Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Jugadores

Goles turcos para estrenar categoría

La temporada pasada en Segunda División puede ser recordada por muchas cosas, dada la gran igualdad de la categoría de plata del fútbol español. Pero, sobre todo, no se olvidará por el ascenso de la Sociedad Deportiva Huesca. El conjunto oscense se estrenará en la temporada que está a punto de comenzar en la máxima categoría de nuestro fútbol, siendo uno de los presupuestos más reducidos de toda la competición. Prueba de esa limitación económica, en contraposición con otros conjuntos, es una de las contrataciones que llevó acabo hace unos días. La SD Huesca realizó su contratación más alta de su historia con el fichaje de Serdar Gürler, jugador turco que llega procedente del Osmanlispor. Alejándonos de su precio –dos millones de euros– y de la sorpresa de su contratación, resulta una exótica llegada a uno de los banquillos más humildes de La Liga.

El conjunto aragonés debía acometer una gran cantidad de fichajes para poder estar a la altura de su próximo reto, el mayor en toda su historia. Como muchos equipos que consiguen el ascenso desde Segunda División, la SD Huesca componía su plantilla en base a una gran cantidad de jugadores cedidos que han retornado a sus equipos de origen. Así las cosas, la programación de la temporada en Primera División recaía en la contratación de varios jugadores de cierto nivel. Por ahí se explica la contratación de Serdar Gürler. Su desconocimiento en la competición española ha levantado cierto revuelo en el entorno oscense, sobre todo por el precio pagado ligado a su anonimato. El atacante turco ha llegado a ser internacional con su país en convocatorias pasadas. Esa oportunidad le llegó por el gran rendimiento que ha mostrado en las dos últimas temporadas, donde ha anotado un total de 25 tantos. En la anterior campaña su gran actuación goleadora no pudo evitar el descenso de su equipo, el Osmanlispor, que bajó de categoría tras un año en el que el nuevo fichaje de la SD Huesca fue el mejor de los suyos al marcar 12 goles.

Fran (Fútbol turco/@FTEsp): «Serdar es uno de esos jóvenes que se ha quedado en el camino. Se esperaba mucho de él y la mala cabeza le perjudicó.»

El análisis del futbolista turco no habría sido posible sin la ayuda de nuestro compañero Fran, especialista en fútbol turco y dueño de la cuenta de Twitter “Fútbol turco” (@FTEsp). Serdar Gürler ha pasado por varias etapas en su carrera futbolística por su capacidad para descentrarse en algunos tramos de la misma. Así, Fran reconoce que “Serdar es uno de esos jóvenes que se ha quedado en el camino. Se esperaba mucho de él y la mala cabeza le perjudicó”. Un típico problema de jugadores jóvenes que apuntan alto desde edades tempranas, pese a atesorar una gran calidad: “Si está centrado en el fútbol y encuentra regularidad, puede ser un fichaje muy bueno para la SD Huesca”.

El conjunto aragonés apuesta fuerte en este mercado estival, sabiendo que el riesgo que corre es mucho, sobre todo en dos contrataciones. Una de ellas es la comentada de Serdar Gürler. La otra la de Rubén Semedo. Jugadores de distinto perfil, pero que parecen tener una capacidad innata para descentrarse. El sistema de Leo Franco deberá encontrar acomodo a un Serdar Gürler que se desenvuelve bien pegado a los costados. Su buena punta de velocidad le permite desbordar a los contrarios sin hacer gala de una excesiva faceta técnica. Fran también añade que, aunque juegue pegado a la cal, tiene bastante gol: “Normalmente juega en banda, es un extremo muy rápido, que encara bien y que además tiene gol”. Si sus compañeros pueden encontrarle en posiciones de cierta ventaja o con espacios, sus opciones de hacer daño al rival aumentarán sobremanera. A sus 26 años, si se centra en practicar el fútbol que ha acostumbrado últimamente en Turquía, los dos millones pueden quedarse en poco para la entidad oscense.

El sistema de Leo Franco deberá encontrar acomodo a un Serdar Gurler que se desenvuelve bien pegado a los costados.

Y es que, pese a que su estancia en Trabzonspor trascurriera con más pena que gloria, el atacante turco parece haber sentado la cabeza: “Se ve que conforme ha ido creciendo ha ido madurando. Ya la temporada pasada en Osmalinspor hizo una temporada muy buena, con muchos goles y asistencias”. El precio que se ha pagado por él no le asegura un hueco en el once de un equipo que cuenta con los dedos de una mano las contrataciones que ha podido realizar, ya que casi todos los refuerzos que han llegado han sido en forma de cesión. Serdar Gürler es uno de esos jugadores por los que el club se ha esforzado económicamente, depositando muchas esperanzas en él. Si en El Alcoraz gritan tantos goles como los que convirtió la temporada pasada en Osmalinspor será una grata noticia para el respetable de la SD Huesca y para un jugador que se enfrenta a su primer reto en mucho tiempo fuera de las fronteras turcas.

¿Algo que añadir?