Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Jugadores

Sergio ya tiene opciones para el nueve

Con el mercado de fichajes abierto, los equipos se van modelando a lo largo de todo el verano, pero es cuando llegan las últimas semanas de agosto cuando los técnicos pueden valorar tras el inicio de la competición y dos meses de altas y bajas cuál es la situación de su plantilla, si es lo suficientemente amplia o si hay puestos que necesitan urgentemente reforzar. Amén de los movimientos a última hora, que siempre los hay que les gusta dejarlo todo para el final, cuestión de adrenalina, quizás.

Uno de los equipos que más tardó en comenzar a reforzarse y que aún tenía huecos por rellenar en la última semana de agosto era el Valladolid de Sergio González. Aunque, como se suele decir, nunca es tarde si la dicha es buena. Poco a poco fueron llegando nombres interesantes para reforzar al club vallisoletano como Keko, Alcaraz o Daniele Verde, pero como se pudo ver en su estreno liguero en Montilivi ante el Girona, los pucelanos necesitaban imperiosamente nombres para ocupar una posición especialmente relevante en un equipo recién ascendido con el objetivo de no volver a la categoría de plata: un nueve. En las oficinas del José Zorrilla trabajaron por encontrar a esa figura y cumplieron con el cometido, pues no solo firmaron un delantero sino que confirmaron la contratación de dos en la última semana: Enes Ünal y Duje Cop. Dos jugadores con experiencia en La Liga Santander e internacionales con sus respectivos países.

Dos jugadores de corte muy similar para un mismo rol: ser el nueve referencia para Sergio.

Frente al FC Barcelona de Ernesto Valverde pudimos ver a ambos en acción, aunque nunca juntos sobre el terreno de juego, pues el croata salió desde el banquillo precisamente para sustituir al futbolista turco. La apuesta de Sergio partiendo desde el 4-5-1 dificulta la posibilidad de ocupar una doble punta en según qué partidos, aunque sea algo que podamos ver según el rival. Sin embargo por el rol y el perfil de ambos también sería algo difícil. Ambos son jugadores de un corte muy similar, con cierta capacidad de remate en pocos toques pero en los que sobre todo destaca la capacidad de jugar de espaldas a la portería y de dar sentido al juego de su equipo en campo rival. Enes y Duje se manejan bien con el cuerpo y tienen la capacidad técnica y asociativa para hacer fluir el juego activando a los jugadores más cercanos, ya sean los extremos o los interiores. Además, como pudimos ver ante el Barça cuando hubo ocasión, sin ser dos jugadores donde prime la velocidad, ejecutan movimientos constantemente con facilidad para caer a los costados indistintamente, pudiendo generar desajustes en las marcas rivales y apoyos en la zona de tres cuartos.

Ambos ya demostraron estas capacidades en sus etapas en Primera División de la mano de Villarreal y Levante en el caso de Ünal y Sporting y Málaga por parte de Cop. En ambos conjuntos ejercían como único nueve del equipo -a excepción del turco en el submarino amarillo-, situación que posiblemente repitan en Valladolid, y es que aunque por sus características parezcan apropiados para acompañar a un jugador más de área, Ünal y Cop son jugadores a los que también les gusta habitar cerca de la meta rival para definir en pocos toques o aprovechar su estatura para ganar duelos en el juego aéreo, con ambos jugadores sobre el 1,85m. de altura.

No son jugadores excesivamente prolíficos en el gol, aunque también muestran capacidades en el remate. 6 goles en 31 partidos anotó Ünal por los 16 en 63 encuentros de Cop en La Liga.

Sendos jugadores han llegado en calidad de cedidos al club vallisoletano para resolver la papeleta que más preocupaba al técnico catalán, pues la falta de pólvora mostrada en Girona evidenciaba los pocos recursos con los que contaba en la parcela ofensiva. Ahora, apenas una semana después, con Duje Cop y Enes Ünal, Sergio tendrá opciones interesantes a su alcance para generar el fútbol ofensivo que les permita acercar al Valladolid al gol y con ello a la permanencia.

1 COMENTARIO

¿Algo que añadir?