Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Partidos

El pasado contra el Valencia

El Valencia ha vuelto a una semifinal de Europa League. Debería ser motivo de ilusión, pero la sombra de las dos ocasiones anteriores se cierne sobre Mestalla. Un total de tres rondas de semifinales de esta competición ha disputado el conjunto de la ciudad del Turia en los últimos diez años. En una de ellas se cayó frente al Atlético de Madrid del Cholo Simeone en 2012 y en la otra pasó lo mismo ante el Sevilla en 2014. Sin embargo, la segunda dejó una herida en el corazón. La forma en la que se produjo y siendo uno de los protagonistas un ex valencianista acrecentó el escozor. Unai Emery vuelve a cruzarse en la misma ronda ante su anterior equipo, aquel con el que triunfó y no le valoró lo suficiente. Ahora, con su Arsenal, ansía algo más que el título de la segunda competición europea más importante: la clasificación para la Champions League como campeón. El Valencia vuelve a tener que enfrentarse a su pasado, algo que no le ha dejado buenos resultados en esta competición. En 2010 fue Quique Sánchez Flores. En 2014 Unai Emery. Ahora, el técnico vasco tratará de aguar, de nuevo, los sueños de los valencianistas.

Unai Emery volverá a tener que plantarle cara a su pasado, tanto como valencianista como por rival de estos. El técnico vasco cuajó unas temporadas excelentes como entrenador del Valencia, clasificándolo para jugar la Liga de Campeones durante tres años consecutivos. Su salida del equipo se produjo por la puerta de atrás, ansiando desde arriba mayor rendimiento, a pesar de haber sido el tercer equipo de España durante tres campañas. Ahora, en la capital del Turia se anhela precisamente eso, poder establecer una consecución de clasificaciones para la Champions League. Años después, Emery regresó a Mestalla como entrenador del Sevilla. Era la vuelta de semifinales de la Europa League y el Valencia remontó un 2-0 en contra. Sin embargo, en el tiempo añadido, el Sevilla anotó y el conjunto che fue eliminado cruelmente. Unai Emery se tomó en aquel momento la revancha de su salida del club valenciano. Ahora, el destino les ha vuelto a unir. Arsenal y Valencia, dos equipos que han cuajado una temporada irregular en cuanto a resultados y juego y que buscan obtener la clasificación para la Liga de Campeones con un título europeo debajo del brazo.

«Si rendimos al máximo nivel somos muy difícil para cualquier rival»
Marcelino García Toral

 

Un título que solo el Valencia posee en sus vitrinas en formato Copa de la UEFA. Lo consiguió en 2004, año del doblete con Rafa Benítez. El Arsenal, en cambio, solo ha disputado una final de esta competición en la que cayó en la tanda de penaltis ante el Galatasaray en 2001. El Valencia buscará la pareja con otro trofeo de Europa League y el Arsenal estrenarse en esta modalidad. Sin embargo, los dos conjuntos no llegan del todo bien a la cita. Los de Unai Emery encadenan tres encuentros consecutivos cediendo la derrota en la Premier League. Desde que los gunners vencieran en San Paolo al Napoli no consiguen vencer. Eso les ha alejado, en parte, de la lucha por el cuarto puesto en su competición doméstica, por eso su mirada se torna en estos momentos hacia la UEFA Europa League. El Valencia llega algo menos necesitado. Los de Marcelino han caído en sus dos últimos encuentros de Liga ante Atlético de Madrid y Eibar, lo que ha arrojado algunas dudas por encima de la espectacular racha de resultados que estaban teniendo desde comienzos de 2019. Con estos dos equipos algo irregulares y con diversas dudas planeando el ambiente, cualquier guion se puede desarrollar en el Emirates Stadium.

Los de Marcelino pueden aprovechar el hecho de jugar primero fuera de casa, como ocurrió en el Estadio de la Cerámica. El Arsenal tratará de llevar el peso del encuentro con balón, por lo que el contexto del encuentro se vislumbra ideal para un Valencia que lleva su máximo peligro en las transiciones rápidas y verticales. Pese a todo, el Arsenal se ha mostrado muy fuerte en su estadio en la presente Europa League. El resultado más negativo que ha cedido ha sido un empate ante el Sporting de Portugal. Además, ha remontado sus eliminatorias de dieciseisavos y octavos de final ante Bate Borisov y Stade Rennais, respectivamente. A favor de los gunners jugará la no presencia de un jugador que pasó por las filas del conjunto del norte de Londres. Francis Coquelin se perderá el encuentro por acumulación de tarjetas amarillas y Kondogbia está lesionado. Marcelino tiene entonces un problema en el acompañante de Parejo en el doble pivote. Todas las miradas apuntan al polivalente Daniel Wass, que ya disputó una semifinal de esta competición con el RC Celta de Vigo. Otra opción sería Carlos Soler, pero el doble pivote no tendría esa figura de más trabajo al lado de Parejo que tan bien le viene al de Coslada. Sea como fuere, el técnico asturiano tendrá que hilar fino en esa demarcación.

«Quiero hacer historia con el Arsenal. Debemos crear un gran ambiente»
Unai Emery

 

Arsenal y Valencia se han visto varias veces las caras campando por Europa. Una de ellas fue en la fase de grupos de la Champions de la temporada 2002/2003. El encuentro disputado en Highbury se saldó con un empate, mientras que el de Valencia fue para los locales con una victoria por 2-1. También se cruzaron en la temporada 2001. Eran los cuartos de final de la Liga de Campeones donde el Arsenal se impuso 2-1 en Londres, pero el Valencia accedió a semifinales por la mínima y ayudado por ese gol anotado fuera de casa en la ida. Por último, Valencia y Arsenal también se han visto las caras en una final. Fue en 1980 en la Recopa que se llevó el conjunto español en la tanda de penaltis. Todos, excepto un resultado, favorecen al conjunto español. En Mestalla se espera que el pasado no se vuelva a tornar en su contra cambiando la historia en el presente.

¿Algo que añadir?