Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Jugadores

Raúl García para Gaizka Garitano

La figura de Raúl García dentro de este Athletic Club tiene una importancia capital. Encaja como anillo al dedo a lo que demanda Garitano y al sistema y estilo de juego que ha implantado el técnico vasco. Un trabajador dentro del campo de los que ya no quedan. Un jugador que es clave tanto en fase ofensiva como defensiva. Gaizka le ha puesto la etiqueta de ‘indiscutible’ a Raúl García, y más viendo el gran nivel que ha mostrado en las tres primeras jornadas de La Liga.

El Raúl García sin balón es una de las piezas más importantes del Athletic Club. Sobre todo en la presión alta. El jugador navarro sabe perfectamente su rol y lo que tiene que hacer en esta faceta del juego. Lo vimos ante el Barça y la Real, Raúl se encarga de cubrir la primera línea de pase del equipo rival. Con Frenkie De Jong su marcaje fue muy claro, y con Illarramendi y, posteriorimente, Merino también. Ahí el jugador navarro no deja respirar al receptor, realizando un marcaje al hombre perfecto y obligando a que el equipo rival rife un balón en largo. Todo esto permite al Athletic Club robar, en gran parte de las ocasiones, muy arriba y, a partir de esa situación, implantar un juego directo muy determinante en campo rival. Por lo tanto, el papel en la presión de Raúl García tiene una gran importancia. Por lo que ofrece y las consecuencias que tiene.

Raúl García es igual de importante en tareas ofensivas como defensivas.

En fase ofensiva su figura sigue teniendo la misma importancia. Sobre todo por los apoyos que ofrece constantemente a sus compañeros. Sostiene al equipo arriba, cuando Yuri o Capa se proyectan ofensivamente siempre encuentran en Raúl García la forma ideal para dar continuidad a la jugada. Ofrece líneas de pase a los mediocentros y combina por el carril central con Muniaín, quien tiene mucha tendencia a ir hacia el centro.

Sus movimientos y su lectura de juego también son muy positivos para el equipo. Ya sea para limpiar la zona u ocupar posiciones cuando un compañero sale de ella. A Raúl se le ha visto ocupar la posición de ‘9’ cuando Iñaki Williams salía para buscar otras soluciones.

La figura de Raúl García significa mucho para este Athletic Club. Además, casa muy bien con todo lo que pide Garitano en todas las facetas del juego.

Raúl García es uno de los jugadores más importantes, por no decir el que más, de la etapa de Gaizka Garitano en Bilbao. Un jugador muy de su estilo, y que le da sentido a todo. El navarro es una pieza que le permite al Athletic imponer un juego directo, muy de Garitano, muy efectivo e implantar una presión muy adelantada.

El navarro es un perfil de jugador que, sobre todo a técnicos con la misma idea que Gaizka Garitano, a muchos entrenadores les gustaría tener bajo sus órdenes. Hace que todo parezca más fácil: por las variantes que ofrece y por cómo, y cuándo, lo hace. Es clave en la presión, un seguro en los duelos aéreos, aguanta el balón siendo un apoyo para todos y, aspecto muy importante, hace que todos reciban de cara a portería. Algo a lo que además suma una notable cuota goleadora. Resumiendo, Raúl García es la esencia del Athletic Club de Garitano. Su figura lo define todo.

¿Algo que añadir?