Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Jugadores

Oyarzabal como goleador secundario

La Real Sociedad ha cambiado su imagen casi por completo de la mano de Imanol Alguacil. Los resultados son impecables, el equipo ha llegado a una zona clasificatoria tranquila y cercana a los puestos importantes y el juego ha mejorado al igual que el rendimiento individual de muchos de los futbolistas. Uno de los ejemplos más claros es Willian José, que está totalmente enchufado con el oriotarra y que ha recuperado esa mordiente goleadora feroz que tenía la pasada temporada. Pero el gran protagonista tapado de la temporada es un jugador que no ha sufrido altibajos en su rendimiento con ambos entrenadores, sobre todo en una faceta concreta: la de marcar goles. Es, como no puede ser de otra manera, Mikel Oyarzabal.

Su regularidad se debe a que ha encontrado su rol en el equipo.


El futbolista eibarrés se ha convertido en un jugador determinante de cara a portería
, sumando goles con facilidad desde que explotó en el primer equipo, exceptuando la temporada 2016/2017 cuando solo marcó cuatro tantos. En las demás ha sumado cifras más que aceptables para un extremo o media punta. Seis goles en 22 encuentros en su temporada de estreno, 14 tantos el pasado curso, y en este ya lleva nueve dianas.

Lo cierto es que el canterano realista sí que ha sido influenciado por el cambio de técnico, pero su rendimiento y sus cifras ya eran buenas con Asier Garitano, pese a la mala situación del equipo. Ha pasado por todas las posiciones del ataque, desde las dos bandas hasta la punta, pasando por la media punta. En todas ellas ha rendido y ha marcado y eso es un hecho a analizar.

Su regularidad se debe a que parece que ha encontrado su rol en el equipo. Ha dejado de ser un canterano prometedor con descaro para ser una estrella que participa constantemente en la jugada, que dirige ataques, que finaliza jugadas y que marca goles con facilidad. Se le ve dirigiendo y decidiendo en las contras, desmarcándose a la espalda de la defensa, viniendo a recibir para empezar la jugada. Es un líder ofensivo, sin olvidarse de una de las claves de su éxito en la Real: el trabajo constante e ilimitado sin balón.

Si Oyarzabal o Willy no marcan… problemas.


El jugador txuri urdin ha ido adquiriendo galones en el equipo hasta el punto de,
sin darnos cuenta, convertirse en pilar fundamental no solo en la plantilla, sino en la faceta goleadora, donde se puede decir que forma una dupla letal con Willian José como máximos artilleros del conjunto donostiarra. Cuesta darse cuenta si no se miran las cifras y estadísticas, pero si ninguno de los dos marca, a la Real le cuesta sumar puntos.

De los 25 partidos ligueros disputados hasta el momento, la Real ha marcado gol solo en 15 de ellos. Si analizamos más de cerca, podemos ver datos interesantes y tajantes. La Real ha logrado ocho de sus nueve victorias con gol de Willian José y/u Oyarzabal. Además, de las ocho derrotas del equipo, seis han sido cuando ninguno de los dos ha marcado. Y la misma estadística queda con los empates. Entre los dos suman 17 goles esta temporada, que curiosamente se han ido repartiendo, puesto que solo en dos encuentros han marcado ambos, curiosamente en los dos últimos partidos como locales: en el derbi de Anoeta y frente al Leganés. De los 25 partidos jugados, en 13 no han marcado ninguno de los dos y en esos encuentros el equipo solo ha rascado nueve puntos y cuatro goles, cifras muy pobres.

Sin embargo, y como todo, esto tiene su lado negativo. La Real está dependiendo demasiado de los goles de estos dos hombres. En gran parte se debe a la nula aportación goleadora hasta el momento de Januzaj y Sandro y al escaso olfato de Juanmi y Bautista esta temporada, con pocos minutos eso sí. Tanto el brasileño como el de Eibar están enrachados en estos momentos, y el equipo debe aprovecharlo para sacar puntos, pero Imanol deberá buscar solución a la escasa participación goleadora del resto del equipo, porque puede pasarle factura en caso de lesión de cualquiera de ellos. Entre los dos se han perdido solo cinco encuentros esta temporada, pero la suerte puede variar en cualquier momento y más aún en un equipo tan mermado por las lesiones. Alguacil tiene trabajo en activar el olfato de otros que acompañen a estos dos asesinos de área.

¿Algo que añadir?