Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Jugadores

Suso en su hábitat

Cuando un entrenador llega a un club o una selección este trata de ajustar y moldear su plantilla en base a su estilo y metodología de trabajo. Algo que en una selección puede ser más difícil dada la limitación que da hacer una convocatoria con jugadores nacionales, pero que con el talento y la variedad que hay en España eso parece no ser un inconveniente de grandes magnitudes.

Con la contratación de Luis Enrique la Selección Española ha variado en automatismos y su contexto de juego ahora ha ganado en matices y necesidades respecto a etapas anteriores. En este modelo modificado, y ligándolo con el protagonista que analizaremos en estas líneas, las bandas demandan de un tipo de jugador muy concreto para llevar a cabo el plan que confecciona el asturiano. Rodrigo primero y Asensio después coparon la banda derecha en los dos primeros encuentros de Nations League que sirvieron de estreno al gijonés. En sendos encuentros encontramos dos extremos con gran movilidad, pegada y tendencia interior, algo que repitió en su última apuesta ante Gales: Suso Fernández.

El gaditano lleva años a un gran nivel en Italia, siendo el estandarte de un Milan que busca renacer bajo su liderato y calidad y con el andaluz cumpliendo con creces con su rol y la presión que esto supone. Ya con los lombardos viene mostrando esa versión de extremo habilidoso, al que le gusta ser protagonista con balón a partir del regate y la portería rival siempre como el objetivo. Es esta capacidad para ir hacia dentro y buscar con zurda -su pierna buena- tanto el disparo lejano como la asistencia lo que ha decantado a Luis Enrique para su llamada. Suso le permite la recepción entre líneas, la ruptura hacia dentro y la generación de un espacio por el carril para un Carvajal que entiende esas jugadas como nadie. Su competencia es feroz, con nombres como los ya citados Asensio o Rodrigo, más los que puedan llegar, pero siempre con la premisa de ser ese tipo de jugador. Por ello se entiende la apuesta por Aspas o Isco -además de estos últimos- por delante de extremos de banda y línea de fondo como Lucas Vázquez. Hombres con gol, gusto por el balón controlado y capacidad para romper hacia dentro.

Su capacidad para golear o asistir indistintamente, además de su perfecto encaje al rol en el extremo diestro de Luis Enrique, decantaron su convocatoria.

Ese disparo al larguero desde fuera del área ante Gales o la posibilidad de recibir entre líneas sacando de sitio a ese tercer central o a su lateral son exactamente las cosas que busca Luis Enrique en sus extremos, y Suso encaja de forma natural con esa idea. Su convocatoria por tanto tiene todo el sentido para dar forma a lo que pretende el asturiano desde el exterior, que no es otra cosa que, desde el juego bien abierto, potenciar el interior. La jugada de línea de fondo, centro y remate no será algo habitual en esta selección, aunque la inclusión de Diego Costa pueda aportar esta variante en según qué contexto de partido se encuentre la Roja por el rival al que se enfrente. Con Suso, Luis Enrique tiene el tipo de extremo que busca en cada banda, y por ello encontrarle un sitio en su lista de 23 es un objetivo seguro a medio plazo.

¿Algo que añadir?