La incógnita de la factoría Cityzen

El Manchester City se ha convertido en un gigante europeo gracias a la inversión financiera externa, utilizada de manera muy efectiva. Y una de las mejores inversiones del equipo de Manchester ha sido la de la cantera. Un equipo grande necesita una gran factoría de jóvenes detrás que cree una estructura competitiva acorde al estatus de un gigante mundial como tienen el Real Madrid, el Barcelona o el Bayern de Múnich. Y en estos tres se ha debido fijar el Manchester City al decidir crear la lujosa academia y ciudad deportiva, unido a la política de fichajes de jóvenes por pulir. Y claro, dicho esto, empiezan a asomar nombres por la mente, pero ¿tienen opciones reales de hacerse un hueco en este supergigante?

Pep Guardiola es un técnico que se hizo grande a base de dar oportunidades a jóvenes de la cantera cuando nadie lo creía oportuno. Y parece que quiere volver a tener esa característica en Manchester, con una política de cantera muy clara que viene haciéndose desde hace años pero que está empezando a dar sus frutos ahora, y que los seguirá dando porque viene mucho talento joven, incluido el español. Pero la verdad es que parece que lo van a tener difícil por ahora. No tienen opción de ser importantes en el equipo, alguna opción de jugar sí, pero poco más a corto plazo. Y toca valorar si es mejor jugar mucho en otro sitio, como cedido o traspasado, o seguir luchando por una oportunidad.

Foden y Brahim están peleando por la pole en situaciones bastante distintas pese a que parezcan similares.

Los dos cracks más populares, y también con más opciones de salir con éxito al fútbol profesional de élite son, como no podía ser de otra manera, Phil Foden y Brahim Díaz. Un centrocampista ofensivo inglés de 18 años y un extremo diestro español de 19. El primero viene de ser la mayor perla inglesa de su generación y de ser la estrella de su combinado nacional en el Mundial sub17 que ganó. El segundo, por su parte, es un prestigioso extremo habilidoso procedente de Málaga, que ya suscita el interés de muchos clubes europeos y que ya ha debutado con la selección sub21.

Ambos han debutado ya con el primer equipo Cityzen de la mano de Pep Guardiola, pero parece que no están en las mismas condiciones. Foden es el ojito derecho del club. Producto nacional y propio desde pequeñito, Phil ya es uno más en el equipo. Guardiola lo ha ido introduciendo en sus planes poco a poco y esta temporada ya es un fijo en las convocatorias y entra en la rotación, aprovechando la no superpoblación en su puesto . Prueba de la confianza que tienen en él y de que él también apuesta por quedarse y triunfar en casa es la renovación que acaban de firmar.

Brahim, pese a ser algo más mayor, está aún ahí, que parece que entra poco a poco, pero que no termina de cuajar. Parece que por ahora solo entra en convocatorias de copa, para jugar, en Champions en partidos sin mucha historia y en liga cuando el equipo tiene muchas bajas. Su contrato finaliza en junio y es momento de tomar decisiones en ambos bandos, puesto que los grandes de Europa acechan y está en una edad que tiene que decidir por lo que quiere apostar. Lleva jugados 414 minutos hasta la fecha, divididos en Champions, Carabao Cup, FA Cup, Premier League y Community Shield, y son pocos minutos para deslumbrar, pero quizás sea entendible por la competencia de nivel y abundante que tiene en su puesto.

Hay más nombres como Muric, Eric García, Bernabé o Nmecha, entre otros, que están empezando a luchar por un hueco.

Por lo dicho anteriormente, el talento sigue fluyendo en la cantera del City y van a seguir apareciendo nombres propios cada vez con más asiduidad. Ahora mismo los jugadores que van un escalón por debajo de los dos supercracks mencionados son el arquero kosovar Muric, el defensor español Eric García, el veloz atacante Nmecha, el centrocampista talentoso español Adriá Bernabé o el explosivo atacante francés Claudio Gomes. El que más asentado está es el portero, que estaba cedido en Holanda sin haber debutado aún en una convocatoria del City, pero al que la lesión grave de Bravo le abrió las puertas. Ha debutado en la copa y va siempre convocado al resto de encuentros. Tiene talento y está entrenando a las órdenes de un técnico muy específico en lo que a los porteros respecta, por lo que solo le queda seguir mejorando. Aun así, el reciente fichaje para la próxima temporada del portero del Columbus Crew, Zack Steffen, puede cerrarle las puertas de la élite. El siguiente, que debutó en copa ante el Leicester, es Eric García, un portentoso central que puede actuar de pivote, que es un fijo en las inferiores de España y que tiene un potencial altísimo. Algo por detrás están los más jóvenes, que aunque ya han debutado, parece que les falta aún cocción futbolística para dar el salto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *