y Kanté por delante, permitiendo espacios a los costados donde los centrales, Varane-Umtiti tienen entonces un trabajo extra, al tener que estar muy atentos a las coberturas.

10

Con las bandas que tiene Croacia, Francia tendrá que estar muy atenta de no perder el balón en la fase de inicio o creación sin el equipo bien posicionado. Ahí entra en juego el papel de Kanté para saber meterse entre centrales cuando el contexto lo requiera. Ante Perisic y Rebic las ayudas van a ser necesarias de manera constante sobre todo en caso de pérdida.  

Deschamps tendrá que trabajar cómo parar ese tipo de acciones de Croacia en caso de que su equipo pierda el balón en campo propio, y ahí entra en juego el comportamiento de Pogba o Matuidi. ¿Tendrán que retrasar su posición media? ¿Será Pogba el que más estático se quede para frenar esas transiciones del rival? Una gran final nos espera.

Un análisis de Nacho Moyá (@Nachomoya_m en Twitter)

1 COMENTARIO

¿Algo que añadir?