Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Un Girona en transición

Adaptarse a un modelo o implantar el tuyo. En esa transición se encuentra ahora mismo el Girona de Eusebio. A medio camino de definirse.

Navegar en aguas revueltas

Dentro de una temporada aciaga para el conjunto valencianista, Gayá sigue siendo uno de los puntales tanto para el cuerpo técnico como para Mestalla.

Dibujando el camino

El Barça de Ernesto Valverde sigue dibujando su camino mientras avanza combinando buenas y malas sensaciones.

Imanol Alguacil tiene trabajo

Imanol Alguacil recupera el cargo en la Real Sociedad con problemas muy distintos que en la anterior etapa, pero con mimbres muy parecidos para remediarlos.

Solskjær para un United que vuelva a ser red devil

El Manchester United recurre a Solskjær como punto de reencuentro con su pasado. Su personalidad debe acercar a su plantilla a comprender la identidad tan potente que representan.

In Sergio they trust

Sergio consiguió un punto en San Mamés que sabe a mucho más para el Valladolid después de una segunda parte modélica y con una novedosa línea de tres atrás.

La receta de Klopp

A pesar de la derrota de Champions League en la cabeza, el Liverpool de Klopp ha sabido aislarse del victimismo y mirar a los siguientes retos sin miedo.

La incógnita de la factoría Cityzen

Pese al innegable talento que florece en la cantera Cityzen, las dudas sobre si podrán triunfar allí son grandes con Foden o Brahim como ejemplos.

Heredero al trono en Baviera

La salida de Lahm dejó huérfana la banda derecha del Bayern de Múnich. Sin embargo, no se ha tenido que esperar mucho a un nuevo heredero al trono.

Con Gareth Bale muy cerca de Marcelo

La propuesta de Solari creció por fin gracias al buen entendimiento entre Marcelo y Bale en izquierda, que terminó en tres goles para el de Cardiff.

La historia de una cima

Sarabia es fundamental en el sistema de Machín representando la llegada de Amagat, la pausa y lectura de Borja García y la convicción y rapidez de Portu.

Escudero Suárez

Lejos de sentirse terrenal, Luis Suárez se adapta a ese rol estupendo de escudero, sabiendo cuándo llevar las armas al jefe o cuándo atacar sin piedad.