Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Jugadores

La irrupción del gol español

Todos los años, LaLiga Santander recibe debutantes en cada equipo. Este curso, han sido muchos los nombres que han entrado de lleno en la competición. Como debutantes, unos han dejado mejores sensaciones que otros. Sin embargo, hay un nexo que une a seis futbolistas españoles que, de una forma u otra, han irrumpido en la élite ahora y lo han hecho con muy buen pie. El gol de estos delanteros ha enamorado a los miles de seguidores del balompié hispano. Y no es para menos, porque, con su trabajo y su constancia, han desbancado a otros tantos que, por nombre, se situaban en un puesto más elevado. Desde las sombras se trabaja bien, y han demostrado que valen mucho más de lo que se esperaba.

El nombre más destacado es el de Jaime Mata. El goleador del Getafe ha sido la sorpresa de la última lista nacional de Luis Enrique. Con 13 dianas en Liga, Mata ha logrado hacerse con un hueco entre los jugadores más valorados del torneo. Algo que ha logrado con su esfuerzo. Su capacidad de lucha —beneficiado también por la dupla que forma con Jorge Molina—, su juego como referencia ofensiva y su gran precisión con el esférico le han convertido en una figura imprescindible en todo equipo que busque el gol.

Tanto Jaime Mata como de Tomás han sorprendido a todos. Sus capacidad goleadora, física y presionante les han convertido en dos delanteros muy codiciados.


No obstante, otro individuo ha sorprendido gratamente en España. Es el caso del madridista Raúl de Tomás, cedido en el Rayo Vallecano. Míchel ha logrado exprimir al máximo la potencia física y futbolística con la que cuenta el delantero. Va muy bien de cabeza, algo que le ha permitido aprovechar los centros que Pozo, Embarba o Álvaro García envían al área. Además, su capacidad de trabajo para recuperar el balón le permite mirar constantemente a la portería contraria. Un delantero de los que vale para todo, siendo la autosuficiencia lo que mejor le define.

El ‘Panda’ se ha hecho con el corazón de todos. Su cláusula, de 28 millones, es un ‘regalo’ para todo equipo ambicioso. Porque Borja es mucho Borja.


Borja Iglesias
se ha convertido en el punta todoterreno por antonomasia. El Espanyol, con su incorporación, ha ganado mucha presencia en zona ofensiva. De hecho, la adición de Wu Lei a las filas atacantes blanquiazules permite a Borja tener un socio con el que alternar las acciones. Su polivalencia, su físico y su calidad técnica le hacen un jugador completo que destaca en la filtración de pases entre la defensa, en el remate tras recibir y, cómo no, en su propia construcción de jugada. Tres facetas que le son muy positivas gracias al apoyo constante de creativos como Darder o Marc Roca.

Aun así, hay un nombre que, por aspectos radicalmente diferentes, destaca sobremanera. Enric Gallego, a sus 32 años, ha debutado en Primera División con unas actuaciones más que sorprendentes. El uso que hace de su propio cuerpo para girar el esquema del rival y para mandar balones al espacio, con la testa, a sus compañeros hace que los equipos contrarios teman cuando Enric se posiciona para controlar el cuero.

A pesar de no estar destacando lo que se presuponía de él, Sergi Guardiola está dejando pinceladas muy interesantes en un Valladolid que no encuentra solución. A pesar de los correctos planteamientos de Sergio González, el equipo pucelano no consigue sobreponerse a una dinámica más que negativa. Sin embargo, Guardiola ha aportado una frescura y un dinamismo que Enes Ünal no ha sido capaz de ofrecer a sus compañeros. Sus movimientos, más verticales y que permiten habilitar espacios a sus costados, hacen del Valladolid un conjunto con motivos para aferrarse a la ilusión de la salvación.

También el Eibar puede disfrutar de una explosión interesante. Marc Cardona ha sorprendido a todos con su fútbol y su lucha encarnizada con las zagas rivales. Sin poder hacer sombra, aún, a Sergi Enrich, el catalán ha logrado anotar dos tantos en nueve partidos. Lo cierto es que está actuando como delantero sorpresa y revulsivo, aumentando las opciones de asestar golpes directos a los contrarios con un su potencia al llegar desde atrás.

Todos ellos conjugan una serie de delanteros, de muy diferente perfil, edad y rol, que dan todavía más variedad y argumentos a considerar la riqueza, tanto táctica como individual, de nuestra Liga. Delanteros, todos debutantes, que ya son patrimonio en nuestro fútbol.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *