Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Jugadores

Juanmi para el Betis

Si hay un futbolista en La Liga Española que entienda y sienta el área contraria como hábitat natural este es Juanmi Jiménez. El nuevo fichaje del Betis aterriza en Sevilla para paliar el gran mal del conjunto verdiblanco la pasada temporada con Quique Setién; no había gol. El delantero andaluz es un jugador con instinto, con muchísima facilidad para sumar en la parcela goleadora, que no tanto en el juego, pues Juanmi acostumbraba a enfocarse al desmarque+finalización, una fórmula que ha ido reproduciendo con atino durante su estancia en Anoeta.

Ya analizamos aquí al Betis de la pasada temporada, uno que, pese a dominar desde la posesión, no terminó de encontrar nunca un camino sencillo hacia la meta contraria por diferentes motivos; grupales pero sobre todo individuales. No hubo un delantero capaz de hacer bueno el trabajo previo, y el Betis se fue ahogando. Juanmi es un punta que el Betis no tenía en nómina. Dentro del área tiene cosas de genio, finalizaciones de élite absoluta. Ahí, pocos como él. El Betis tiene nuevo técnico; Rubi. Ya hemos visto el 4-3-3 clásico del catalán en liza, con extremos puros y una referencia arriba. En el Espanyol el ‘9’ era Borja Iglesias, un delantero que siente el fútbol desde el movimiento y la participación, es decir, haciendo más de Willian José -que en la Real Soceidad era quien liberaba muchas veces a Juanmi-.

Juanmi viene a aportar precisamente las cualidades que más le faltaron al Betis en su ataque la temporada pasada.

La cuestión estará en ver cómo Rubi puede potenciar desde su 4-3-3 a Juanmi y cómo este se va a relacionar con el juego asociativo del Betis. En su mente va antes la ruptura y el remate que un apoyo, por lo tanto es un perfil muy distinto al que el técnico catalán tenía en el Espanyol. Juanmi es un jugador eléctrico, con mucha cintura y capaz de crear ventajas en espacios reducidos gracias a su calidad y a su arrancada, que es veloz y poderosa. Esto, para un equipo que va a estar jugando en campo rival y que va a tener el control del juego suena muy bien, porque precisamente al Betis le faltaron soluciones individuales dentro del área, donde se apagaron todas las luces. Juanmi, a sus 26 años, es un jugador con toques «romariescos» dentro del área. Tiene muchas respuestas.

La unión entre Betis y Juanmi parece fácil, es coherente. Básicamente porque el jugador necesita estar rodeado de muchos futbolistas con capacidad para alimentarlo y él dedicarse a cobrar la cuenta. En el Betis, a expensas de lo que pase con Gio Lo Celso, hay muchos futbolistas que lo van a acercar a su zona vital, y ahí va a poder sumar con continuidad. Constancia, oportunismo, inteligencia e interpretación.  Oportunismo e interpretación es lo que le faltó al Betis el pasado curso para convertir lo bonito en bueno. Con su llegada, lo tienen más sencillo.

¿Algo que añadir?