Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Equipos

Esperando a Mendy

La ciudad de Mánchester siempre estuvo marcada por sus tres canales de navegación. La representatividad de estas vías marítimas trasciende incluso a sus dos instituciones más reputadas: el Manchester United y el Manchester City, en cuyos escudos de ambos clubes se puede ver un navío de tres mástiles, símbolo del éxito comercial de la obra de ingeniería de finales del siglo XIX. Metafóricamente, uno de los canales de paso del juego en la parte skyblue de la ciudad ha quedado maltrecho. La lesión de su principal valedor, Benjamin Mendy, ha hecho que la banda izquierda del equipo sufra una de las peores rachas y ha puesto en entredicho el brutal dominio que parecía tener el Manchester City sobre sus rivales a principio de temporada.

El jugador francés, criado en los campos del Le Havre, fue siempre el elegido en la banda izquierda del equipo citizen. Su posterior paso por el Marsella de Bielsa y el Monaco de Jardim le abrieron las puertas del conjunto inglés, ya con Guardiola en el banquillo. Entre sus muchas cualidades, la de ocupar costado zurdo con la potencia de un defensa y con la mentalidad de un interior. Sus llegadas y su aportación en la circulación del balón junto a la línea de mediocampo le hacían el ocupante ideal de una posición importantísima en el esquema de Pep. Y es que las bandas, lejos de ser un elemento vano en el sistema del entrenador de Santpedor, se han convertido en una excelente mina de oportunidades para reforzar el control del juego.

A pesar de todo lo positivo, en las dos campañas que lleva el francés en el conjunto de Mánchester, las lesiones le han alejado de un nivel que prometía su extraordinario rol en el equipo. En la campaña 2017/18 se perdió prácticamente la temporada tras diversos problemas musculares y una fatídica rotura del ligamento cruzado. Solo pudo disputar siete partidos de Premier League y uno de Champions League. Ya en la 2018/19, recuperado y con la necesidad de demostrar que el puesto estaba hecho para él, comenzó jugando los 90 minutos frente al Chelsea en la final de la Community Shield y siendo un fijo en las primeras jornadas de Premier League (a pesar de una lesión que lo apartó cuatro partidos). El drama comenzó en noviembre de 2018, cuando el lateral se tuvo que someter a una operación de rodilla que lo tiene alejado de los terrenos de juego desde entonces. En este tiempo, la banda izquierda se ha poblado de futbolistas que, por unas razones o por otras, no han conseguido hacer olvidar la calidad con la que defendía el puesto este joven futbolista. Entre las piezas que ha tenido el entrenador catalán en su haber, se cuentan tres futbolistas, con perfiles muy distintos, que han acabado ocupando el lateral zurdo en arreglo a la necesidad surgida tras la lesión de Benjamin Mendy: Fabian Delph, Oleksandr Zinchenko y Aymeric Laporte.

El primero de los elegidos lo fue por herencia. En el desempeño de Fabian Delph durante la ausencia de Mendy en la temporada pasada, su control del esférico, su capacidad para integrarse en el mediocampo y la llegada al ataque supusieron un alivio para el entrenador catalán, que recurrió a su figura como favorito para el puesto. En la actual temporada, a pesar de ser el más elegido a priori para el lateral zurdo, la ha defendido con muy diferente suerte a la de la temporada 17/18. Errático, con poca capacidad de anticipación, precipitado… nueve partidos, cinco victorias y cuatro derrotas (en las que tuvo un papel decisivo en dos, tras una expulsión y un error no forzado para el gol rival) que definen la actual mala relación de Delph con la banda izquierda de los citizens.

Tres futbolistas han acabado ocupando el lateral zurdo en arreglo a la necesidad surgida: Fabian Delph, Oleksandr Zinchenko y Aymeric Laporte.

El segundo lo ha sido por polivalencia. El jugador ucraniano, Oleksandr Zinchenko, tiene la capacidad de jugar en multitud de posiciones en el campo. Por todos es sabido que en la filosofía de Pep Guardiola se respeta mucho la capacidad para flexibilizar la posición y poder ocupar roles bien distintos. Con ese plano ganado, los números también han acompañado a este mediocampista reconvertido, que ha conseguido que con él como lateral zurdo el City no haya conocido la derrota en los diez encuentros que ha disputado. A pesar de dos empates (ante Brighton y Olympique de Lyon), sus números han sabido velar por una estabilidad que le han hecho liderar la posición, incluso dejando ver algunas imprecisiones que hacen dudar también sobre la viabilidad de su alineación en partidos con mayor exigencia.

El tercero, el menos utilizado, pero uno de los más interesantes, fue Aymeric Laporte. El central zurdo, petición expresa de Guardiola en el mercado de invierno de 2018, ha sido la elección para dos partidos de trascendencia brutal: en Champions League, ante el Hoffenheim (en Alemania), en el mes de octubre, y en Premier League, ante el Liverpool (en el Etihad), en la última jornada del campeonato liguero. Ambos partidos acabarían con victoria citizen. Una opción que no solo facilita la permuta de sistema a uno de tres centrales, sino que permite ganar en seguridad ante recursos rivales de más entidad. Aunque goza de un gran control de balón y de una velocidad interesante para su posición y envergadura, genera algunas dudas en los espacios que puede dejar a su espalda, creando huecos peligrosos de cara al ataque rival.

Aún con la Premier League más animada que nunca tras los puntos conseguidos ante el líder, el Manchester City en general y Pep Guardiola en particular, siguen soñando con un navío que sepa circular con acierto sobre el canal zurdo que, con su aporte, haga crecer el rendimiento de un conjunto creado para dominar en todas sus zonas. El reloj sigue contando las horas, minutos y segundos para que Benjamin Mendy, titular por derecho y con razón de ese canal izquierdo, pueda de nuevo surcar con efectividad sus aguas.

¿Algo que añadir?