Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

FútFem

Debut europeo

Se terminó la semana de estreno para el fútbol femenino español. Después de disfrutar del pistoletazo de salida de la Primera Iberdrola, los equipos españoles han iniciado su camino en la Champions League con la ida de los dieciseisavos de final. Tras conseguir los tres primeros puntos en sus respectivos encuentros, tanto FC Barcelona como Atlético de Madrid han solventado con victoria su primer encuentro en la máxima competición europea. Pese a que la prioridad para ambos está en el campeonato doméstico, Europa es una ilusión sobre la que seguir madurando dos proyectos ganadores que se encuentran en puntos distintos.

El Barça se medía el miércoles a la Juventus, uno de los proyectos más jóvenes del Viejo Continente. La eliminatoria comenzaba en Italia, en el Giuseppe Moccagatta. Para las de Lluís Cortés era vital llevarse un buen resultado para la vuelta en el Estadi Johan Cruyff y así fue. Tuvieron que verse las caras con un equipo que no pudo contar con Bonansea, su mejor futbolista, por lesión, pero que no puso las cosas fáciles. Las de Rita Guarino salieron a escena con un 1-4-4-2 en bloque bajo y líneas muy juntas para cerrar espacios e incomodar el tipo de fútbol que suele practicar el Barcelona. El plan les estaba saliendo más o menos bien hasta que Alexia anotó el primero, entonces se tuvieron que abrir y, con espacios, las catalanas se sintieron más cómodas.

Pese a que la prioridad para ambos está en el campeonato doméstico, Europa es una ilusión sobre la que seguir madurando dos proyectos ganadores.

El choque lo sentenció Marta Torrejón después de un pase magistral de Alexia, que fue la mejor del equipo. La mala noticia fue la expulsión de Mapi León para evitar que la Juve se llevara el tanto que dejaba la eliminatoria más ajustada. La zaguera se sacrificó para que las suyas se llevaran un resultado que deja los dieciseisavos casi sentenciados. Con dos tantos de ventaja y sin haber encajado fuera de casa, el pase debería cerrarse sin problemas el próximo 25 de septiembre en el Estadi Johan Cruyff. En fútbol nunca se sabe, pero tendrían que darse muchos factores para no ver al FC Barcelona en octavos de final de la Champions League.

El Atlético de Madrid viajaba a Serbia para medirse al Spartak Subotica en lo que parecía que iba a ser una victoria contundente. Sin embargo, una vez sobre el césped, el resultado no fue el esperado, aunque la victoria terminó siendo para las colchoneras (2-3). Los 90 minutos fueron de lo más interesante a nivel táctico. Sánchez Vera comenzó con un 1-4-1-3-2 mientras que las serbias lo hicieron con un 1-4-5-1; superior el cuadro visitante, que tenía el balón, pero no encontraba los espacios ante el cerrojo local. En la segunda parte, el técnico madrileño optó por una defensa de tres con las laterales incrustadas en ataque y acumuló más jugadoras en la construcción de la jugada. El cambio funcionó a nivel ofensivo, pero no a nivel defensivo, donde el equipo estuvo muy frágil.

Un cambio a defensa de tres que funcionó a nivel ofensivo, pero no a nivel defensivo, donde el equipo estuvo muy frágil.

La mejor noticia para el Atlético de Madrid fue el resultado porque el siguiente partido es en la capital. Anotar tres tantos fuera de casa es una ventaja si en la vuelta consiguen llevar la eliminatoria a su terreno. Sánchez Vera es un técnico intervencionista, se pudo ver en la segunda mitad cuando cambió la disposición de su equipo sobre el terreno y ahora, con más referencias sobre el rival, podrá preparar mejor el siguiente encuentro en busca de estar en los octavos de final otro año más.

Pero antes de pensar en la Champions League, ambos equipos deben centrarse en la Primera Iberdrola, donde se medirán el día 21 de septiembre en el Estadi Johan Cruyff en el primer duelo directo por el título. Antes, las azulgranas viajan a Madrid para medirse al Rayo Vallecano y las rojiblancas reciben al Sevilla en casa. Dos encuentros complicados en los que tendrán que sacar los tres puntos si no quieren llegar al derbi en situación de desventaja. Lo va a tener algo más complicado el cuadro colchonero, que recibe a uno de los equipos que mejores sensaciones ha dejado hasta la fecha. La emoción está servida.

¿Algo que añadir?