Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Equipos

Eficacia de Champions

Todas las competiciones ligueras se caracterizan por presentar, hacia el final de sus fechas, a un equipo mucho más arriba de lo que su rendimiento previo dictaba. Muchos han sido los equipos revelación en los últimos años en la Primera División española y todos ellos fueron equipos de localidades más pequeñas que las típicas y dominantes capitales principales. Ahí es donde entra el Getafe de la presente temporada. El conjunto dirigido por José Bordalás ascendió por segunda vez en su historia a Primera División hace dos temporadas. En su regreso a Primera el conjunto madrileño terminó la campaña en un meritorio octavo puesto, rozando Europa el año siguiente a haber ascendido de categoría. Ello mostraba el gran trabajo del cuerpo técnico y el buen hacer de un grupo de jugadores con cierta experiencia tanto en Segunda como en Primera. Así pues, la presente temporada las expectativas se quedaron cortas. Desde hace algo más de dos meses, el Getafe ocupa el cuarto puesto en la clasificación que da acceso a jugar la Liga de Campeones. A falta de dos jornadas para el final, los azulones sueñan con escuchar la sintonía de la Champions League en el Coliseum Alfonso Pérez.

De los 46 tantos que acumula el conjunto getafense, 36 han sido anotados por Molina, Mata y Ángel.

 

En la temporada de su confirmación como equipo en disputa por posiciones europeas han surgido varias críticas hacia el juego del conjunto azulón. No es casualidad que esto surja cuando los equipos importantes ven cómo un ‘no invitado’ a la fiesta inicialmente quiere formar parte del reparto del pastel europeo. El estilo de José Bordalás se cimienta bajo un 4-4-2 que concede especial atención al apartado defensivo. Con dos centrales rápidos y laterales aguerridos, el equipo comienza su juego desde abajo. En los laterales hay una gran amalgama de perfiles, ya que se puede optar por uno más defensivo como Cabrera o una opción más ofensiva como Olivera o Antunes. El mediocentro está formado siempre por dos jugadores aguerridos y de trabajo, donde este año Maksimovic se ha destapado como un auténtico pulmón e intocable para Bordalás. En los costados la opción más recurrente durante la temporada fue alinear un doble lateral para asegurar profundidad y regreso más ayuda por las bandas. Arriba es donde llega el meollo de la cuestión. Este equipo no estaría donde está solo por su gran nivel defensivo (siendo el segundo equipo menos goleado en toda la competición solo por detrás del Atlético de Madrid), por eso la eficiencia goleadora que ha caracterizado la temporada del Getafe ha sido tan vital.

Jorge Molina, Jaime Mata y Ángel Rodríguez han sido los encargados de marcar más del 75% de los goles del Getafe a falta de dos fechas para finalizar la competición liguera. Molina, igualado a 14 goles con Mata como máximo goleador del equipo y capitán del mismo, atraviesa su tercera campaña en el conjunto azulón. Después de contribuir con 20 tantos en la Liga 123 para que su equipo consiguiera el ascenso, la temporada pasada sufrió un bajón a nivel goleador. Sin embargo, la buena sintonía con sus compañeros arriba en la presente campaña le han permitido doblar la cifra de la pasada. Jaime Mata atraviesa su primera aventura en la máxima categoría a sus 30 años y sus 14 goles no han dejado indiferente a nadie. Ni siquiera al seleccionador nacional, que lo llevó en la última convocatoria de la selección española. Por último, nos encontramos con Ángel Rodríguez. El tinerfeño ha pasado a ser la opción desde el banquillo por el buen rendimiento de Mata y Molina. Sin embargo, su acierto goleador sigue siendo notable con los 8 goles que aglutina hasta la fecha, aprovechando todas las oportunidades que Bordalás le concede. De los 46 tantos que acumula el conjunto azulón, 36 han sido anotados por los tres puntas mencionados.

La eficiencia goleadora ha hecho bueno el gran trabajo a nivel defensivo.

 

Ese rendimiento goleador, combinado con el gran hacer defensivo, ha provocado que el Getafe haya asegurado ya su presencia en Europa. Queda discernir si la competición que jugará será la máxima a nivel de clubes en todo el continente o será la Europa League, donde en el año 2008 ya llegó a cuartos de final donde fue eliminado cruelmente por el Bayern de Múnich. Dos jornadas restan para asegurar una posición que ocupa desde hace más de ocho fechas. Sevilla y Valencia están a la espera de aprovechar cualquier fallo de los de José Bordalás. El Getafe debe visitar un Camp Nou donde ya se tiene La Liga y recibir a un Villarreal que aún debe asegurar matemáticamente su permanencia en Primera División. Tres puntos aventajan a los de Getafe con sevillistas y valencianistas, pero un pinchazo en forma de derrota puede significar el adiós a un sueño que ya se toca muy de cerca. Uno de los puntos clave es que en caso de empate, el Valencia se vería favorecido al tener ganado el gol average a los madrileños. Sea como fuere, el Getafe ya ha triunfado, su campaña ya es un éxito. Lo único que queda es ver qué sinfonía sonará el año que viene en el Coliseum Alfonso Pérez.

¿Algo que añadir?