Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Jugadores

Juan Miranda: más que un lateral

Pasada la segunda jornada del Europeo Sub-19, en la cual España tenía la difícil papeleta de medirse ante Portugal en un partido en el que no fue capaz de pasar del empate, los chicos de Santi Denia se jugarán todas sus cartas ante Italia. Una derrota en la última jornada dejaría fuera a los españoles -a no ser que los portugueses perdieran por más goles-, en una especie de vendetta por parte de los transalpinos tras su eliminación a manos de España -entre otros- del último Europeo Sub-21.

Si en el primer encuentro de la fase de grupos ante la anfitriona Armenia, España fue muy superior e hizo mucho daño especialmente en sus ataques por los costados, ante Portugal la película fue muy distinta, aunque de nuevo las bandas volvieron a tener su dosis de protagonismo. Los lusos plantearon un partido más atrevido, adelantando más sus líneas de presión que los armenios -cosa nada difícil- y tratando de disputar la posesión del balón al cuadro español, que en varios tramos del partido fue de total dominio portugués.

Los extremos no consiguieron lucir tanto como ante Armenia, pero las bandas volvieron a ser clave.

España se hizo fuerte de nuevo desde sus costados, pero aunque Ferran Torres y Bryan Gil lo intentaron con cierta frecuencia, no consiguieron percutir con tanta eficacia una defensa lusa muy bien estructurada. Sin embargo, quien volvió a destacar desde el costado izquierdo con sus constantes incorporaciones al ataque fue el canterano del FC Barcelona Juan Miranda. Si ante Armenia se había mostrado como un jugador importante en los planes de Santi Denia anotando el segundo gol que deshacía el inesperado empate de los caucásicos, ante los lusos volvió ser capital de cara a gol abriendo el marcador y convirtiendo el único tanto de la expedición española en el partido.

Más allá del gol y del oportunismo del mismo, Miranda volvió a brillar por sus constantes subidas por el carril izquierdo, apoyándose en un Bryan Gil siempre abierto sobre la línea de cal. Esto, lejos de ser un impedimento, propició que el canterano del Barça se animara más a romper hacia el carril central, algo que no es novedoso en su fútbol. Así llegó su gol en un remate ‘doble’ (primero al palo y remachando él mismo su propio rechace) desde la frontal del área con su pierna menos hábil. Una diestra que no teme utilizar cuando pisa zonas interiores y busca rematar a portería, aunque la diferencia con su pierna izquierda es palpable.

Está claro que Juan Miranda responde al perfil de lateral de largo recorrido, con constantes intenciones de producir juego en campo contrario. Sin embargo, no se queda solo en eso. El canterano culé posee un físico primoroso, que no solo le permite incorporarse al ataque durante los 90 minutos, sino también tener la capacidad de correr hacia atrás para tratar de frenar una transición ofensiva rival. Un físico y una estatura que le hacen ser un buen defensor en el uno contra uno y además un arma efectiva en los balones aéreos, como ya demostró ante Armenia con su mencionado gol de cabeza tras un gran saque de esquina.

Un lateral zurdo y con recorrido, pero que en su fútbol esconde mucho más.

Aunque desde el plano físico cumple a la perfección con su cometido, ante extremos más escurridizos y técnicos -como puede ser el caso de Bryan Gil- Miranda suele sufrir más para retenerlos. A pesar de ello, tanto en lo táctico como en lo físico, nos encontramos con un jugador de lo más completo tanto en ataque como en defensa, sabiendo gestionar jugadas indistintamente por dentro o por fuera en un ataque de transición o en posicional.

Un lateral con mucho futuro y que con su fútbol -y también con sus goles- está siendo llave maestra en los planes de Santi Denia y en el desarrollo de este Europeo Sub-19 para la Selección Española. Sin haber debutado aún en La Liga, aunque sí lo hiciera en la Champions League, Juan Miranda se presenta como un relevo a la altura para un futbolista tan importante en el FC Barcelona como es Jordi Alba. Por posición y desempeño. La pregunta que todo aficionado culé se hace a día de hoy es cómo gestionarán su talento y su desarrollo futbolístico. Tan solo suma 19 primaveras, pero casos de esa misma posición como el de Grimaldo o incluso el de un reconvertido -y recomprado- Cucurella, serán aquellos que el soci blaugrana no buscará repetir.

Recomendamos la lectura de la entrevista de Tomàs Martínez en MarcadorInt a Juan Miranda tras el empate ante Portugal.

¿Algo que añadir?