Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Jugadores

Alexander Isak: un ‘9’ atípico para la Real

Hay tráfico en la delantera de la Real Sociedad con la Operación Especial Salida-Retorno de verano. Sandro, Juanmi y Bautista se han marchado del club, y la directiva txuri urdin se ha movido rápido para conseguir la incorporación de la perla sueca, del mal llamado ‘Zlatan negro’, Alexander Isak, procedente del Borussia Dortmund. La última mitad de temporada la ha pasado cedido en el Willem II holandés donde se ha salido, llamando la atención de los realistas, entre muchos otros en Europa.

El sueco de 19 años ha firmado una segunda parte de temporada espectacular en la Eredivisie, lo que le ha permitido -entre otras cosas- ir con la selección absoluta de su país. Marcó el gol de la victoria en uno de los partidos clasificatorios para la Eurocopa de 2020 en la última fecha FIFA, llegando incluso a jugar en el Santiago Bernabéu ante España, donde se permitió el lujo de tirar un caño a Sergio Ramos nada más entrar al campo.

Un delantero muy móvil para su envergadura.

Isak es un delantero atípico para su estatura. Mide 1,90 pero se mueve casi como si midiera 20 centímetros menos. Lo ha demostrado en repetidas ocasiones, incluido en los minutos ya mencionados del partido del Bernabéu ante España. Lo ha dejado ver en sus apariciones tanto con el Dortmund como con el Willem II, pero también lo ha hecho ya vestido de txuri urdin. En el amistoso frente al Lagun Onak, equipo guipuzcoano del grupo IV de Tercera División, jugó 45 minutos y mostró sus credenciales.

Enseñó el sábado en Azpeitia su capacidad de conducir con el balón pegado a los pies, regateando rivales y superando líneas con facilidad, así como su habilidad para dejar rivales atrás con desmarques de ruptura. Así, queda claro que no es el jugador referencia tosco del clásico juego del kick and rush. Pero sobre todo, dejó destellos de lo que mejor se le da: buscar el mínimo resquicio para perfilarse y disparar a puerta. Incluso marcó. Un goleador nato que veremos si repite en La Liga sus escandalosas cifras de Holanda: 14 goles y siete asistencias en media temporada. Un futbolista por tanto útil para buscar espacios en todo tipo de situaciones, pero que también sirve, cómo no, para buscarle por alto. El tiempo dirá cómo evoluciona como futbolista, puesto que es muy joven y ha cambiado ya varias veces de liga y país.

Apunta a ser la referencia, pero puede compartir punta de ataque.

El joven nórdico llega con la vitola de ‘9’ puro, pero parece claro que no tiene porqué serlo. A priori, Imanol Alguacil mantendrá el esquema de un solo punta, ya sea en 4-3-3 o en 4-2-3-1, con lo que Willian José, el propio Isak o incluso Portu y Mikel Oyarzabal pugnarían por un solo puesto. Cosa lógica por otra parte, puesto que hay muchos futbolistas de calidad arriba y es complicado prescindir de alguno en línea de tres cuartos por cambiar de esquema.

Sin embargo, Isak podría convertirse en importante en una variante: jugando él o el delantero brasileño escorados a la izquierda. Es una posibilidad quizás extraña, pero que no suena tan mal. Los dos delanteros centro se complementarían a la perfección pudiendo incluso rotar posiciones. Llegarían dos grandes rematadores al área, uno de ellos al segundo palo con superioridad respecto al lateral. Teniendo en cuenta que están Ander Barrenetxea, Oyarzabal, Adnan Januzaj, Portu, Martin Odegaard o incluso Martin Merquelanz como opciones en banda, es complicado imaginar que sea una alternativa que baraje el oriotarra de inicio, pero nunca se sabe. La otra opción, más evidente, pero también más remota y puntual, sería la de modificar el sistema a 4-4-2 para jugar con dos atacantes puros, y así beneficiarse el sueco de todo el juego entre líneas de Willian José. Un nombre más para la ofensiva de Alguacil.

¿Algo que añadir?