Equipos

Soluciones por fuera

La profundidad y la amplitud son dos de las características de las que adolece actualmente el Villarreal de Calleja. Samu puede ser una gran alternativa.

Acercándonos ya a completar el primer tercio de la temporada, los equipos de La Liga van definiendo, perfilando y puliendo los detalles que le acerquen al éxito en base a los esquemas de sus entrenadores y los estados individuales de sus futbolistas. Lejos queda ya esa pretemporada de pruebas o ese periodo de Mundial y descanso. Sin embargo, los diferentes conjuntos del campeonato liguero se muestran en puntos distintos, y reflejado en la clasificación, los hay que aún necesitan terminar de dar con la clave que dé sentido a lo que cada técnico busca.

Es el caso por ejemplo del Villarreal. Javi Calleja afronta su segunda temporada al frente del submarino amarillo con la convicción de haber diseñado un equipo para ejecutar su plan desde el dibujo predilecto del madrileño: un 4-4-2 en rombo que ya la pasada campaña vino a solventar las principales carencias de los castellonenses. Sin embargo, el arranque de temporada ha estado marcado por las dudas y por la falta de identidad con su filosofía. Desde el rombo en el centro del campo, la presunción de ser un equipo propositivo, asentado desde el dominio interior, y cuyos delanteros, combinando alturas y espacios, se encarguen de la profundidad y el gol, ha caído en saco roto.

Al equipo le está faltando fluidez ofensiva pero sobre todo una gestión adecuada de los espacios en campo rival.

El equipo no está encontrando los espacios suficientes para romper a espalda de las defensas rivales, algo en lo que Bakambú era experto, y cuyo perfil anhela con urgencia Calleja. Pero además tampoco la profundidad exterior de sus laterales está permitiendo al Villarreal ganar en registros ofensivos y dificultar la ocupación de espacios del rival. Para generar huecos interiores que las numerosas piezas que Calleja sitúa por ese carril puedan percutir y jugar con fluidez es de vital importancia la amplitud. Amplitud que estire al rival y que, ante la falta de extremos puros en su sistema, deben aportar los propios laterales, pero esta no está llegando.

Por ello esta figura del extremo, ya sea solo por la amplitud o por el propio desborde y profundidad, es de lo que más está adoleciendo el sistema de Calleja. Si bien Fornals o Cazorla pueden caer con facilidad a bandas, estos no responden a ese perfil de jugador, pero lo más importante: no parten desde la misma posición y con la misma tendencia. Pero como decíamos antes, el madrileño trabaja con la convicción de haber confeccionado la plantilla en base a sus ideas, y es que esta limitación de recursos por fuera no responde más que a una planificación este mercado estival. Desde esa óptica se entienden las salidas de Samu Castillejo o Denis Cheryshev y la apuesta por Pedraza desde el lateral izquierdo y no desde el extremo.

La amplitud y el desborde que le pueden dar hombres como Pedraza o Samu parecen vitales para las aspiraciones del Villarreal en estos momentos.

Ante el Levante Calleja decidió dar un giro en su propuesta apostando por un nombre que cumple con el perfil de extremo que escasea en su plantilla: Samu Chukwueze. Durante los 90 minutos el jugador africano fue de los más activos y descarados en busca de dotar al conjunto amarillo de las soluciones que tanto necesita Calleja: amplitud, profundidad y desborde por fuera. Sus intervenciones en el costado diestro provocaron las constantes vigilancias de Toño, limitando además su recorrido por el carril, y supuso un recurso más a las ofensivas groguets más allá de las recepciones de un desacertado Gerard Moreno o las incursiones al espacio de Toko Ekambi.

El Villarreal ganó en intimidación y profundidad con la presencia y el atrevimiento de Samu, que fue el que más lo intentó de su equipo, aunque de nuevo el sistema quedó descompensado por el otro costado, donde Fornals no se dejó caer con la suficiente frecuencia como para ser una amenaza por fuera y pudiendo centrar sus vigilancias en la zona interior. Las opciones de Calleja pasan por dotar de ese protagonismo ofensivo que les está faltando a los laterales o bien apostar por jugadores de un corte más enfocado al desborde que permitan desequilibrar y generar los espacios que por dentro también puedan significar el dominio que pretende el técnico groguet. Sea como sea, apariciones como las de Samu o Pedraza parecen arrojar algo de luz sobre las sombras que se están planeando en cada encuentro del Villarreal.

0 comments on “Soluciones por fuera

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: