Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Jugadores

Ilusión por crecer en Son Moix

Un artículo de Joan Cloquell (@JoanCloquell)

En su vuelta a La Liga Santander, el RCD Mallorca ha remodelado su plantilla a fondo para intentar ser competitivos en el siempre complicado objetivo de evitar el retorno a la segunda categoría de nuestro fútbol. El club bermellón ha reforzado todas las líneas de su sistema, pero hoy queremos detenernos en un joven prometedor que brilló en Segunda División durante la temporada pasada y que aportará variantes en el sistema e ilusión en la plantilla mallorquina.

Febas llega al Mallorca para aportar una dosis de calidad con balón a la medular bermellona.

Se trata de Aleix Febas Pérez, jugador formado en la cantera del Real Madrid y que durante la temporada pasada militó en el Albacete como cedido. Febas es un joven centrocampista de 23 años con capacidad de creación de juego y finalización de jugadas. Así lo demuestran los 3 goles y otras tantas asistencias que consiguió en los 40 partidos (38 de liga regular y 2 de playoff por el ascenso) que disputó en el Albacete y que ayudaron al equipo manchego a luchar por ascender cuando, a priori, era un equipo con otras aspiraciones en mente.

Febas llega al Mallorca tras desvincularse del Real Madrid y firma como bermellón hasta junio de 2023. Tras demostrar que está capacitado para ser importante en Segunda División, llega su momento de subir un peldaño más con la libertad de haber firmado un contrato largo y de estar en un equipo que confía en él a medio plazo. Aleix puede jugar tanto en la posición de mediocentro como de mediapunta en el 4-2-3-1 que tiene pensado Vicente Moreno para aportar sostenibilidad en el eje al Mallorca y poder competir en La Liga.

En un rol de organizador con capacidad de llegada, tendrá que disputarse el puesto en la zona con más competencia en la plantilla de Vicente Moreno.

En principio, partirá como suplente en un equipo donde Salva Sevilla será el mediocentro creador, acompañado de Baba como el pivote que guarde la posición y ordene al equipo en la pérdida, mientras que Dani Rodríguez apunta a ser el mediapunta que lance la jugada tanto a extremos como al delantero. Pero ese contexto debe ser idóneo para que un joven con mucho recorrido vaya teniendo minutos de aprendizaje tanto en entrenos como en partidos y se adapte a la nueva categoría. A partir de ahí, su alta calidad con el balón, su capacidad de creación de juego y la ilusión por triunfar puede ser una unión perfecta para que Vicente Moreno tenga un recurso más que aumente la competitividad y la lucha por una permanencia que estará muy cara.

¿Algo que añadir?