Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Jugadores

Un centrocampista diferente para Garitano

Mikel Merino aterriza en San Sebastián para ponerse a las órdenes de Asier Garitano ipso facto. El centrocampista, procedente del Newcastle inglés de Rafa Benítez, se une a un centro del campo que ha dado muchas alegrías últimamente en Anoeta. Será uno más junto a Zubeldia, Illarra, Zurutuza, Pardo y compañía. Un refuerzo de lujo que tendrá que buscarse un sitio en el once de Garitano, ya sea como interior, de pivote, en la media punta o incluso de central, en caso de urgencia.

La renovación en la Real está siendo bastante importante tanto en el cuerpo técnico, donde se ha primado la calidad y el potencial, trayendo a gente como Luis Llopis o Rubén De la Barrera, y eso lleva también a acudir a un mercado distinto, y ahí apareció la opción de Mikel Merino. Un jugador muy joven, con muchas aptitudes y con experiencia en dos grandes ligas europeas. Tenía muchas novias, tanto este verano como los dos anteriores, donde equipos como Athletic, Betis y otras potencias europeas parecían estar cerca de incorporarlo, pero tras su discreto paso por Dortmund, el navarro eligió el Newcastle y la Premier para crecer, ¡y vaya si lo hizo! Sin embargo, ha decidido salir de nuevo, esta vez para volver a su país, de la mano de una Real que le ha encandilado más que el resto de sus competidores. Su precio, 12 millones, puede ser amortizado tranquilamente si el navarro demuestra su valía, y para eso estará Asier Garitano, que será el encargado de exprimir su potencial al máximo.

Adaptable al esquema, y viceversa.

Una de las múltiples virtudes de Merino es que tiende a ser flexible para lo que el entrenador necesite. Su posición es la de medio centro, pero puede actuar sin ningún problema de interior e incluso de media punta. También lo ha hecho, sobre todo en Dortmund y en la Selección sub-21, de central, aunque en la Real se antoja más complicado que retrase tanto su posición. Llega para ‘sustituir’ a Xabi Prieto y Canales, pese a ser un jugador totalmente distinto que poco tiene que ver con ellos y que rara vez ejercerá de ’10’.

Su fútbol será de gran utilidad para que Asier Garitano consiga darle a la Real un plus competitivo en varias facetas. Si ejerce de segundo pivote junto a Illarra, que parece ser lo más probable, será una pieza angular en la salida de balón realista, recibiendo en diagonal de centrales o del propio Asier, y con el primer control bueno que tiene para romper al defensor. Posee una técnica exquisita que le permite ser un jugador muy plástico y que domina el arte de las florituras, pero es que además las utiliza de manera muy práctica y necesaria, saliendo de situaciones muy complejas con un caño, una ruleta, una pisadita, o un autopase. Esta virtud de tomar riesgos con regates para evitar a los rivales le puede costar un disgusto que otro si actúa como central.

Brighton-and-Hove-Albion-v-Newcastle-United-Premier-League-1532163373

Un llegador que puede dar un vuelco a la faceta ofensiva del clásico centrocampista txuri urdin.

Una de las carencias de los centrocampistas realistas de los últimos años, ya sean Prieto, Zurutuza, Pardo, Illarra, etcétera, ha sido la falta de llegada, de capacidad para disparar de lejos en cualquier momento y de ser un goleador más, por alto y por bajo. Pues precisamente eso es lo que define a Mikel Merino, entre otras cosas. Es un futbolista con muchísima iniciativa, sin temor a golpear cuando lo ve claro, que busca pases de gol imposibles y que cambia los ritmos del partido a su antojo. Tiene una capacidad de llegada brutal con y sin balón, habiendo marcado grandes goles desde la larga distancia, siendo además una amenaza seria en juego aéreo y teniendo las condiciones necesarias para acompañar la jugada de ataque y llegar al remate sin excesivos problemas para estar ahí, para marcar.

Su potencial ofensivo no se queda ahí. Si termina jugando más adelantado que de pivote, será un futbolista clave entre líneas, pudiendo permitirse recibir tanto de espaldas como escorado, debido a su facilidad para regatear y encarar pese a su altura. Puede abrir espacios a sus compañeros con el mero hecho de salir de su zona de confort y así provocar dudas en el rival y, consecuentemente, ocasiones de gol. Si encuentra la estabilidad que le ha faltado hasta ahora, el canterano del Osasuna puede marcar la diferencia en esta Real e incluso derribar la puerta de la nueva selección de Luis Enrique.

2 COMENTARIOS

¿Algo que añadir?