Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Jugadores

Acompañar a Morales

En un deporte colectivo como es el fútbol, la influencia de un jugador de forma individual sobre el resto se limita muchísimo. Aunque, como en todo, encontramos excepciones. Hay futbolistas con un nivel de determinación en el resultado tan importante que hacen crecer su relevancia para con el mismo y con el juego de su equipo. Fácilmente pensamos en los jugadores más grandes y nos salen ejemplos claros de lo que queremos decir, con Messi y Cristiano haciendo que todo gire a su alrededor de forma decisiva. Pero en los equipos con aspiraciones menores también encontramos casos similares, como pueden ser Iago Aspas en el Celta de Vigo o José Luis Morales en el Levante.

Más allá de la propia inercia del equipo, jugadores como Morales inciden directamente en el desempeño del mismo. El Levante sin su comandante sería otro completamente diferente, y por ello siempre se busca amoldarse desde el colectivo a lo que mejor convenga a su estrella. En esas, tratando de aclimatar un sistema que potenciara a su referencia y que a su vez sacase el máximo del equipo, Paco López encontró en el 3-4-1-2 su refugio particular. En esa doble punta, con Morales como conductor y a su vez finalizador de las transiciones levantinistas, tener un complemento al lado que le ofreciera los espacios suficientes era crucial para el éxito de sus ofensivas.

Las particularidades de Morales como punta dificultaban encontrar un socio adecuado, pero Paco López dio con la tecla.

Paco López encontró ese perfil especialmente en un Roger Martí que brilló con luz propia de cara a gol. 13 tantos en 31 encuentros en La Liga (23 de ellos como titular) le auparon a lo alto de la tabla de goleadores levantinistas, con una diana más que el propio Morales. Un rendimiento sobresaliente que no impidió que se repartiera las titularidades con un delantero de un perfil ciertamente diferente y que este año volverá a estar a las órdenes de Paco López: Borja Mayoral.

El canterano madridista es un delantero atípico a su definición, aunque cada vez más abundante en el fútbol de hoy en día. Un futbolista que, actuando en la punta del ataque, es más influyente lejos del área que dentro de ella. Si Roger es un puñal con capacidad para trazar la diagonal y generar espacios en ruptura, Mayoral es todo lo contrario. Un delantero de los que cuerpean, aguantan el balón y sacan a los centrales de su sitio para crear el espacio a su espalda. Ambos, con esa última premisa como objetivo final, la de crear espacios, casan a la perfección con un Morales que necesita de un socio que no solo le permita combinar en su avance hacia el área, sino que también le aclare el camino y le abra vías de acceso a la portería rival. Función que tanto Roger como Mayoral entienden y que ahora deberán compartir con una pieza más recién llegada en este mercado estival: Sergio León.

Sergio León viene a representar un nuevo perfil más en la delantera de Paco López.

El delantero sevillano llega al Ciutat para sumar recursos y opciones para acompañar a Morales. Sergio, sin embargo, representa un perfil más próximo a Roger que a Mayoral. Un futbolista incisivo al espacio, agresivo en sus movimientos, pero que habitualmente ha acostumbrado a buscar estos para sí mismo, trazando la línea de pase para su posterior conducción y finalización, su especialidad. Es un punta de los que se guisan su propio gol, y en eso será interesante ver cómo se mezcla con los ingredientes que ponga Paco López en juego. Porque para tener sitio en la mesa del Levante, combinar bien con su comandante Morales es un requisito indispensable. Aunque si la apuesta consigue acercarse en cierta manera al rendimiento que obtuvo de Roger, el técnico valenciano podrá estar de lo más satisfecho con su nueva delantera.

¿Algo que añadir?