Hijos del área

Hay futbolistas que tienen algo sobrenatural. Llámalo talento o llámalo habilidad, pero se sale de lo comprensible. No es entrenable, sale solo, sin explicárselo siquiera ellos mismos. Hay futbolistas que, de forma natural, sin presiones, sin demasiadas filigranas, se encuentran de frente al gol. Viajando por Italia, es sencillo encontrar jugadores que encajen con esta afirmación y en particular, aun siendo por el momento rey de la clasificación goleadora del Calcio, el juventino, Cristiano Ronaldo, hay tres nombres que han decidido mostrar en el calcio la naturaleza de sus capacidades: Fabio Quagliarella, Duván Zapata y Krzysztof Piatek.

El primer nombre de nuestra particular lista del gol nos lleva a su lugar de nacimiento, la pequeña Castellammare di Stabia, un pequeño municipio napolitano que tiene muy cerca a la conocida ciudad de Pompeya, tragada por el Vesubio en el S. I. Fabio nacía al fútbol en la temporada 1999/00, en la que comenzó jugando para el Torino, equipo en el que creció futbolísticamente. Para Fabio, el fútbol es Italia. Jamás salió de la compañía de la competición nacional italiana, en la que lleva jugados cerca de 35000 minutos, repartidos en la Serie A, la Serie B y la Serie C1, junto a la Coppa, en el Torino, el Chieti, Acoli, Sampdoria, Udinese, Napoli y Juventus, llegando a jugar incluso en Champions League y Europa League (y hasta en la extinta Copa de la UEFA). Un auténtico profesional del fútbol italiano, que dio su mejor rendimiento en los dos equipos de Turín y en su actual club, la Sampdoria. En el equipo de Marco Giampaolo, Quagliarella ha encontrado el sitio perfecto para que, a sus 36 primaveras, esté muy cerca de superar todos sus récords goleadores. Habiendo llegado apenas a mitad de competición, el ariete napolitano solo está a tres tantos de igualar su mejor marca, conseguida precisamente en el club genovés la pasada temporada. Internacional con Italia desde el año 2007, la última convocatoria, en 2015, no llegó a disputar ni un minuto, siendo el último partido disputado con la Azzurra el 17 de noviembre de 2010 en Florencia, en un partido clasificatorio para la Euro 2012 contra las Islas Feroe. Una temporada de reencarnación en la que, incluso, ha llegado a entrar en los planes de Mancini para los próximos partidos del combinado nacional y, recientemente, ha igualado a Gabriel Batistuta en el número de partidos seguidos marcando en la Serie A, que se sitúa en la friolera cifra de once encuentros consecutivos anotando, al menos, un gol.

Italia es tierra de fútbol y de goles y así lo demuestran este año, siendo uno de los entretenimientos de este año mirar la tabla de cañoneros en Italia.

De Nápoles, viajamos a Lombardía, región donde el Atalanta se deja llevar en una tormenta perfecta que le coloca en la sexta plaza de la Serie A. Parte de la culpa la tiene un muchacho cedido a préstamo a la entidad de Bérgamo, nacido en la camada de 1991, en Santiago de Cali, Colombia. Dio sus primeros pasos profesionales en uno de los grandes de su ciudad, el América de Cali, en el año 2009, donde fue sumando cada temporada más minutos, en los que se fijaron desde Argentina. Fue Estudiantes de la Plata quien quiso apostar por el talento de este delantero centro con puntería, que, en solo 32 minutos en su primera temporada en Argentina, consiguió marcar un gol. Tras otras dos buenas temporadas, Italia llamó a su puerta, por medio del Napoli. El conjunto, entrenado en ese entonces por Rafa Benítez, quiso ir incluyéndolo en los planes de la plantilla napolitana. Tras dos temporadas en Nápoles, pasó por Udinese y Sampdoria, para acabar cedido a la entidad nerazzurri en la que hoy golea. En veintidós partidos en la Serie A con el Atalanta, el ariete colombiano ha convertido ya quince tantos, con los que sitúa al equipo de Gasperini en zona de Europa League. Potente, rápido y con un olfato goleador por encima de la media, Zapata ya amenaza la tabla de goleadores y adelanta al fenómeno máximo de la Serie A esta temporada.

Difícilmente se imaginaría nuestro tercer nombre en 2013, cuando comenzaba su carrera en el Zaglebie Lubin polaco, que solo cinco años después estaría siendo titular en el Milan en Serie A. En solo tres años con el equipo polaco en el que dio sus primeros pasos en la Ekstraklasa, sus goles le abrieron la puerta de mejorar en un club superior. El Cracovia Kraków, equipo de la segunda mayor ciudad de Polonia, conseguía el fichaje de un joven espigado y con mucha puntería que ya venía destacando en Lubin. En 63 partidos, el joven delantero centro consiguió convertir 32 goles, unos números llamativos para un jugador de nacido en el año 1995. Su precocidad y su capacidad para hacer goles fueron el detonante de su fichaje, en la 2018/19, por el Genoa italiano. El conjunto genovés no quiso desaprovechar el tirón de su ariete y tras una racha espléndida en la que el jugador polaco hizo 13 goles en 19 partidos, conseguía venderlo por 35M de euros al Milan. El equipo rossonero era muy consciente de la dimensión que podía lograr el jugador polaco y de su necesidad de conseguir goles para no naufragar un año más en la Serie A. Fue el fichaje de Piatek uno de esos que se rentabilizan desde el primer minuto y, casi, es literal. En tres partidos, tres goles, dos en Coppa y uno en Serie A. Casi nada.

Italia es tierra de fútbol y de goles y así lo demuestran esta temporada, siendo uno de los entretenimientos de este año mirar la tabla de cañoneros en Italia y seguir las aspiraciones de unos y de otros para alcanzar la cima que marca el siempre difícil de seguir Cristiano Ronaldo. Italia, tierra de gol, ha visto pasar por su historia goleadores de renombre, como Meazza, Mazzola, Van Basten, Batistuta o Ronaldo, pero tiene en su futuro la confianza en saber sacar, de estos nuevos nombres, nuevas historias que contar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *