Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Guía BP LaLiga 19/20

Guía BP LaLiga 19/20: Levante UD

Comandados a la permanencia

El Levante necesitaba corregir ciertos aspectos, especialmente defensivos, acudiendo al mercado. Muchas caras ya reconocidas volverán a vestirse de azulgrana en un proyecto dirigido una temporada más por Paco López y comandada por José Luis Morales. Una permanencia tranquila, el principal objetivo en Orriols.

Un texto de Dani Souto (@DaniiSouto)

Tras una temporada de altibajos, la misma que supuso la confirmación del proyecto de Paco López al frente del banquillo granota, el Levante UD busca alcanzar de nuevo la permanencia una temporada más en La Liga con la ambición añadida de crecer en sus aspiraciones buscando la salvación con menos apuros que las últimas campañas. La apuesta, no solo en el banquillo sino también sobre el césped, se ha mostrado continuista con aquellas piezas que ya frecuentaban el Ciutat de València la temporada pasada. Con Morales como líder natural, el conjunto de la capital del Turia necesitaba reforzar posiciones más retrasadas para ganar una estabilidad que nunca llegó a tener y que cerca estuvo de condenarle en las últimas fechas del campeonato. Y, aunque se han reforzado en todas las líneas -la defensiva también- parece que el mercado que se ha llevado a cabo en Orriols es positivo en cuanto a nombres, con mucha cara conocida, pero insuficiente quizás para dar un salto necesario al siguiente escalón.

¡Descarga la Guía BP del Levante en pdf o la Guía BP de La Liga al completo siguiendo este enlace!

Con su planteamiento ofensivo por bandera, Paco López consiguió aglutinar el talento goleador en la zona de definición, buscando constantemente el acomodo adecuado para su principal baluarte, José Luis Morales. El técnico valenciano probó con diferentes dibujos y esquemas para ubicar al madrileño lo más cerca del gol pero a su vez lo más productivo posible para con el juego de su equipo. Como bien indica su apodo, Morales es el socio ideal para comandar las vertiginosas transiciones que plantea este Levante, que pasó de ubicarle en el carril zurdo donde su asociación con Toño parecía ser muy fructífera, para acabar ubicándolo en el centro, en la punta de lanza para relacionarlo más con la finalización de la jugada. Algo que no le salió del todo mal a Paco López, pues junto a él se destapó especialmente la faceta goleadora de un Roger Martí que dio muchos puntos por sí mismo con su puntería de cara a gol.

Esta temporada los derroteros parecen ir por el mismo camino; una falta incipiente de equilibrio y contundencia defensiva, aunque en el mercado se tratase de paliar, y una apuesta ofensiva pensada desde la verticalidad, sin pasar por el centro del campo, con Morales como líder más centrado en busca de un socio que sume tantos o más goles que él. Algo tendrán que decir los Rochina, Bardhi, Campaña o Melero que unos metros por detrás tratarán de dar rienda suelta a su talento para lograr el objetivo del Levante: vivir una temporada tranquila en La Liga.

Paco López

Paco López afronta su segunda temporada al frente del Levante al completo tras llegar al conjunto granota a mitad de la campaña 17/18 desde el filial como parche para solventar la difícil papeleta de la salvación, algo que logró con creces y una espectacular racha positiva de resultados desde el trabajo y el esfuerzo colectivo plasmados en una idea de juego ofensiva y descarada.

Y es que la humildad en el trabajo, siendo un entrenador que conoce muy bien las categorías más bajas de nuestro fútbol, es una seña de identidad del técnico valenciano. Con él, el Levante ha logrado cierta estabilidad en los resultados que le han permitido superar sin demasiados apuros el objetivo de la permanencia en La Liga. Aunque no hay tiempo para relajarse, pues el objetivo del Levante debe seguir siendo ese una temporada más.

José Luis Morales

Posiblemente resulte muy complicado encontrar un apodo que refleje mejor lo que es un futbolista en esto del balompié. José Luis Morales ‘el Comandante’ es el líder indiscutible de este Levante. Uno de esos jugadores con un talento especial, que emana un aroma al fútbol de calle, al de la filigrana y el descaro, que forma parte ya del patrimonio de La Liga.

Su influencia en el Levante, más allá de lo motivacional como líder auténtico del vestuario, es total tanto en el juego como en la finalización. No solo es el principal recurso ofensivo de cara a puerta del cuadro levantinista, sino que es su principal argumento en un discurso con el que encaja a la perfección desde la llegada de Paco López. Extremo zurdo por naturaleza, cada vez le vemos más centrado hacia la zona del área, acercándole a la finalización aunque alejándole de la generación de la jugada, donde es igualmente importante. Sea como sea, Morales es el comandante que todos querría para su equipo.

Un Levante a la ofensiva

El Levante pecó la temporada pasada de cierta fragilidad tanto en su medular como especialmente en la defensa del área, aspectos que viendo la plantilla, han tratado de corregir esta temporada con especial ahínco, aunque no termina de ofrecer las garantías de que el parche sea suficiente para taponar la herida.

En defensa, el conjunto granota prácticamente se reconstruye por completo con varias caras nuevas y algunas ya conocidas pero necesarias, como es el caso de Rubén Vezo, que apunta a ser el líder desde la parcela central. Los laterales, que habitualmente han tenido su peso ofensivo en los planes de Paco López, también se han visto reforzados ante la inestabilidad en lo extradeportivo de un Toño que podía haber sido capital y un Coke al que los años ya comienzan a hacer mella. Habrá una dura pugna por la titularidad en esta línea a lo largo de la temporada.

Si postulábamos esa falta de equilibrio en la medular como uno de los principales problemas del Levante la temporada pasada, este año, a excepción de Radoja, todas las incorporaciones vienen a aportar más leña a la hoguera. Otra cuestión muy diferente es que mejore lo que hay, pero lo que está claro es que con Bardhi, Campaña, Melero y Rochina, recursos hay en este Levante para trazar planes muy diferenciados.

Por último la parte ofensiva conserva sus piezas más importantes de la temporada pasada, con Morales como líder indiscutible, seguramente echado definitivamente al carril central, y con Roger Martí como punta de lanza. Un Roger al que hay que sumarle nuevos socios como Sergio León, un delantero más autosuficiente, Borja Mayoral, para explotar su juego de espaldas fuera del área o un Hernâni que promete dar mucho espectáculo por fuera. Gran variedad de registros para alimentar la ofensiva de Paco López en pos de la permanencia en La Liga.

Un mercado insuficiente

Si bien el Levante debía acometer fichajes especialmente para la parcela defensiva en pos de ganar ese equilibrio ataque-defensa necesario para no sufrir en exceso en una nueva campaña difícil en La Liga, no se puede decir que desde las oficinas de Orriols no se haya intentado, pero no es menos cierto que los refuerzos dejan la duda -en su mayoría- de poder garantizar que supongan una verdadera update a lo que ya había en la plantilla. Ahora bien, la competencia está servida en todas las líneas.

Vezo probablemente haya sido la mejor incorporación del conjunto granota para la maltrecha parcela defensiva. Una llegada a la que hay que sumar las de Miramón y Clerc para sumar competencia a Coke y Toño respectivamente, añadiendo dos laterales de calidad para aportar savia nueva al Levante de Paco López.

En la medular Radoja era el jugador esperado para poder, o bien acompañar a Vukcevic en el círculo central, o repartise los minutos con el montenegrino, que fue una de las buenas noticias la temporada pasada aunque pecó de ser insuficiente.

Aunque no parece tan insuficiente el trabajo realizado por la dirección deportiva en la parcela ofensiva. Al desparpajo y técnica de un jugador aún por experimentar como Hernâni, hay que sumar la variedad de registros que le añaden a Paco López para la posición de 9. Socios, y de lo más variopintos, no le van a faltar a Morales. Todo para compensar una baja sensible como es la de Jason.

¿Algo que añadir?