Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Jugadores

Ciudadano (Harry) Kane

En Inglaterra ha nacido una estrella. Y no es una de las estrellas que comúnmente hemos ido conociendo a lo largo de los años en las islas. Esta vez no es un imberbe jovencito criado en un gran club y que se desboca por la banda o destaca en el uno contra uno. Tampoco es un férreo central que destaque con su juego físico. Ni un talentoso mediocampista, uno de esos Box to Box de manual que tan bien suelen criarse en la exigente Premier League. Ha nacido un muchacho que, a sus 25 años entra en la plena madurez de juego y que ya encara alguno de sus mejores momentos como futbolista. Harry Kane, al contrario de los citados, tiene un poco de cada uno en su forma de jugar y, en apenas cinco años, este londinense de nacimiento ha experimentado un crecimiento espectacular para llegar a ser lo que es hoy: un delantero total.

A pesar de que es imposible no oír hablar de Harry Kane, lo que destaca es su capacidad para sorprender y la dificultad que a menudo nos encontramos para definirlo. No es un ‘9’ típico, uno de esos ratones de área con nulas capacidades para asociarse más allá que con la red de la portería, pero tampoco es un mediapunta con buen pie, de los que se alejan del gol para poder servir asistencias. Ni mucho menos es un extremo veloz y habilidoso, que con su capacidad para encarar se preste a generar desborde en banda. Nada de eso. Y un poco de todo. El ‘10’ del Tottenham se escabulle del catálogo habitual como lo hace de los defensas centrales antes de colar un gol. Tiene la suficiente eficacia en el área para considerarlo un killer, el suficiente manejo de la asociación para poder manejarse en entornos complejos y dar asistencias en caso de ver compañeros mejor situados, la suficiente inteligencia para hacerse con los huecos precisos para aparecer donde nadie lo esperaba y la destreza, el regate y la velocidad para anticiparse a cualquier defensa.

Con Kane, todos tienen la posibilidad de crecer en incidencia dentro de los partidos, y en una temporada sin fichajes, ha sido el salvavidas de un proyecto pleno de dificultades.

 

Desde sus apariciones en la punta de ataque del equipo londinense, este espigado delantero ha sabido darse a valer con actuaciones espectaculares, que le han servido para hacerse pronto con un puesto fijo en las convocatorias de la selección inglesa. Como delantero centro titular, consiguió asistir al Mundial de Rusia de 2018, donde consiguió consagrarse como el delantero que todos andábamos esperando. En su único Mundial hasta el momento, Harry Kane logró ser uno de los jugadores más destacados del torneo, acabando como máximo goleador con seis dianas (por delante de Cheryshev y Cristiano Ronaldo, con cuatro) y siendo parte fundamental en el cuarto puesto de los Pross. Unos auténticos números de crack mundial que empujaron a su selección a los primeros puestos, con la certeza total de que, sin él, Inglaterra sería solo una sombra de lo que fue.

Futbolista clave en los planes de Pochettino, el delantero ha significado un salto de calidad abismal para los Spurs, que de la mano del entrenador argentino y con el joven inglés en la punta del ataque, ha conseguido algunas de las mejores temporadas del Tottenham de los últimos años. Su capacidad para ser importante desde el puesto de delantero centro se explica entendiendo su habilidad para conseguir exprimir lo mejor de los jugadores que tiene alrededor. Si se habla de Dele Alli, Heung-Min Son o Lucas Moura, se ha de entender que estos, potenciados por la presencia del delantero centro inglés, se convierten en jugadores aún más peligrosos. Con Kane, todos tienen la posibilidad de crecer en incidencia dentro de los partidos, y en una temporada sin fichajes, ha sido el salvavidas de un proyecto pleno de dificultades. Con catorce goles y cuatro asistencias, Harry Kane se lesionó el pasado mes de enero en los ligamentos del tobillo y que lo ha tenido fuera hasta el pasado 23 de febrero.

Tras más de un mes de baja, los Spurs solo han jugado dos partidos, ante Burnley y Chelsea, en dos encuentros complicados para los londinenses y en los que, sin dudarlo, Mauricio Pochettino incluyó de inicio (y para jugar todo el encuentro) a Harry Kane. A pesar de no poder evitar la derrota en ninguno de los partidos, fue, con mucho, el jugador más determinante de su equipo, marcando ante el Burnley y estando muy cerca de hacerlo ante el equipo blue. Está claro que ‘Citizen’ Kane siempre querrá tener la última palabra.

¿Algo que añadir?