Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Jugadores

Gelson Martins para el Cholo

El aterrizaje al Wanda Metropolitano de Gelson Martins es uno de los más prometedores de todo el mercado estival. Por condiciones, el joven extremo portugués está llamado a ser uno de los principales agitadores de un Atlético de Madrid que ha configurado una plantilla con mucho veneno en zona de 3/4. Gelson es el exponente de un proyecto que con el Cholo en la cabeza lucha por renovarse y encontrar nuevas formas en su juego. Tras su paso por el Sporting de Portugal, el salto hacia uno de los grandes conjuntos de Europa es un reto mayúsculo.

El extremo portugués procedente del Sporting CP es un perfil de jugador del que el Cholo Simeone nunca ha dispuesto en sus filas. Su 4-4-2 ha tenido como protagonistas en banda a hombres como Koke o Arda Turan, piezas que daban oxígeno al Atlético de Madrid desde la posición y el balón, que ordenaban pero no agredían. Cuando un extremo ha tenido que ocupar ese rol de hombre de banda, no ha funcionado. Los casos de el «Cebolla», Vitolo, Gaitán y sobre todo Yannick Carrasco, quien por condiciones apuntaba mucho más alto. La relación entre lo que demandaba el técnico y lo que ofrecían los jugadores no era la misma, y nunca casaron con la idea. Es por este motivo que el papel de los laterales ha sido de tal importancia en la etapa Cholista. Filipe Luis y Juanfan han simbolizado lo que los teóricos extremos en plantilla no ofrecían. Jugadores con capacidad asociativa y facilidad para llegar a poner el último pase, el Atlético no necesitó de un Gelson o un Lemar. Quizás sí, pero no se adaptaron a la idiosincrasia cholista.

Este verano el Atlético ha apostado por Lemar y Gelson Martins para reforzar la parte ofensiva de la plantilla. El portugués es verticalidad. Partiendo desde la derecha es un jugador eminentemente regateador, con gran capacidad de desborde, bien por velocidad o por una técnica que, sin ser depurada, sí es eficaz a la hora de eliminar rivales en conducción. A diferencia de otos extremos que han pasado por el Atlético de Madrid, Gelson es un jugador con gran capacidad para el último pase, hecho diferencial al tener en cuenta que el conjunto madrileño juega con Diego Costa y Antoine Griezmann, dos jugadores que interpretan muy bien los centros laterales y con jugadores como Saúl, Koke o Thomas que cargan el área con facilidad. Así, el papel de Martins parece claro, a priori, anclado en un costado para cambiar el ritmo y poner algo que el plantel del Atlético de Madrid ha adolecido los últimos tiempos; descontrol. Gelson Martins es un jugador que no depende del contexto para aparecer. Es una individualidad que si el Cholo logra incorporar a sus sistema puede ser algo muy serio.

27 goles en 140 partidos con el Sporting de Portugal.

El contexto que le brinda el Cholo es uno en el cual deberá pulir sus carencias tanto en la definición como en la toma de decisiones. El internacional portugués es un jugador que verticaliza siempre; no conoce la pausa. Recibe y busca permanentemente situaciones de uno para uno, y a veces el partido demanda otra cosa. Será en esta nueva etapa, con 23 años y un conjunto que le exigirá este proceso, donde Gelson Martins aprenda a relacionarse mejor con los tempos del partido y a decidir cuándo encarar y cuándo no. Aunque muchas veces la situación le exigirá desbordar, y siempre estará preparado para ello.

El Atlético está viviendo un cambio generacional. Se han ido Gabi, Fernando Torres y estamos en los últimos coletazos de Juanfran, Diego Godín y Filipe Luis. Los que conformaron la guardia pretoriana del técnico argentino van dando paso a una hornada rejuvenecida, joven pero con la experiencia de quien convive con los mantras del Cholo. Liderada por Koke, Saúl, Lucas y Antoine, este Atleti se va configurando como un equipo preparado para vivir en campo rival, con capacidad para llevar el timón del partido y jugar con muchos hombres atacando el área. Gelson Martins encaja en la idea de buscar un equipo más vertical, más dañino. Es el veneno que le faltaba al Chlo para, por fin, alzarse con la orejona. El Metropolitano les esperará, y Gelson ha llegado para acercarla un poco más.

¿Algo que añadir?