Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Jugadores

Un relámpago en Vallecas

El Mundial es siempre un escaparate en donde todos los clubes ponen sus miras. Los 32 equipos ofrecen la posibilidad de dar a conocer a nuevos talentos, jugadores que habían pasado por alto o, sencillamente, que no habían destacado. Un buen papel en una Copa del Mundo genera siempre unas sinergias que, en clave de los jugadores, deben saber aprovechar. ha sido el caso del peruano Luis Advíncula, quién cuajó un Mundial muy bueno como lateral -carrilero- derecho. El Rayo Vallecano no dudó en contratar al ex-jugador de Lobos UAP y traer hacia tierras madrileñas a un jugador que puede dar mucho al conjunto franjirrojo.

Luis Advíncula destaca, por encima de todo, por su enorme velocidad. Sus carreras cerca de la línea de cal nos hacen pensar que quizás su carrera en el mundo del atletismo hubiera sido exitosa. Su exuberancia física también se palpa con su potencia, y es que el peruano es un jugador muy fuerte, no rehúye nunca el contacto y fuerza siempre las situaciones, llevando al límite el reglamento. No es un jugador sucio, pero su físico es tal, que a veces es incontrolable. La sociedad que formó con Carrillo en el pasado Mundial puede darnos pistas acerca de cómo y dónde rinde mejor Advíncula. Mientras Carrillo generaba mucho desde el regate, Luis aprovechaba su velocidad para provocar 2×1 constantes, siendo esta una de las grandes armas de los de Gareca. Míchel deberá saber crear contextos en los que el Rayo pueda llevar el balón con ventaja hacia su sector diestro, ahí se origina la tormenta. Y es que Luis Advíncula enfoca cada acción a la agresión. Busca constantemente acelerar las jugadas y tratar de imponer un ritmo alto. Será interesante ver si el Rayo le ofrece la posibilidad de tener ciertas ventajas en fase ofensiva, y si no, ver si él puede crearlas.

Su capacidad para generar superioridades por su carril a partir de su velocidad y su físico se convierte en una cualidad ofensiva importante para su equipo.

Advíncula ha pasado por 9 clubes desde 2010, una cifra muy a tener en cuenta a la hora de hablar sobre su fichaje. A su edad (28 años) el lateral diestro no ha sabido acoplarse a ningún equipo. Sus experiencias europeas se remiten a media temporada en el Hoffenheim, una en el Vitoria de Setúbal y otra en el Bursaspor turco. Equipos alejados de la élite y, excepto en Hoffenheim, contextos nacionales mucho menos exigentes que el que se va a encontrar en La Liga. Advíncula no ha logrado asentarse en Europa, por lo que el fichaje por parte del Rayo lleva implícito cierto riesgo. El tiempo dirá si el Mundial ha servido como punto de inflexión en la cabeza del «Usain Bolt peruano», pero la filosofía del Rayo y Vallecas le pueden ir muy bien a un jugador que necesita cierta marcha en su cuerpo para sacar su rendimiento.

El Rayo Vallecano tratará de mantenerse en la máxima categoría, con jugadores como Kakuta o Advíncula, el conjunto rojiblanco sienta unas piezas propensas a la velocidad y al desorden. Un clima que en Vallecas gusta y ya es conocido. A la espera de nuevas incorporaciones, el Rayo ya ha puesto las cartas sobre la mesa, su proyecto pasará, en buena medida, por lo que Luis Advíncula les dé en banda derecha. Si logra imponer su domino físico y anímico, el Rayo tendrá permitido volar.

 

¿Algo que añadir?