Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Jugadores

Javi Sánchez para sumar en Pucela

El Real Valladolid incorpora a su disciplina otro de los cachorros de la cantera del Real Madrid. En este caso, se trata de Javi Sánchez, un central que ostentaba de la capitanía del Castilla hasta su salida este verano para formar parte de la disciplina del equipo pucelano. Con un buen rendimiento como central dominante en la defensa del filial del Madrid, Javi Sánchez parece cerrar la nómina de centrales con la que contará Sergio para la próxima temporada, a la espera de posibles movimientos de salida que puedan abrir la puerta a nuevas incorporaciones.

Javi Sánchez, de 22 años y con casi 1,90m de altura, es un defensa central con un gran dominio del juego aéreo y que destaca por su capacidad para ir al cruce con rapidez, anticipándose o yendo al suelo ante cualquier amenaza de su portería. Con un correcto dominio del balón y un excelente manejo de ambas piernas, no es extraño verlo como opción en los lanzamientos de falta, aprovechando su capacidad para imprimir potencia al disparo. Con dotes para organizar la defensa y el reto de crecer en un equipo en el que deberá ganarse cada minuto de juego, el canterano madridista puede reivindicarse como futbolista de cara a su futuro como profesional. Jugador del Real Madrid desde el 2006, comenzó su idilio con los blancos desde categoría Benjamín hasta liderar y capitanear la defensa del equipo filial, llegando a jugar una pretemporada con el primer equipo blanco.

Defensa central con un gran dominio del juego aéreo y que destaca por su capacidad para ir al cruce con rapidez, anticipándose o yendo al suelo ante cualquier amenaza de su portería, con un correcto dominio del balón y con un excelente manejo de ambas piernas.

No es extraño que Sergio se haya fijado tanto en un jugador del perfil de Javi Sánchez, pues es un central que casa bien con los que pueden serle útiles con su sistema, muy amparado en la defensa de cuatro, con el gusto por contar con dos centrales de distinto corte en la que la relación con el balón tiene importancia, pero en la que la seguridad y la superioridad en el área propio merece toda la atención. El dominio de los balones altos, sus dotes para jugar en largo y sus múltiples virtudes a nivel físico hacen de Sánchez un central interesante para cubrir la baja de alguno de los teóricos titulares (Calero, Joaquín u Olivas), en un puesto en el que el año pasado se debió de contar con Salisu (de la cantera blanquivioleta) y con Borja Fernández, pivote defensivo que tuvo que reconvertir su posición por necesidad, ante las muchas lesiones acaecidas la última temporada en La Liga. Ese crecimiento en las opciones facilita que el Valladolid tenga más números a la hora de conseguir uno de sus mayores objetivos para esta nueva temporada: ser más serios en defensa y conceder menos goles. Desde esa base, será más sencillo dar con la tecla en ataque.

La posible salida de un jugador como Calero dota de una importancia mayor a este fichaje, teniendo un buen surtido de centrales en los que apoyarse en el caso de no poder acometer un nuevo fichaje que satisfaga a todas las partes antes de que acabe el mercado de verano. Junto a Joaquín, que ya empezó a contar de manera seria con protagonismo la pasada temporada, Barba, que llegó como central/lateral zurdo, así como con Olivas, segundo preferido para Sergio en el centro de la zaga pucelana, Javi Sánchez complementa una plantilla que, ante todo, pretende cubrir todas las necesidades que puedan surgir a lo largo de la temporada para los de Zorrilla.

¿Algo que añadir?