Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Jugadores

El puñal de Garitano ya tiene nombre

La Real Sociedad ha vuelto a mover el mercado, esta vez cerrando una incorporación mediática a la par que sorprendente. Theo Hernández, lateral izquierdo del Real Madrid, recala en Donostia para jugar a préstamo una temporada, sin opción a compra por parte del club realista. Llega para reforzar un flanco que quedó debilitado con la marcha de Yuri hace dos temporadas, y que ha sido muy criticado por la afición txuri-urdin. Al fin y al cabo, Theo llega para ser el Yuri de Eusebio, o lo que es más cercano y concreto, el Diego Rico de Asier Garitano.

A pesar de sus escasos minutos esta temporada con el Madrid, Theo está avalado por el temporadón que realizó en Vitoria hace dos campañas y que le catapultó a la élite, fichando por el club blanco. Tras un año más que discreto donde solo disputó 1648 minutos entre todas las competiciones dando 3 asistencias, el defensor franco-español ficha por la Real con la intención de volver a sentirse vital en un equipo y mejorar como futbolista a base de minutos, para intentar superar, o al menos recuperar, a aquel joven Theo que maravilló a España en el Alavés.

Manchester-United-v-Real-Madrid-International-Champions-Cup-2018-1534413249.jpg

Es un lateral muy profundo que en ataque influye más y mejor cuando llega que cuando está. En defensa le toca trabajar sus carencias para minimizarlas.

Theo es un ‘lateral’ que donde mejor actúa es en el puesto de carrilero. Tiene unas aptitudes físicas privileagiadas que le permiten ser un activo importante en muchas situaciones del juego. Además, posee una inteligencia bastante curiosa dentro del terreno de juego. Pese a su juventud, ha desarrollado las tablas del fútbol, o lo que es lo mismo, la picaresca. Sabe cuándo hay que parar el partido, cuándo beneficia a su equipo el provocar una falta, etcétera, algo que ya se vio en el encuentro ante el Villarreal. Es un plus muy importante, ya que en la Real no hay muchos perfiles de ese estilo. Sin embargo, no demuestra esa inteligencia en otros aspectos, sobre todo defensivos, por ejemplo en el posicionamiento forzado, es decir, volviendo del ataque. Ya demostró esas carencias en el primer gol del Villarreal esta primera jornada, donde molesta a Héctor Moreno, que estaba tapando el disparo de Gerard.

Pero Theo es un defensa ofensivo que si vuelve al nivel que mostró en el Alavés será de gran ayuda en la Real. Tiene un disparo y un golpeo privilegiados que puede decidir partidos. Es un jugador que permite desahogar el juego ya que siempre da apoyo muy abierto. Cuando recibe en ventaja es un puñal que puede destrozar defensas gracias a su zancada y a su uno para uno. Un futbolista pasional, que lo da todo y siente lo que hace, como se le vio ante el Villarreal celebrando por todo lo alto el gol de Juanmi, un compañero que acaba de conocer.

Saldría muy beneficiado con defensa de 5, o con un equipo con muchos centrocampistas para que le den alas en ataque y no demasiada responsabilidad atrás.

Asier Garitano deberá buscar la fórmula idónea para que el equipo funcione a la perfección, y visto lo visto, parece que no será una única fórmula. El técnico de Bergara optará, casi con total seguridad, por adaptarse al rival y no tener un estilo y esquema único, y eso puede beneficiar a Theo, ya que un 4-3-3 al uso no le dejaba en muy buen lugar en un principio. Una defensa de 5 permitiría al aún lateral del Real Madrid proyectarse en ataque con más garantías, además de no exponer al equipo en defensa. Llegaría desde atrás a los ataques, que es cuando más daño hace. Otro esquema que le beneficia, a priori, es el del rombo de centrocampistas que se usó ante el Villarreal. Le dan la banda a él, y tiene la cobertura defensiva casi asegurada al haber tantos centrocampistas. En sistemas más convencionales Theo podría sufrir más, sobre todo en defensa, pero también en ataque por no poder hacer más daño. Sea como fuere se espera mucho del que puede ser el nuevo puñal para Garitano.

 

¿Algo que añadir?