Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Jugadores

Munir con Silva, Ben Yedder y Machín

Parece que la historia de Munir El Haddadi en el FC Barcelona ha terminado. El hispano-marroquí lo ha intentado llegando desde la Masía, saliendo a competir en la Liga Española y volviendo más maduro y seguro a aportar y ser importante. No consiguió hacerse el hueco, y en este mercado invernal lo ha tenido claro: quiere ser un delantero importante. Y para ello ha renunciado a su sueño. Ahora le toca pensar en su nuevo equipo, un proyecto muy interesante que, además, parece venirle bien por nivel, exigencia y características.

En el Alavés, Munir demostró virtudes y personalidad para marcar diferencias en La Liga.

Su etapa en el Deportivo Alavés lo avala con suficiencia para pensar que es jugador para la Primera División. Para marcar la diferencia en ella. Fue capaz de dominar la punta del sistema de Abelardo aunando sensibilidad asociativa para montar y dar continuidad a los ataques y sapiencia para encontrar vías de llegada a gol anotando 11 goles en 25 partidos. Su llegada a Mendizorroza facilitó la permanencia a los vitorianos y refrescó la sensación que se tenía de Munir en el campeonato nacional. Pablo Machín tiene la tarea de interpretar sus virtudes para darles sitio y utilidad en su Sevilla.

El técnico soriano ha llevado al Sánchez Pizjuán el sistema que tan bien funcionó en su etapa en Girona. Ha sabido ajustar muy bien sus piezas al 3-5-2, acomodando al talento sobre el césped y enriqueciendo cada proceso. Con Éver Banega al mando como mediocentro, referencia por delante de los centrales en salida de balón, Franco Vázquez y Pablo Sarabia dan pausa y vértigo según convenga y apoyan al 10 argentino en la gestión de la jugada. El juego exterior se compensa bien con la anchura y profundidad que dan los carrileros, con mención especial para un Jesús Navas que desde su línea de cal sigue condicionando los partidos con desborde y personalidad. El canterano sabe bien quién espera en el área; la doble punta formada por Ben Yedder y André Silva, línea que ha alcanzado complementariedad y continuidad y que será la que vendrá a matizar el nuevo fichaje.

Con su nuevo delantero Pablo Machín tiene una herramienta muy útil para variar la punta del ataque en nombres y movimientos.

Porque Munir trae consigo una serie de virtudes que completan las ya demostradas por los que serán sus rivales para el puesto. Si el portugués aporta cuerpo y juego de espaldas y el francés desmarque corto y definición, el ex del FC Barcelona sabrá cambiar la jugada con el balón y desde la frontal del área. Con su compañero ocupándola, tendrá libertad a lo ancho del sistema para, con su movilidad, activar zonas externas e internas y poder conectar al menos dos carriles en cada ataque. Su capacidad para asociarse con Banega y Vázquez para rajar por dentro, para combinar con Silva y asistir a Ben Yedder y, ojo, para poner de cara a Sarabia, serán pepitas de oro en el baúl de recursos de Machín. Una herramienta más en una plantilla llena de talento que además está siendo bien enfocado por su entrenador y que encara la segunda vuelta de La Liga con el claro objetivo de competir con los más grandes hasta el final.

¿Algo que añadir?