Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Partidos

El tiempo de cocción

Aun en clave pretemporada, el Manchester City de Pep Guardiola se ha llevado el primer título del año. Una Community Shield que disputó ante un Chelsea de Maurizio Sarri que dio muestras de no haber interiorizado aún del todo el mensaje del italiano. La victoria del City es la de un equipo ya construido y que encara su tercer año de proyecto contra un equipo que está comenzando uno nuevo, y que en los últimos años ha variado demasiado su rumbo. Foden y Hudson-Odoi fueron las piezas jóvenes a seguir, sobre todo el del Chelsea, que ha cuajado una gran pretemporada. Sin embargo, los focos alumbraron a un Kun Agüero que sigue haciendo historia a base de goles con el City y a un Stones que estuvo inconmensurable en defensa, sobre todo en materia de anticipación. En una acción de ese tipo con su autoría se dio inicio a la transición que significó el segundo de los suyos y cerró el partido.

Pep no se guardó nada, ni en el once ni en intenciones iniciales. Los skyblue saltaron al campo con la clara intención de complicar lo máximo posible la idea de Sarri, la cual pasaba por tener cierto protagonismo con el balón. Si hay un rival al que discutirle ese apartado es ciertamente complicado es el Manchester City de Pep Guardiola. La presión del conjunto mancuniano fue muy intensa, en bloque alto y asfixiante para un Chelsea que no lograba ceder un balón en ventaja a sus jugadores ofensivos. El joven Foden fue el designado para marcar a Jorginho en salida de balón. El ex del Napoli aspira a ser el faro del conjunto londinense en salida, por lo que el trabajo de Phil Foden sin balón presentaba una gran importancia. Inhabilitado el mediocentro internacional por Italia, la recuperación de balón en zona alta fue más sencilla para los citizens. Ese gran tramo inicial se cerró con el tanto del Kun Agüero. El 10 argentino recibió el balón tras una gran conducción de Foden, pisó el cuero con su pie derecho para cambiar de pierna para el disparo y ejecutó cruzado a Caballero. El detalle técnico de la pisada dejó K.O. a los defensores que salían a tapar el disparo.

La presión del conjunto mancuniano fue muy intensa, en bloque alto y asfixiante para un Chelsea que no lograba ceder un balón en ventaja a sus jugadores ofensivos.

Estando ya arriba en el marcador, el Manchester City decidió realizar un juego de mucho más control. El balón pasó a tener una mayor presencia entre los centrales citizen por la gran cantidad de pases horizontales que se registraron. Con ello, los de Guardiola pretendían atraer a un Chelsea que debía presionar para tratar de colocar la igualada más pronto que tarde. Si el conjunto blue salía, el City gozaría de muchos más espacios en campo contrario si conseguían superar la línea de presión londinense. Le costó ejecutar con corrección ese planteamiento a los de Pep, lo que provocó que el Chelsea, paulatinamente, fuera aglutinando protagonismo con balón. Se consiguió plantar varias veces en campo contrario con el esférico controlado, pero faltó algo de acierto y menos precipitación en el último pase en ese tipo de jugadas. Hudson-Odoi dio muestras de su gran calidad y técnica individual las veces que recibió con espacios. Es más, suyo fue el único disparo londinense en la primera mitad, sin mayor peligro para Cluadio Bravo.

La primera parte de Bernardo Silva como interior había sido brillantísima, ya que había estado acompañada de unos detalles técnicos tan vistosos como efectivos. Sin embargo, en el inicio de la segunda parte tuvo que variar de posición. Pep dio entrada a Gündogan por Sané buscando algo más de control y evitar que el Chelsea creciera como lo había hecho en el tramo final de la primera mitad. Esto trasladó a Bernardo Silva a la banda, donde ejerció a pierna cambiada y el argelino Mahrez en la izquierda a pierna natural. El tímido descontrol de los primeros minutos de la segunda mitad fue derivando en un tenue dominio del City que, sin embargo, fue suficiente para que llegara el segundo gol. Ahí es donde entra en escena John Stones. El central británico cuajó un partido enorme en materia defensiva, destacando sobre todo en la labor anticipativa. Su capacidad y acierto para leer el juego del contrario fue clave en muchas de las transiciones ofensivas de los suyos, al recuperar y dar salida rápida. Precisamente eso fue lo que pasó en el segundo gol. En el inicio de la jugada está una nueva anticipación de Stones, exhibiendo una gran lectura de juego. Bernardo Silva gestó la jugada ejecutando el pase final para que Agüero fusilara sin contemplaciones a su compañero de selección Caballero.

A falta de menos de una semana para que los de Pep debuten en Premier League ante el Arsenal de Unai Emery, el equipo parece estar entonado.

El 0-2 demostró ciertas y lógicas carencias en el Chelsea de Sarri, proyecto que acaba de comenzar. El resto del encuentro fue dominado por el Manchester City a base de balón. La cierta comodidad del resultado provocó que se observaran algunas pérdidas graves de los skyblue en otro contexto de encuentro, pero el Chelsea no pudo aprovecharlas. Los mancunianos buscaron con asiduidad la espalda de una defensa londinense muy adelantada. Agüero, Gabriel Jesús e incluso Brahim Díaz disfrutaron de ocasiones claras en ese tipo de acciones. Precisamente el español dejó fogonazos de la enorme calidad que atesora, y se pudo haber marchado a los vestuarios con algún gol en su cuenta. Sin embargo, Cabellero tuvo que trabajar para hacer bueno el 0-2 para los suyos. Atajó algunos disparos peligrosos, frenó algún mano a mano que otro y la fortuna le ayudó en ocasiones evitando que el tercer tanto cayera para el lado contrario.

El primer examen de cierto nivel ha sido superado con nota por el Manchester City. A falta de menos de una semana para que los de Pep debuten en Premier League ante el Arsenal de Unai Emery, el equipo parece estar entonado, aún sin contar con todos y cada uno de sus efectivos. Por otro lado, el Chelsea de Sarri ha demostrado que es un equipo en construcción. Sin embargo, todo proyecto nuevo y en asimilación necesita de buenos resultados para que los cimientos sean sólidos. Esto no ha hecho nada más que empezar.

2 COMENTARIOS

¿Algo que añadir?