Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Guía BP LaLiga 19/20

Guía BP LaLiga 19/20: Real Sociedad

Un proyecto muy ‘Real’

Esta Real Sociedad engancha y crea unas expectativas muy altas. Los fichajes, la enésima irrupción de Zubieta y el asentamiento de las bases jóvenes del equipo ilusionan a la gran mayoría de aficionados.

Un texto de Unai Valverde (@Unaaivalverde)

La Real Sociedad ilusiona. Podría ser la mejor definición de este proyecto de 2019-2020 mirando hacia el futuro. Imanol Alguacil, de la mano del director de fútbol Roberto Olabe, ha confeccionado y preparado una plantilla para competir por todo en cualquier momento o circunstancia. La Real estéril y con un solo plan es historia, puesto que el técnico de Orio ofrece variantes de todo tipo gracias a los diferentes perfiles de jugadores que tiene en el equipo. Los fichajes han tenido un impacto inmediato y apuntan a seguir creciendo, sobre todo, Martin Odegaard y Alex Isak, que apuntan muy alto. Es un conjunto de garantías al fin y al cabo, y el hype está servido en Zubieta y en el remodelado Anoeta.

¡Descarga la Guía BP de la Real en pdf o la Guía BP de La Liga al completo siguiendo este enlace!

Tras una temporada muy irregular donde el estreno del nuevo estadio no generó el efecto esperado en cuanto a puntos como locales, la Real afronta la temporada definitiva de reacción, que coincide con el primer año del nuevo Anoeta totalmente terminado. Imanol Alguacil coge los mandos por primera vez desde julio para transmitir su pasión por la Real y su estilo desde el primer momento. Y se está notando. El equipo ha recuperado el alma y la idea clara de juego, teniendo unas cuantas variantes para alterar el rumbo del partido cuando sea necesario. Para conseguir esto Imanol ha adquirido perfiles diferentes a lo que había en plantilla como Portu e Isak para dinamitar el ataque a base de rupturas u Odegaard para tener un perfil de ’10’ que desapareció con la retirada de Xabi Prieto.

La Real es, de nuevo, un equipo alegre, con una propuesta propositiva, pero no tan pausada como con Eusebio, por ejemplo. Imanol quiere implantar esa chispa que permita a la Real ser más vertical sin renunciar nunca a intentar dominar el esférico. Son fundamentales las rápidas conducciones de Odegaard y Oyarzabal para avivar el ritmo de los ataques realistas. Y en segundo lugar, dos revulsivos para reventar los partidos: Portu en derecha, e Isak en punta o escorado a la izquierda.

Se podrían dar varios pasos a un lado durante la temporada que podrían afectar positivamente o negativamente al equipo. El primero en la portería con Moyá y Remiro peleando por el sitio del cedido Rulli. El segundo en la zaga con Le Normand pidiendo sitio en el once y con la incógnita posicional de Zubeldia. El tercero en la medular con Illarra y Zurutuza pudiendo dejar sitio a Zubeldia, Merino y Guevara. Y por último arriba con las irrupciones de Isak y Portu haciendo peligrar las titularidades de Willian José y Januzaj. Si los fichajes se adaptan rápido y crecen junto al equipo y la localía comienza a producir puntos, la Real Sociedad 2019-2020 puede aspirar seriamente a entrar en competiciones europeas.

Imanol Alguacil

Imanol Alguacil coge por primera vez al equipo realista desde julio, algo que debe reforzar el proyecto del técnico oriotarra. Alguacil ha salvado al equipo en las dos ocasiones en los que ha tenido que intervenir tras los despidos de Eusebio Sacristán y Asier Garitano. Su alegría, ganas y saber hacer han permitido a la Real tener una idea de juego que, aunque sea más flexible que con Eusebio, es clara: el juego asociativo vertical.

Para ello precisamente le han diseñado la plantilla. Jugadores de muy buen toque en todas las líneas y futbolistas con capacidad de ruptura. Imanol pretende presionar muy arriba, robar y acabar rápido jugadas, detalles que ya hemos podido ver en este arranque de la temporada. Un fútbol asociativo sin tantos lances de posesión estéril en campo propio, siempre con intención. Puede que sea el proyecto definitivo de la Real para acercarse tras varias temporadas a Europa y permitir asentarse a Alguacil en el banquillo de Anoeta.

Mikel Oyarzabal

Mikel Oyarzabal será el capitán del barco realista en el terreno de juego. El joven atacante eibartarra será la pieza angular de la Real de Imanol ya sea desde la banda izquierda o por dentro. Tras una gran temporada y un Europeo sub21 impecable, las dudas sobre su futuro aparecieron, pero él las disipó rápidamente. Quiere crecer con la Real y el equipo que tienen los txuri urdines para acompañarle invita al optimismo.

Oyarzabal ha mejorado exponencialmente muchos de los defectos que tenía cuando empezó. Se ha convertido en un pilar goleador fundamental, sumando trece tantos el año pasado, ayudando en la Real a repartir el peso goleador. Sin embargo, no hay goles sin asistencias, y ahí Mikel tiene trabajo pendiente, pero aun así dio cuatro pases de gol la pasada campaña. El trabajo de Oyarzabal es la clave de su importancia. Se deja el alma presionando y buscando robar el balón y da la impresión de que no se cansa de correr y correr.

Una de las mayores virtudes del ’10’ txuri urdin, y una de las cosas que menos se mencionan, es la conducción de balón. Es prácticamente imposible robarle el esférico cuando lo tiene pegado al pie. Destroza líneas con una habilidad increíble, en parte, gracias a que si se le va un control, presiona muy rápido y se termina llevando la mayoría de rechaces. Con tanto jugador de buen pie a su lado, Mikel deberá mantener sus números y su nivel de trabajo para ver si consigue dar un paso adelante en otros aspectos.

Mucha calidad capitaneada por Oyarzabal

La Real Sociedad tiene en su plantilla muchas más variantes que en años anteriores. Y quizás sea el primer verano donde el once tipo no está tan claro, pudiendo variar jugadores en seis o siete posiciones. La idea inicial parte de un 4-3-3. Imanol Alguacil deberá tomar decisiones a la hora de alinear, pero hay un futbolista que tiene su puesto asegurado: Mikel Oyarzabal. El crack de Eibar liderará al equipo desde donde sea, pero siempre desde la titularidad. Lo lógico, viendo que en la medular hay muchas alternativas, es que parta desde la banda izquierda, pero puede actuar en todas las posiciones de ataque, incluso de 9 si hiciera falta, como se vio en el último Europeo. Acompañándolo estarán, si todo va bien, Willian José en la punta de ataque, Martin Odegaard por dentro y Adnan Januzaj en derecha. Aunque ninguno de los tres es indiscutible a priori, con Portu, Ander Barrenetxea y Alexander Isak como principales sustitutos, pero parten con ventaja.

Yendo hacia atrás, la medular supone la mayor incógnita. Si el 4-3-3 se mantiene, Odegaard tendrá muchas papeletas de jugar como interior más adelantado, pero no todas. Zurutuza es el recambio ahí y podría entrar a lo largo del año. Mikel Merino parece que tiene la posición casi asegurada como primer interior. Pero la duda viene en el pivote. Asier Illarramendi, Ander Guevara e Igor Zubeldia lucharán por hacerse un hueco, pero debido a los problemas físicos del capitán, Zubeldia parece partir con ventaja.

Aunque los pocos efectivos que hay en defensa pueden reconvertir definitivamente a Zubeldia a central, ya sea acompañando a Diego Llorente, que parte como claro favorito, o a Robin Le Normand. El que menos papeletas tiene es Modibo Sagnan, mientras que Aritz irá turnándose del lateral al central según convenga. Precisamente en el lateral es donde más claras están las cosas. Joseba Zaldua es un fijo y Andoni Gorosabel tiene pocas opciones. En la izquierda Ahien parte como titular, con un Kevin muy ofensivo como bala en la recámara. La portería es el objeto de debate. Ha empezado Moyá de titular, pero la apuesta total del club pasa por Remiro.

Rápidos y eficaces

Unos de los aspectos que más suelen pesar en el entorno txuri urdin son la forma de actuar y los tempos del mercado de fichajes. Sin embargo, y salvo algún detalle, este verano ha sido completamente distinto en las oficinas de Zubieta. El trabajo se ha hecho rápido y bien, sobre todo en el apartado de llegadas.

Se han reforzado todas las líneas, apuntalando aspectos que estaban debilitados o eran inexistentes. Las incorporaciones de talento joven, aún por pulir pero con muchísimo potencial en sus botas como Martin Odegaard y Alexander Isak suponen un añadido a la plantilla de la Real esta temporada.

El rejuvenecimiento de la plantilla es evidente, y se pronuncia más con el fichaje del central zurdo francés Modibo Sagnan, de 20 años, que llega casi sin experiencia profesional desde el Lens, como apuesta de futuro. Portu, por su parte, es uno de los traspasos estrella del verano. A sus 27 años, llega del Girona para ofrecer dinamismo al ataque txuri urdin. El fichaje más veterano es Martín Monreal en una operación realizada en los últimos días del mercado para reforzar la defensa. La otra llegada joven es el del portero Alex Remiro, que llega libre procedente del Athletic Club para cubrir la salida de Gero Rulli rumbo a Montpellier.

En cuanto a bajas, Juanmi fue el primero en salir al Betis. Aunque otros hombres de importancia las últimas temporadas también han abandonado la disciplina txuri urdin como Raúl Navas y Héctor Moreno. Jon Bautista es uno de los jóvenes talentos de Zubieta que sale cedido para poder reencontrarse con el gol en el Eupen belga. Sandro y Theo Hernández por su parte no volverán tras sus cesiones no fructíferas en una plantilla que equilibra muchas de sus salidas con refuerzos desde el filial donostiarra.

¿Algo que añadir?