Jugadores

El envés de Gonçalo Guedes

De nuevo, toca año difícil para el murciélago valenciano. El equipo no funciona y su estrella tampoco. Guedes sigue atascado y sin mostrar su gran versión.

Está escrito. Por muy bien que vayan las cosas, en la orilla del Turia no hay tiempo para estar medianamente tranquilo. Ni siquiera tras una de las mejores temporadas que se recuerda en Mestalla se puede estar seguro de que el equipo seguirá rayando al mismo nivel. Toda la confianza que se ganó la pasada temporada Marcelino García Toral a bordo de la nave valencianista, casi ciega, se está desprendiendo a pasos agigantados. El conjunto che encara cada encuentro atenazado y sin acierto para sacarlo hacia adelante. Mientras tanto, el buque insignia de este proyecto del Valencia espera su momento para demostrar el grandísimo desembolso que el conjunto valenciano realizó en verano. Gonçalo Guedes está llamado a capitanear a este Valencia en crisis, sin embargo, su temporada no ha comenzado con buen pie.

La campaña 2017/2018 sirvió para que la joven promesa lusa demostrara toda la calidad que atesora en sus pies. Con un disparo tan fuerte como su arrancada en carrera sembró el pánico en la Liga Santander en la primera vuelta del campeonato, liderando a un Valencia que no cayó derrotado hasta la jornada catorce y que acumuló hasta ocho triunfos de manera consecutiva. Guedes se convirtió en la revelación del campeonato en esa primera vuelta. Sin embargo, en la segunda mitad de la temporada experimentó un bajón de rendimiento no esperado. Algunas lesiones le arrojaron alguna que otra duda a su juego y su acierto goleador y su capacidad de asistir a sus compañeros bajaron considerablemente. Cuatro tantos hizo en la primera vuelta del campeonato y, también, ocho asistencias. El contraste con la segunda vuelta fue palpable, ya que sus números fueron de un gol y tres asistencias.

El problema del Valencia en estos momentos no se focaliza en el bajo rendimiento de Guedes, sino en el de todo el plantel en su conjunto.

Uno de los problemas detectados en la presente campaña, y clave en el pobre rendimiento del equipo en lo que a resultados se refiere, es que la versión de la primera vuelta del campeonato anterior no ha vuelto al jugador ex del PSG. La entidad valencianista realizó un grandioso esfuerzo económico para convertir a Guedes en el jugador clave del Valencia, esperanzados de poder llegar a ver su mejor versión. Sin embargo, esta aún no ha llegado. Ni la de Gonçalo, ni la de varios jugadores insustituibles para Marcelino dentro del navío che. El caso del bajo rendimiento de Guedes se puede intuir y explicar recurriendo a su pretemporada. Este periodo de preparación brilló por su ausencia en el jugador portugués, ya que las presiones que tuvo que realizar para recalar de nuevo en el Valencia le hicieron perderse casi toda la pretemporada con los parisinos.

Las condiciones no eran las mejores, pero Gonçalo arribó en Valencia por todo lo alto. Sin embargo, su pretemporada comenzó cuando la temporada oficial ya había empezado. Fruto de querer estar al máximo con los suyos sin haber disfrutado de una óptima preparación, llegando de año de Mundial incluido, ha sido imposible ver la mejor versión del de Benavente, costándole también algún que otro problema físico. A todo eso hay que sumarle la ausencia de un jugador de su nivel y caché en la plantilla y, si lo hay, no está al nivel de la campaña anterior. El problema del Valencia en estos momentos no se focaliza en el bajo rendimiento de Guedes, sino en el de todo el plantel en su conjunto. Pese al buen trabajo al que siempre alude Marcelino, los resultados no llegan y la confianza del grupo se ve cada vez más mermada. Sin el apoyo de los resultados, el trabajo es mucho más complicado que presente un progreso.

El conjunto che encara cada encuentro atenazado y sin acierto para sacarlo hacia adelante.

En Mestalla esperan a Guedes y al Valencia, pero sobre todo al luso, para que con su grandes cualidades pueda alumbrar a un equipo sumido en una depresión importante que ve mermada su confianza a cada partido que pasa. La fe ciega en Marcelino y en la plantilla que tan bien rindió la campaña anterior parecía incuestionable, sin embargo, el desgaste de una situación no esperada comienza a hacer mella. La Champions medirá hasta qué punto se puede estirar más esta situación a orillas del Turia.

1 comment on “El envés de Gonçalo Guedes

  1. Pingback: Santi Mina toma la delantera – Balón en Profundidad

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: