Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Jugadores

La nueva delantera bermellona

Lo más difícil no es llegar, sino mantenerse. Uno de los mantras más repetidos y especialmente cuando hablamos de fútbol. Habitualmente se utiliza esta expresión cuando alguien que alcanza la gloria escapa del halago, pone sus pies en la tierra y afronta lo que viene tras el éxito como lo verdaderamente desafiante. Aunque el éxito es algo que cada uno marca a su manera, y los objetivos de todos no siempre pueden coincidir. En su retorno a la máxima categoría de nuestro fútbol, el éxito para el RCD Mallorca no es solo volver a encontrar su sitio en Primera, sino establecerse en él.

El conjunto de Son Moix logró un esperanzador ascenso a La Liga Santander tras superar la ronda de play off. Todo ello gracias al gran trabajo de Vicente Moreno desde la pizarra y al acierto de su parcela ofensiva de cara a gol. El cuadro mallorquinista finalizó la temporada con el tercer mejor registro goleador de La Liga 123, pero en el club bermellón son conscientes que en la máxima categoría no pueden relajarse en la producción de cara a puerta, pues un jugador capaz de llegar a las dos cifras anotadoras puede suponer la diferencia entre el descenso o la permanencia.

En el peculiar modus operandi del Mallorca en el mercado, apostando desde su etapa en la Segunda División ‘B’ por un bloque que ha superado numerosos escollos hasta devolver a los bermellones a la máxima categoría con dos ascensos consecutivos, los nombres «verdaderamente nuevos» en la plantilla escasean. Pero es en su ataque donde encontramos las nuevas apuestas de la dirección deportiva de cara a esta dura a la par que ilusionante temporada. Más allá de los refuerzos de Febas y Señé para darle ciertas dosis de juventud y aire fresco a una medular muy veterana, Pablo Chavarría, Álex Alegría e Igor Zlatanovic llegan a la isla para aumentar los registros de una delantera que será crucial en las aspiraciones del proyecto de Vicente Moreno. Estos se suman al fichaje definitivo de un Ante Budumir que ya formó parte de la disciplina bermellona la temporada pasada.

Delanteros de un perfil muy diferente, a la vez que complementario, para multiplicar los recursos ofensivos del nuevo Mallorca.

Con las cuatro incorporaciones, el Mallorca acumula ya seis hombres para actuar como puntas en un sistema de Vicente Moreno que se caracteriza por ser muy móvil. El técnico valenciano no se casa con ningún dibujo específico, alternando disposiciones tanto con uno como con dos delanteros, lo que le ha permito ajustarse a diferentes contextos de partido y rivales y que ha sido una de las claves por las que tenemos al Mallorca de vuelta a La Liga. Para un contexto tan poco determinado, es difícil discernir el rol y el protagonismo de sus nuevos atacantes, pero lo que es seguro es que Moreno acumula perfiles muy diferentes para sus puntas tras estas llegadas.

En un equipo donde el peso goleador en La Liga 123 recayó especialmente en sus extremos (Lago Júnior y Ariday Cabrera sumaron 18 tantos y 13 asistencias entre los dos) tener jugadores que sean capaces de dinamizar el juego por dentro a la par de ser efectivos en el remate será crucial en el modelo de juego de Moreno. Bajo esta premisa, Alegría, Chavarría y Zlatanovic llegan representando perfiles de delantero muy diferentes a la vez que complementarios. El andaluz es un punta con mucha capacidad asociativa lejos del área, especialmente aguantando el balón de espaldas y haciendo suyo cualquier balón largo aprovechando su envergadura y poderoso físico. Un delantero de los que ‘pivotea’. El argentino por su parte es un futbolista más ágil con balón, más móvil que Alegría, pero igualmente poderoso al salto. Mientras que Zlatanovic es un jugador que puede hacer las veces de extremo, menos poderoso en el apartado físico pero más desequilibrante que sus dos nuevos compañeros.

Todos ellos con capacidad para distribuir juego lejos del área, cada uno a su manera, siempre buscan finalizar de cara a puerta. No se generarán su propia acción de gol, pero facilitarán el trabajo en la elaboración y estarán disponibles para realizar el remate a un solo toque, aunque sus cifras anotadoras no sean las de un ‘9’ referencia. Muchos recursos diferentes para la vuelta del Mallorca a Primera y que Vicente Moreno deberá gestionar de la mejor manera para mantener la ilusión en una temporada compleja en Palma. Veremos si esta apuesta por tanto caudal ofensivo, como pudo pasar en otros proyectos similares como el del Rayo Vallecano la pasada temporada, no termina pasándole factura en el apartado defensivo a medio plazo, un mal que suele acompañar muchas veces a los equipos recién ascendidos.

¿Algo que añadir?