Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Equipos

Las cuentas pendientes del Arsenal

A pesar de haber sido, contra todo pronóstico, uno de los animadores del mercado de fichajes de la Premier League, el Arsenal apenas movió ficha en durante la primera jornada de la competición regular inglesa. Los de Unai Emery consiguieron firmar una victoria por la mínima ante el Newcastle con un equipo y un sistema similares a lo que ya se habían visto en la temporada pasada. Desde el banquillo, dos de los fichajes consiguieron apenas unos minutos para dejarse ver, pero sin grandes alardes. Dejó el Arsenal por tanto una sensación amarga, no por el juego, sino por la impresión de no haber cumplido con la expectativa común y extendida de poder ver las novedades en el comienzo de la gran competición liguera.

Le queda a Unai, por tanto, mucho que encajar en un equipo que ha realizado un mercado interesante y que, juntando sus altas a las posibles combinaciones con los jugadores afianzados en el conjunto gunner, puede mostrar una imagen renovada y ambiciosa después de unos años en los que el Arsenal ha sido la sombra de lo que hace no tanto tiempo fue. Línea por línea, el equipo de Londres ha hecho incorporaciones en las que la novedad puede traer mayores opciones o mejores encajes con las piezas ya establecidas, facilitando que la máquina gunner esté lo suficientemente engrasada para competir ante los grandes retos de la temporada 2019/20.

Si bien la portería apenas sufre cambios, haber encontrado en Bernd Leno un seguro bajo palos da estabilidad a toda la línea defensiva, estableciendo una salida de balón limpia y la opción de buscar el pase largo, con un portero completo que facilita las cosas a un equipo que siempre gusta de complicarse la vida en la zaga. Parte de culpa la tenían los centrales. Ni la recuperación de Koscielny ni la llegada de refuerzos como Mustafi hicieron posible que la línea defensiva fuera fiable. Es ahí donde entra David Luiz, último fichaje gunner que, lejos de la avalancha de críticas a su juego, puede potenciar de manera absoluta las posibilidades defensivas londinenses con su capacidad de conducir y jugar el balón desde la base, en corto y en largo, así como dotar de poderío por alto en ambas áreas. Un defensa con puntos en contra, con características a pulir, pero que mejora con mucho las variantes del equipo antes de su llegada. Sin embargo, es en el lateral zurdo donde el Arsenal da un paso diferencial con la incorporación de Kieran Tierney, jugador escocés, ex del Celtic, que multiplica el nivel en la banda izquierda del equipo inglés. Su llegada es un soplo de aire fresco que dota al equipo de Emery de movilidad y osadía para dominar toda la banda izquierda, dándole opciones en defensa, pero también en ataque. Una opción más que interesante como relevo para Monreal, con la vista puesta en que acabe siendo un fijo en el once de los gunners.

Con la esperanza de afianzar todos estos cambios y con la ambición de volver a estar entre los grandes destacados de la competición, el Arsenal de Unai Emery aspira a confiar en piezas nuevas y viejas del proyecto gunner.

En mediocampo, la pieza fundamental ha sido la incorporación de una de las estrellas del pasado Europeo Sub-21. Dani Ceballos llega al Arsenal cedido por el Real Madrid por las pocas opciones que tenía en el club blanco para mostrar su calidad en un año en el que buscará ser diferencial y demostrar toda su valía. Como interior o como mediocentro, este polivalente jugador puede destacar tanto a balón parado como en conducción o asociación, para crear juego o para finalizar, siendo uno de los centrocampistas más completos y desbordantes de su generación. Ese estilo, unido a la calidad en la medular de Torreira o Guendouzi, puede conducir al equipo de Emery a un centro del campo más que notable en el que combinen la altura de juego, la posesión de balón y la capacidad de superar por calidad a muchos de los equipos del campeonato inglés. Un detalle que en las últimas temporadas habían perdido pero que eran uno de los grandes puntos fuertes del Arsenal en la Premier League.

En la delantera, sumándose a la siempre fiel relación de Aubameyang con el gol y con la irregular capacidad de Lacazette, llega uno de los grandes nombres de este mercado, por el que se han peleado algunos de los gigantes del continente: Nicolas Pépé. El ex delantero del Lille llega al Arsenal para ser un golpe sobre la mesa que acabe de afianzar el poderío de los londinenses y que permita a Emery poder armar un ataque de garantías que no tema a ninguna de las defensas del campeonato. Contando con la velocidad y movilidad de Pépé, que no es un delantero centro al uso, su posición, bien por detrás del punta o echado a una banda, puede ser clave para el éxito de las aspiraciones del Arsenal, demostrando en Inglaterra que su relación con el gol puede saltar con él el Canal de la Mancha y acompañarle por todos los estadios de Inglaterra.

Con la esperanza de afianzar todos estos cambios y con la ambición de volver a estar entre los grandes destacados de la competición, el Arsenal de Unai Emery aspira a confiar en piezas nuevas y viejas del proyecto gunner, intentando mezclar en una receta ganadora todos los ingredientes que permitan volver a ser el Arsenal que siempre nos esperamos pero que nunca acaba de llegar. Todo dependerá de si las compras y las ventas responden a las deudas que tenía el conjunto londinense y si no aparecerán nuevas deudas pendientes para la próxima temporada que ya empieza.

¿Algo que añadir?