Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Jugadores

Argumentos ofensivos para Garitano

Suele decirse que aquello que funciona bien es mejor no tocarlo, así evitamos poder estropearlo. Aunque, como es normal, muchas veces no es necesario tocar nada para que todo se tuerza. Tras una muy buena temporada en Vitoria, los cambios amenazaban con perturbar el feliz transcurrir de la competición en Mendizorrotza. Ya en el anterior mercado de traspasos, al iniciarse el presente año, una de las piezas clave del Alavés de Abelardo ponía rumbo a la que había sido su casa. Ibai Gómez retornaba a Bilbao buscando sacarse el mal sabor de boca de no haber podido triunfar en el club de sus amores. Su salida solo fue el principio de un drástico cambio en la parcela ofensiva babazorra.

En el presente mercado estival hemos visto en Vitoria a varios jugadores hacer sus maletas, aunque no precisamente por ventas inesperadas, sino por una gestión deportiva con alta propensión a las cesiones. Ninguno de los cuatro jugadores ofensivos del habitual 4-4-2 de Abelardo engrosan la plantilla a día de hoy. Ni las influyentes bandas (Jony e Ibai/Inui) ni los hombres que habitualmente copaban el área (Calleri y Borja Bastón). Aunque, lejos de todo esto, el cambio más importante empezaba en el banquillo. Asier Garitano tomó el relevo del técnico asturiano en una nueva oportunidad de dirigir a un equipo en La Liga tras no haber podido establecerse en San Sebastián.

La llegada de Garitano supone una apuesta continuista a la línea marcada por los técnicos recientes del Alavés.

En palabras del propio entrenador guipuzcoano, su idea pasa por no modificar la filosofía que venía trayendo el club babazorro. Si bien en ataque Garitano ha tenido que reconstruir la plantilla con nuevas piezas, hasta este momento de mercado ha conseguido mantener la columna vertebral del Alavés 18/19. Aunque los rumores asedian la actualidad del mercado alavesista, tanto Pacheco como la pareja Laguardia-Maripán además de Tomás Pina en el eje se mantienen en el club. Una parcela defensiva que se mantiene prácticamente intacta y a la que ha sumado el trabajo de Pere Pons.

Sin embargo, las opciones en ataque sí han tomado un nuevo cáliz. Si bien Asier Garitano viene apostando firmemente por el 4-2-3-1 a lo largo de su carrera, la apuesta continuista sobre la base implantada por Abelardo respecto a su filosofía de juego también puede trasladarse a su hermético 4-4-2, o al menos la confección de plantilla así nos lo puede hacer pensar. Además de las llegadas de Aleix Vidal y Luis Rioja, llamados a ocupar a priori las posiciones de banda, las apuestas por dos delanteros centro como Joselu y Lucas Pérez parecen tender hacia una doble punta en ataque.

Dos delanteros muy similares y con trayectorias parecidas que amplían la gama de recursos de Garitano.

Ambos, criados futbolísticamente en Galicia, son dos delanteros que comparten ciertas similitudes entre sí y con las ideas de su técnico. Dos puntas que son agresivos al espacio sin balón, con el área siempre como objetivo e igualmente intensos en la presión tras pérdida. Ambos compartiendo, además, una experiencia muy poco sarisfactoria en la Premier League, algo que contrasta con el nivel que llegaron a mostrar en nuestra liga, especialmente un Lucas Pérez que llegó a ser altamente productivo de cara a gol en aquel Deportivo de La Coruña de Víctor Sánchez del Amo. Sin embargo, esta elevada similitud puede generar dudas en cuanto a su complementariedad, algo que podría empujar a uno de los dos a ocupar otras zonas de influencia en virtud del 4-2-3-1 del de Vergara.

Posiblemente en un rol más alejado del área, ya sea por detrás del punta o escorado a una banda, Joselu pueda encajar mejor que Lucas, cuyo último tramo de su carrera parece orientarse de lleno a la zona de finalización. Sea como fuere, y a expensas de ver cómo se desarrollan los últimos días del mercado en Vitoria, Garitano gana argumentos en su ataque para seguir con esa línea continuista que se pretendía desde la dirección deportiva del Alavés y añadiéndole simultáneamente los matices que el guipuzcoano quiera darle a su nuevo proyecto en La Liga Santander.

¿Algo que añadir?