Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Jugadores

El brasileño que ruge a leones

La Real Sociedad sigue en trayectoria ascendente desde que Imanol Alguacil asumiera el cargo de entrenador. Los realistas siguen invictos bajo la tutela del de Orio y cuentan sus partidos ligueros por victorias, exceptuando el pinchazo en casa ante el Huesca. El sábado se llevaron el derbi vasco, suponiendo esto que los txuri urdin vuelven a mirar hacia arriba. Los realistas dominaron totalmente la primera mitad, y con marcador favorable cedieron el balón a un Athletic que no supo qué hacer con él. De entre todo lo destacable del encuentro, cabe mencionar el golazo espectacular de Willian José, que quitó las telarañas de la escuadra de la portería del fondo Sur. Este gol trasciende más allá, debido a que explica de alguna manera el resurgir de la estrella brasileña. Al fin y al cabo fue un rugido que asustó a los leones.

Los realistas cuajaron un gran encuentro, teniendo dos caras muy distintas. La primera, la del primer tiempo, donde el brasileño fue importante jugando de espaldas a portería, descargando el juego y ganando balones aéreos. La Real era dueña del encuentro y se notaba porque el ritmo lo marcaba el conjunto txuri urdin. El delantero ex del Real Madrid entre otros buscó muy bien también la espalda de la defensa rojiblanca, y cómo no, marcó un golazo antológico que parecía llevar la fuerza de todo el estadio. La segunda mitad fue de repliegue y trabajo ‘sucio’ para mantener la ventaja. Ahí el brasileño solo pudo ayudar bajando algún balón y pausando el juego, pero no pudo brillar, y terminó siendo sustituido.

Ha sido matemática pura: juego más asociativo y confianza del entrenador, igual a resurgir.


La Real necesitaba un juego más asociativo para activar a sus jugadores más técnicos y poder aspirar así a cotas más altas, y así está siendo. Pese a que hay mucho margen de mejora, los protagonistas han pasado a ser Januzaj, Merino, Oyarzabal y el propio Willian José. Y eso es sintomático. Al brasileño se le ve a gusto, jugón, activo. Y obviamente la Real lo nota y él mismo también. Ante el Athletic superó a todos los defensores con suma facilidad tanto por alto como por bajo con su protección corporal excelsa. También desquició a los centrocampistas zurigorris jugando a sus espaldas como si de un media punta se tratase para romper líneas y generar juego y llegadas por banda.

Imanol conoce a la perfección las virtudes de sus futbolistas y parece ser que su misión actual es potenciarlas lo máximo posible. Willian José necesitaba un equipo que saliese jugando desde atrás y que busque la asociación con el delantero por bajo viniendo a recibir, creando triángulos de juego para combinar rápido y acabar atacando las bandas. La confianza también es una de las claves. En el primer encuentro de Imanol en el cargo, en el Santiago Bernabéu, el brasileño marcó y asistió. Pero es que desde entonces solamente no ha marcado en Copa y en el 0-0 contra el Huesca. Es decir, vio puerta también contra Espanyol, Rayo y Athletic. Nada mal. Ha sido matemática pura: juego asociativo y confianza del entrenador, igual a resurgir.

El 2019 del brasileño es realmente bueno, sobre todo en lo goleador, estando entre los 20 mejores del planeta.


El 2019 del brasileño ha arrancado realmente bien, sobre todo en lo goleador, estando entre los 20 mejores finalizadores del planeta. Lleva ya cinco goles, colocándose en la undécima posición del ranking mundial, codeándose con Messi, Cavani, Zapata, Agüero o Mbappé. El killer brasileño promedia un gol por cada 87 minutos jugados. Es el segundo máximo goleador del año de las cinco grandes ligas solo por detrás de Messi. Grandísimas estadísticas teniendo en cuenta que venía de una época bastante complicada con Asier Garitano, y que ahora el equipo tampoco es que atraviese una situación idónea para un delantero móvil pese a la clara mejoría colectiva. Sin embargo parece que Willian José vuelve rugir con asiduidad, y así lo demostró en el derbi vasco.

¿Algo que añadir?